El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Las provincias comenzarán 2017 con otro perfil de deudas

22-11-2016
Compartir

El año que terminará el mes que viene habrá marcado el regreso de Argentina al mercado de crédito internacional y con ello, el de algunas provincias que ya habían emitido en el exterior, y el debut de otras. Tras colocar US$ 7.000 M en total, no obstante, las provincias no solo habrán visto aumentar su stock de pasivos sino que también habrán experimentado un cambio en su perfil de deuda. De acuerdo a un informe elaborado por Cippec, se dolarizan, acrecientan el peso del sector privado como acreedor y concentran una porción cada vez más grande de los recursos de las provincias.

En lo que va del año, nueve jurisdicciones han emitido deuda en moneda extranjera por US$ 7.060 M y diez lo hicieron en moneda nacional por un monto de $ 39.822 M, lo que implica un crecimiento de 35% en el stock hasta más de $ 350.000 M, explicado 95% por el endeudamiento en dólares. “Se profundizan así las tendencias de cambio en la composición de la deuda subnacional”, sostiene Walter Agosto, investigador del Programa de Políticas Fiscales de Cippec en el reporte. En primer lugar, la parte del stock en bonos con el sector privado pasa a ser mayoritaria (60%), mientras que el Gobierno Nacional reduce su importancia como principal acreedor, concentrando solo la cuarta parte de la deuda. En 2014, estas participaciones se ubicaron en 42% y 40%, respectivamente.

A su vez, mientras la deuda contraída en moneda extranjera alcanzaba un tercio del total en 2013, ronda 55% en la actualidad. “Los mayores niveles de endeudamiento vienen acompañados de un proceso de redolarización iniciado en 2013 y profundizado en los ejercicios siguientes”, señala Agosto y advierte que esa tendencia se da particularmente en las seis provincias que concentran el 75% de la deuda total: Buenos Aires, CABA, Córdoba, Mendoza y Neuquén, con porcentajes de deuda en dólares de 66%, 79%, 81%, 59% y 75%, respectivamente.

Consecuencias

¿Debería preocupar este nuevo escenario? El bajo nivel de endeudamiento todavía otorga un margen considerable, aunque “la combinación de desequilibrios fiscales con creciente emisión de deuda en moneda extranjera cuyo destino ?en muchos casos? es financiar gasto corriente, reeditan la necesidad de discutir mejores arreglos institucionales para monitorear el proceso de endeudamiento y fundamentalmente alcanzar la solvencia fiscal de las cuentas provinciales”, según Agosto.

En 2016 las provincias aumentarán su déficit fiscal agregado, que pasará ?según proyecciones nacionales? de 0,9% a 1,3%. Un incremento explicado centralmente por una expansión del 35% en las erogaciones (mayormente por el gasto en Personal) y financiado gracias a la devolución gradual del 15% de precoparticipación, la retribución plena de esos fondos para tres provincias con fallos a favor de la Corte Suprema, el alza del coeficiente de coparticipación de la CABA y la toma de deuda ?“un régimen implícito de coparticipación del crédito público que el gobierno nacional ha habilitado a las provincias, sin coordinación y autorizando el endeudamiento en la mayoría de los casos solicitados”?.

Con este contexto de fondo, se reunirán hoy los ministros de Economía de las provincias con autoridades nacionales para comenzar a redactar una reforma de la Ley de Responsabilidad Fiscal ?a aprobarse en 2017? que ponga en regla los déficit provinciales y el endeudamiento. “Si las nuevas reglas resisten a las presiones del año electoral, 2017 presentaría una modesta reducción del desequilibrio provincial”, avizora Agosto.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés