El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 10°C

Esperando el blanqueo, los títulos locales pierden fuerza

El dólar subió en el mundo por las perspectivas de un recorte de tasas por parte de la Fed y eso afectó las cotizaciones de las materias primas. El Banco Central volvió a recortar las tasas de las Lebac mientras que los bancos, por el conflicto de las comisiones de las tarjetas, frenaron a la Bolsa local.

31 agosto de 2016

por Luis Varela

Después de más de siete meses con marcada debilidad, la renovada expectativa de suba de tasas en EE.UU. volvió a generar otra rueda marcadamente alcista para el dólar contra casi todas las monedas del mundo.

La paridad con el euro, que llegó a estar a 1,135 dólares hace unos días, bajó ayer hasta 1,114 dólares, y con operadores afirmando que de llegar la suba de tasas de la Reserva Federal puede volver a testearse el valor de 1,10.

Y, de igual forma, el billete verde también estuvo en alza en los mercados asiáticos, con el dólar negociándose a 103 yenes, luego de haber cotizado en la zona de los 100 yenes hace algunas jornadas.

La fortaleza del dólar precipitó una onda bajista en casi todos las commodities. El petróleo achicó 1% hasta US$ 47 por barril. Y lo peor para Argentina: los granos anotaron una dura baja en Chicago, con una pérdida del 1,6% para la soja, del 2% para el trigo y del 2,4% para el maíz, con los peores precios en diez años para algunas partidas.

La posibilidad de que llegue la segunda suba de tasas de interés en años volvió a afectar el precio de los metales, con un nuevo traspié para el oro y la plata, cuyas onzas también achicaron precio en más de 1%.

A contramano de la tendencia internacional, el mercado cambiario argentino estuvo completamente tranquilo. El dólar oficial terminó sin cambios a $ 15,33, el blue bajó 2 centavos hasta 15,49.

En los precios mayoristas, sin embargo, se anotó una baja para el dólar, luego de cuatro ruedas consecutivas con fuertes subas. El contado con liquidación bajó hasta $ 15,09 y el dólar mayorista retrocedió de $ 15,12 a $ 15,05.

La merma en las cotizaciones mayoristas del dólar estuvo ligada, según los operadores, a la licitación de las Lebac que realizó el Banco Central y en la que dispuso una nueva baja de las tasas. Sin gran expectativa de suba del dólar, los bancos buscaron salir del billete y meterse en las Lebac, tratando de aprovechar las últimas tasas relativamente altas.

De todos maneras, los cambistas advierten que puede haber novedades en las próximas horas, ya que en Brasil hierve el proceso de destitución a Dilma Rousseff y hay bloqueos a los principales ingresos de San Pablo.

De hecho, con esas tensiones, el dólar vuelve a subir en Brasil, con el billete verde trepando hasta 3,24 reales.

Con ese marco, los títulos argentinos evolucionaron en general débiles, con la mirada en tres circunstancias principales: la evolución del blanqueo, el freno a las importaciones y la pelea por las comisiones de las tarjetas de crédito.

Empieza a crecer una leve preocupación en el mercado porque ya se está por cumplir un mes desde la apertura del blanqueo y la AFIP no ha emitido ningún dato sobre cantidades de contribuyentes que se están presentando.

Hasta hace unos días se decía que iba a haber una fuerte demanda de bonos para compensar con cobro de intereses la multa por la exteriorización del capital oculto. Pero como las cifras no aparecen, los bonos pierden fuerza.

De hecho ayer los títulos públicos argentinos anotaron una baja de más del 1%, con papeles que fueron más afectados con declinaciones de hasta el 4,5%, como los bonos PAPO, RNG21, DIPO Y PARY.

Las acciones tampoco tuvieron un buen día. La onda bajista viene desde afuera, con Wall Street perdiendo 0,25% debido a la expectativa de suba de tasas. Las Bolsas latinoamericanas cerraron en general sin cambios, pero la Bolsa porteña achicó algo más del 1%.

El principal freno que tuvo ayer el mercado accionario fueron los bancos. Afectados por la pelea por las comisiones, las acciones bancarias bajaron fuerte, algunas sensibles, de orden del 2% en papeles como Galicia, Macro o Santander Río tanto en Buenos Aires como en los ADRS que cotizan en Nueva York.

El tema de las tasas y las comisiones está en el centro de las discusiones que tienen los industriales con el Gobierno. Ayer se tiró sobre la mesa que las tarjetas, por las comisiones del 3%, se llevan nada menos que $ 16.000 millones de pesos por año.

En ese sentido, con suspensiones y recesión en muchos sectores (ayer el IERIC indicó que el empleo de la construcción se derrumbó 14,4% al peor nivel de una década), Prat-Gay presiona a Sturzzenegger para que baje la tasa más rápido.

Los bancos pagan en plazos fijos tasas que van del 21 al 22% anual, el call money se negocia al 25% y las Lebac tuvieron ayer otro leve recorte, con las de de 35 días pagando una tasa del 28,25% anual, en línea con lo que esperaba el mercado.

Los que intentan adivinar la dirección que seguirá el mercado están revisando las modificaciones que se están por hacer al mercado de capitales y los acuerdos que va haciendo el Gobierno de Macri para conseguir financiamiento y enfrentar el ajuste.

En el mercado están jugados a que el panel MerVal se ampliará de 15 a 22 papeles a partir de octubre, con el posible ingreso de compañías como Agrometal, Carboclor, Celulosa, Costanera, Petrolera del Conosur, Telecom y Transener.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés