El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 24°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 24°C

La corrección se extiende: los emergentes sufren más

03-11-2016
Compartir

Por Luis Varela

Nuevamente con foco en el petróleo y en la posibilidad de que el martes que viene Donald Trump se convierta en el nuevo Presidente de los Estados Unidos, los mercados de aquí, allá y todas partes volvieron a sufrir un nuevo golpe, esta vez con intensidad más complicada en países como Brasil y Argentina, que tienen situaciones fiscales comprometidas y que dependen mucho del financiamiento internacional.

Esta nueva fase de la actual corrección fue comandada por una nueva baja importante para el petróleo, que achicó ayer casi 3%, hasta US$ 45,50 por barril. El crudo viene bajando desde los casi US$ 52 de los últimos días de octubre y el descenso obedece a que no hubo acuerdo en los países de la OPEP para cerrar grifos y entregarle menos producción al mercado, sobre todo ahora que China e India están mostrando indicadores con mayores niveles de actividad.

Detrás de la baja del crudo ayer también se vio un descenso en los metales básicos, sobre todo para el aluminio, con el cobre actuando algo más sostenido (justamente por China). Al tiempo que la soja y el maíz también se replegaron en Chicago y sólo el trigo pudo salir airoso. Con ese fondo, muchos inversores buscan refugio y se vuelve a ver un momento con los metales preciosos en alza, con mejora para el oro y la onza de plata.

El escenario está generando un gran susto en los inversores. Ayer se concretó la octava rueda consecutiva para abajo en las Bolsas de Europa, con la de Milán retrocediendo nada menos que 2,5% (en buena medida por los terremotos que sufre Italia), y con todas y cada una de las Bolsas asiáticas operando en rojo absoluto.

Con Wall Street achicando entre 0,4% y 1%, las Bolsas latinoamericanas también estuvieron en baja. San Pablo retrocedió 2,46% y México 1,47%. Y Buenos Aires se plegó al movimiento con una baja del 1,75%, con unvolumendenegociosligeramente más bajo que en la rueda previa: 436 millones de pesos en acciones.

Frente a ese monto negociado, con todos los participantes atentos a la llegada de los balances, sólo se salvaron las compañías que entregaron o se supone están por entregar estados contables muy buenos. Se anotaron subas del 1% al 5% para Holcim, TGLT, Central Costanera, Petrolera Pampa, Juan Semino, Grupo Clarín y Central Puerto. Y hubo una caída del 3 al 7% para Juramento, G. Oeste, Colorin, Banco Patagonia, Morixe, Petrobras Brasil, Cuyana, Edenor, Petrolera del Conosur, Camuzzi, Tenaris y Garovaglio.

Entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York hubo un salto del 10% en Bunge, del 3,6% en Nortel y del 1,2% en Petrobras Argentina; con caídas del 1% al 4% para Edenor, YPF, Globant, Galicia, Tenaris, Cresud, TGS, Ternium, Pampa Energía, Francés, Telecom e IRSA Inversiones.

El mundo de las monedas vio al dólar cayendo en todas partes menos en México (por Trump) y en Brasil, donde el dólar subió a 3,24 reales por temor a que el financiamiento global se complique. Ayer, justamente, terminó la reunión de la Reserva Federal: no movió la tasa de interés, pero por los niveles de actividad económica y de inflación, todo hace suponer que en diciembre puede llegar la suba de tasas. Veremos.

En Argentina ?con el stock de Lebac superando en 36,7% al dinero en circulación? el Gobierno sale a colocar hoy otro bonos por 600 millones de dólares, justamente cuando el jefe de Gabinete acaba de confirmar que se aumentará un poco más el gasto en el Presupuesto 2017, en el mismo día en el que los legisladores se subieron los sueldos a $ 150.000.

Con ese movimiento de más gasto y más deuda, los bonos argentinos tuvieron una nueva rueda con precios a la baja: achicaron otro 0,3% y el riesgo país subió hasta 464 puntos. Los bonos bajan desde hace tres meses porque las cuentas no cierran. El economista Daniel Artana salió a decir que “el Gobierno tendrá que ajustarse el cinturón, no es sostenible este déficit”

Debe advertirse que los bonos argentinos no son los últimos que bajan. También están cayendo de manera significativa los bonos de México y Brasil. Con esto, se está conformando en el mundo el club de los cinco países con alto déficit fiscal que tienen tasas a diez años altísimas, cada vez más cercanas al 7% anual. Ese club es encabezado por Grecia, pero es seguido muy cerca por Brasil, India, Argentina y, atención, ahora también por México.

Como dato para tener en cuenta, se siguió observando un enorme movimiento por el tema blanqueo. Hay gran entrada de plata a los bancos, en un ingreso de dólares que dura minutos, ya que ni bien se pagan las multas el dinero desaparece del sistema hacia la AFIP. Tanto es así que ayer se achicó de manera importante la cantidad de dólares hay que en las nuevas cuentas especiales y también hubo una reducción en el stock total de plazos fijos en dólares.

Tanto es el movimiento con los dólares a blanquearse, que el tipo de cambio sigue en baja, cayó otros cinco centavos. El dólar oficial bajó hasta $ 15,30 y el blue hasta $ 15,40. Pero atención: el dólar es el único que baja porque es utilizado como vehículo del blanqueo, el resto de las monedas medidas en pesos suben.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés