Lebac vs. Letes: ¿qué letras conviene licitar esta semana?

Hacienda informó que estará licitando nuevamente Letras del Tesoro que, junto a las crecientemente populares Lebac, constituyen las dos alternativas principales para aquellos inversores que buscan posicionarse en el corto plazo. ¿En dólares o en pesos? Esa es la cuestión.

16-05-2016
Compartir

Por Matías Daghero (*)

El Ministerio de Hacienda y Finanzas informó que estará licitando nuevamente Letras del Tesoro que, junto a las Letras del Banco Central (Lebac), constituyen las dos alternativas principales para aquellos inversores que buscan posicionarse en el corto plazo. ¿En dólares o en pesos? Esa es la cuestión.

Si nos fijamos en los resultados de la anterior semana en que hubo ambas licitaciones, la primera semana de mayo, la respuesta del mercado fue abrumadora: en pesos. En esa semana, además de las Lebac y las Letes también se licitaron los Bonac 2017 (bonos en pesos que pagan en base a la tasa Badlar más un spread de 290 puntos básicos). Los volúmenes licitados de las alternativas en pesos sumaron casi $70.800 millones contra los apenas US$ 447 millones de las Letes (que, pesificados al tipo de cambio de la licitación, nos arroja $6.350 millones). De esta manera observamos que el 92% de lo licitado fue a inversiones en pesos esa semana. Esta comparación a futuro también sirve para ir midiendo las decisiones de los agentes del mercado en torno a la percepción de en qué moneda resultará más conveniente invertir.

Pero posicionándonos en el lugar de un inversor que tiene dinero disponible para licitar esta semana y quiere definir en dónde poner su dinero en el corto plazo, existen dos análisis a efectuar: uno cuantitativo y otro cualitativo.

Empecemos por los números fríos. Si utilizamos los futuros de Rofex como una herramienta para estimar el valor del dólar del futuro (o, por qué no, para tomar cobertura y hacer los denominados “sintéticos”) y poder convertir los flujos de las dos inversiones (Lebac y Letes) podemos encontrar los siguientes rendimientos (Tabla 1).

Si nos limitamos a los números, claramente las Lebac continúan ofreciendo un mejor rendimiento al inversor. Más aún, las del plazo de 35 días que no se colocan en este análisis al no haber Letras del Tesoro para un plazo tan corto.

Pero aquí es donde empieza el análisis cualitativo que debe efectuar el inversor y está relacionado con el sentimiento que genera los valores actuales del dólar, habiendo cerrado el día viernes en el mercado mayorista a $14,16. Este valor es similar a los de principio de febrero de este año, con bastante inflación que ha pasado bajo el puente y comienzan a escucharse cada vez más fuerte la voz de economistas que hablan del atraso cambiario. Claro está, la fuerte apreciación que ha tenido el real por el “efecto Dilma” ayuda a minimizar un poco el efecto, pero no soluciona todo. A su vez, el accionar del BCRA parece indicar al mercado que el dólar no debería perforar los $14.

Y aquí es dónde el análisis solamente numérico quizás no nos esté dando un panorama completo. El inversor deberá analizar si considera que los valores actuales de dólar futuro se condicen con su expectativa de valores de tipo de cambio para esa fecha. Si la respuesta es afirmativa, conviene participar de la licitación de Lebac. En cambio, si estima que el dólar comenzará a subir a un ritmo mayor al que está fijado en Rofex, las Letras del Tesoro serán la mejor alternativa. En lo que llevamos de 2016, la tristemente célebre frase “el que apuesta al dólar pierde” estuvo en lo cierto. ¿Continuará así?

(*) Autor del libro “Con los $ que tengo, ¿qué hago?”

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés