El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 15°C

“Lanzamos una banca privada para el blanqueo”

04-11-2016
Compartir

Entrevista a Gabriel González Beramendi, Gerente de finanzas del Banco de Crédito y Securitización (BACS)

Impulsado por las oportunidades de negocios que está abriendo el blanqueo, el Banco de Crédito y Securitización (BACS), perteneciente al Grupo IRSA, decidió lanzar una línea de banca privada para atraer clientes minoristas, un segmento hasta ahora fuera de su cartera.

En diálogo con El Economista, el gerente de finanzas del banco, Gabriel González Beramendi, contó cuáles son las perspectivas de la entidad, que desde 2010 opera en colocaciones de deuda corporativa locales luego de dedicarse inicialmente a securitizar hipotecas.

¿Cuál es el perfil de negocios del BACS?

El banco está especializado en colocaciones de títulos de deuda en el mercado local y secundario. Es un mayorista que no tiene sucursales ni atención al publico y cuyos principales clientes son empresas e inversores institucionales. Tiene el puesto número 3° en colocaciones locales de obligaciones negociables y fideicomisos financieros, además de ser también muy activo en el mercado secundario de bonos corporativos. Por otra parte, el BACS tiene una administradora de fondos comunes de inversión, Toronto Trust, con ocho fondos constituidos por $ 3.600 millones.

Hoy el banco se dedica a la deuda corporativa, pero inicialmente apuntaba a las hipotecas, ¿verdad?

El BACS se creó en el 2000 con el objetivo de securitizar préstamos hipotecarios que originaba tanto el Banco Hipotecario, que es su accionista, como otros bancos. Se hicieron varias series de estos fideicomisos financieros en el mercado local e internacional, pero luego vino la crisis argentina que complicó el mercado hipotecario. Eso junto a la nacionalización de las AFJP y la crisis subprime fue el cóctel ideal para complicar un negocio vinculado a los préstamos hipotecarios, securitizaciones e instrumentos financieros de largo plazo. Finalmente, en el 2010 el banco se reconvirtió con un plan de negocios vinculado al mercado de capitales local de manera más amplia.

¿ El banco está buscando ahora sumarse al blanqueo?

Sí, recientemente lanzamos una unidad de banca privada para asesorar a individuos de alto patrimonio en sus inversiones. Nos decidimos a encarar esto porque vemos que hay un entorno de mayor confianza en la economía local y esperamos que a partir del blanqueo más gente se interese por invertir en el mercado de capitales.

¿De qué perfil serán los nuevos clientes de esa unidad?

No será un ofrecimiento masivo, buscaremos clientes que tengan al menos $ 1 millón para invertir en el mercado local. BACS está hasta ahora orientado a clientes institucionales y la idea es darle el mismo servicio a inversores individuales de alto patrimonio.

¿Para poder incursionar en el segmento minorista debieron registrarse como agentes de Bolsa?

Para poder operar, el BACS se registró como ALyC (agente de liquidación y compensación). La operatoria será igual que con una sociedad de Bolsa: los clientes abrirán una cuenta comitente, en las que los títulos estarán registrados en Caja de Valores, y podrán operar con nuestro asesoramiento en el Merval, el MAE y el Rofex. Oficiaremos en ese proceso como intermediarios y agente de liquidación y de custodia, con el valor agregado respecto a una sociedad de Bolsa del asesoramiento financiero que daremos.

¿Qué opciones de inversión tendrán disponibles los clientes?

Podrán operar en el mercado local todo tipo de instrumentos, incluyendo títulos públicos, Lebacs, Obligaciones Negociables, fideicomisos financieros, acciones, futuros y opciones. Otra herramienta nueva que tendrán a disposición quienes blanqueen será un fondo cerrado inmobiliario que presentaremos en las próximas semanas.

Ahora que el crédito hipotecario podría repuntar, ¿el BACS volvería a ese segmento?

El crédito hipotecario está en el espíritu del banco. Ojalá pueda recuperarse el mercado hipotecario y a partir de eso generar instrumentos financieros para fomentar su crecimiento y hacerlo más líquido. Es decir, en un escenario de préstamos recuperados, la idea sería que los bancos actúen como canal de originación y el mercado de capitales fondee los créditos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés