El Economista - 70 años
Versión digital

jue 23 May

BUE 11°C

Los depósitos en pesos cayeron por la alta inflación

Los depósitos en dólares mejoraron.

18 agosto de 2016

El último Informe sobre Bancos del BCRA, publicado ayer, mostró que en un año de alta inflación, los depósitos en dólares realizados por privados tuvieron una gran predominancia y crecieron al 49% en los últimos 12 meses (64% es el dato anualizado desde noviembre del 2015). Por el contrario, los depósitos en pesos crecieron nominalmente 26,8% en términos interanuales, pero quedaron muy atrás de la inflación: en concreto, 12,1% por debajo.

Dentro del segmento de depósitos en pesos, aquellos a plazo crecieron 31,5% en los últimos 12 meses, lo que implica una caída real del 8,9% interanual. Por su parte, los depósitos a la vista tuvieron un crecimiento nominal de apenas 22,7%, lo que en términos reales significa una caída del 15%

Esos son los datos de los últimos 12 meses. En junio, particularmente, los depósitos privados en moneda nacional crecieron 7%. De ellos, los que son a la vista fueron los que impulsaron el crecimiento, con una suba del 10,8%, lo que según el BCRA se explica en parte por el cobro de aguinaldos. Los depósitos a plazo, por su parte, crecieron al 3,7%.

Los préstamos

Las financiaciones en pesos a los privados mostraron en los últimos 12 meses un incremento del 25,7% nominal, lo que implica una caída real del 12,8% una vez que se lo ajusta por la inflación registrada. Todo esto redondeó un incremento del saldo total de préstamos en moneda nacional del 31,6%, que representa una caída de 8,7% interanual en términos reales.

Viendo el destino de los préstamos se descubre que el financiamiento a empresas creció nominalmente 29,5% en los últimos 12 Los depósitos en pesos cayeron por la alta inflación meses, es decir que tuvo una caída del 10,2% en términos reales. En cambio el crédito a los hogares creció 34,6%, por lo que la caída fue de 6,7% en términos reales.

En junio el financiamiento a las empresas creció nominalmente 3,6% en junio con respecto al mes anterior, impulsado por el crédito bancario a comercios e industrias. En cambio, el saldo de las financiaciones a las familias aumentó 1,8% respecto al mes pasado, lideradas por las tarjetas de crédito.

Tasa activa

Un dato clave es la evolución de las tasas de interés de los préstamos. Frente a las reducciones de tasa de interés de política monetaria (la de las Lebacs) que viene realizando semanalmente el BCRA, que llevaron a las Lebac a su punto mínimo desde que Federico Sturzenegger llegó a la presidencia de la autoridad monetaria, uno de los puntos a mirar es de qué manera esa tasa de referencia se traslada a las tasas de los préstamos, medida clave para ver de qué manera evolucionará la actividad privada. La idea es que la baja de las Lebac no se traslade sólo a reducciones en las tasas de los depósitos.

Al respecto, el informe sostuvo: “En junio las tasas de interés nominales activas operadas en pesos con el sector privado se redujeron en todos los grupos de bancos y en casi todas las líneas de crédito. Las tasas operadas en tarjetas y en adelantos registraron los mayores descensos en el mes. Dado que la reducción mensual de las tasas activas superó a la caída evidenciada en el costo de fondeo por operaciones de plazo fijo del sector privado, el diferencial entre tasas mostró una ligera reducción en el mes”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés