El Economista - 70 años
Versión digital

dom 16 Jun

BUE 12°C

Las oportunidades de 2017

Si el país sigue en la senda correcta, en el año entrante existen varias posibilidades de obtener rendimientos atractivos tanto en activos de renta fija como variable. ¿Qué recomiendan los expertos, qué sectores se beneficiarán de la recuperación y cuáles pueden ser las perlitas?

12 octubre de 2016

por Dolores Ugarte

A pesar de que a comienzos de 2016 en el mercado argentino dominaba un exacerbado optimismo por la recuperación de la economía, la realidad es que en lo que va del año la recesión es mayor de lo que se estimaba y si bien los signos de recuperación se muestran a paso lento, por lo menos se perciben. Además, esto no significa que las inversiones locales sean una apuesta errada. Más bien, todo lo contrario.

El índice Merval, el más importante del mercado argentino, se encuentra tocando máximos históricos y en lo que va de 2016 acumula un alza que supera el 44%, gracias a la importante suba de acciones como San Miguel, Mirgor y Petrobras, que registran apreciaciones de 161%, 148% y 145%, respectivamente.

Entre enero y agosto, la Bolsa rindió en promedio 36%, convirtiéndose en la mejor inversión local y la proyección para lo que resta de 2016 y 2017 es que la renta variable le gane a otras oportunidades tradicionales.

Según los analistas consultados, a pesar de que se trata de incrementos de gran magnitud que dan la sensación de que el margen de ascenso puede estar por terminarse, muchos de los papeles que cotizan en el conglomerado porteño continúan mostrando potencial. Asimismo, hay oportunidades de inversión atractivas en varios bonos de diversos plazos.

Si el PIB crece?

De acuerdo con los expertos, el Gobierno tiene claro que las metas fiscales no son tan prioritarias en este momento, motivo por el que se enfocará en bajar la inflación, conseguir que se aprecie el dólar y se recupere el salario, al tiempo que la economía crezca y el endeudamiento externo sea el encargado de financiar la expansión y el nivel de déficit que se quiera alcanzar.

En esa línea, existen diversas alternativas clave de inversión bajo este escenario de optimismo por las que se puede apostar con toda confianza. Entre las mejores oportunidades financieras frente a 2017, figuran el dólar, algunos bonos y un grupo de acciones en particular.

Comencemos por el dólar. El pasado mes de septiembre, la divisa experimentó su mayor avance de los últimos tres meses pasando de $14,9 a $15,26, lo que representa una depreciación de la moneda local en torno al 2,4%. A partir de ese comportamiento, el dólar superó a las tasas de interés de las Lebac, al plazo fijo y a la inflación.

Los expertos estiman que para lo que resta del año la tasa en pesos se ubique por encima del avance de precios y apenas por encima del tipo de cambio, por lo que las apuestas en torno al dólar deben pensarse en función de un horizonte de mediano plazo.

La baja inflacionaria se torna más factible a partir de la colocación de $50.000 millones realizada por el Tesoro a cinco años a tasa fija (18,2%).

Por otro lado y como hemos mencionado recientemente, figuran las oportunidades en el mercado local, que aun cuando es la opción que implica más volatilidad, es también la que mayores ganancias genera.

Las perlitas

En la Bolsa, durante 2016, se han destacado papeles como Mirgor con una suba del 149%; San Miguel con 137% o Petrobras Brasil con 128%, cuando la inflación ha estado cercana al 31%, superando a las Lebac que hoy tienen un rendimiento de 26,75%, el plazo fijo que promedia 18% o el dólar con un alza de 14%.

Los papeles energéticos mantienen excelentes perspectivas, pero se espera que se comporten con cierta volatilidad. En septiembre, estos se ubicaron entre las mejores inversiones: Transener trepó 40,2%; Endesa Costanera saltó 39,5% y Pampa Energía, 27,8%.

Respecto a las acciones, Ezequiel Zambaglione, desde Puente, detalló que pensando en un mediano plazo, se posicionaría en las más vinculadas al crecimiento, ya que desde ese banco de inversión se muestran bastante optimistas acerca de la recuperación económica para el año que viene. Puntualiza específicamente en las acciones de Banco Galicia, IRSA e YPF.

Por su parte, Esteban Domecq, desde Invecq Consulting, explicó que en el plano accionario hay algunos valores que han tenido rendimientos más que sobresalientes como el caso de Petrobras Brasil, Mirgor y/o San Miguel, que han subido más de 100% en los primeros ocho meses del año.

Lucas Gardiner también agrega que es optimista con la Argentina para el año que viene y, teniendo en cuenta eso, recomienda distintas apuestas según el perfil de cada inversor. “Sugiero los bonos provinciales en dólares del tramo medio de la curva con duration de 4 o 5 años. También el bono de Mendoza 2024 o el de Salta 2024 con rendimientos del 7%, y para aquel que esté dispuesto a asumir un poco más de riesgo el bono de Chaco 2024 con rendimientos en dólares del 9%”, afirma Gardiner.

“Además, en el tramo largo de la curva en dólares me gustan el Argentina 2046 con rendimientos del 6,85%, y para aquellos inversores minoristas que no pueden acceder por la limitación de lámina mínima recomiendo el Bono PAR 2038 (Ley Nueva York) con rendimientos de 6,80% o el Discount 2033 con rendimientos de 6,60%”, concluye Gardiner.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés