El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 May

BUE 16°C

Entra lo bloqueado por Griesa, a una rueda decisiva

Los tenedores de bonos de los canjes de 2005 y 2010 cobrarán los US$ 2.800 millones que fueron trabados por Griesa. El Gobierno buscará que los inversores reinviertan esos fondos en tres nuevos papeles. Los bonos y las acciones mantuvieron sus precios mientras que el mundo sigue con bolsas flojas

05 mayo de 2016

Por Luis Varela

Conocido el resultado de abril, con Estados Unidos registrando el menor nivel de importaciones desde octubre de 2010 y, gracias a eso, anotando su déficit comercial mas bajo en doce meses, varios Bancos Centrales del mundo motorizaron sus clavijas para evitar que el valor de sus monedas siguiera subiendo contra el dólar, y el resultado de la apertura de mayo fue absoluto: el billete verde rebotó en el mundo contra casi todas las divisas importantes.

El foco de la pelea cambiaria estuvo en China, donde el Banco Popular de Chila inyectó 100.000 millones de yuanes, equivalentes a 15.500 millones de dólares, e inmediatamente la paridad del dólar encontró su posición más alta desde febrero. Y algo similar ocurrió con la libra esterlina y otras monedas, no tanto con el euro, que sigue en sus máximos, pero que -según se indica- recorrerá un camino de vuelta en los próximos meses.Según 70 estrategas entrevistados por la agencia Reuters, el yen se depreciaría un 8%, desde los 107 yenes por dólar de hoy a una paridad de 115 unidades por dólar en un plazo de 12 meses. Y, de igual modo, se estima que para fines de abril de 2017, el euro regresará desde los 1,15 dólares de ahora a los 1,08 dólares ?el punto en el que inició este año?, lo que representa una depreciación de cerca de un 6%. Y para las monedas de América Latina los expertos ven una tendencia similar, también de mayor fortaleza para el dólar.

En Argentina, mientras tanto, después de que el Banco Central bajara apenas la tasa de las Lebac, de 38 a 37,5% anual en el tramo más corto, el precio del dólar siguió prácticamente con la misma tónica: están entrando capitales, baja el contado con liqui, hasta 14,16 pesos, los bancos oficiales mantienen frenada la baja, con el mayorista en 14,26, el oficial repitió sin cambios el valor de 14,51 y el blue subió apenas un centavo, ubicándose en 14,67 pesos.

La estrategia de Sturzenegger, de quitar casi todos los pesos de la economía (la cantidad de títulos emitidos por el Banco Central ya supera el total de reservas) mantiene a los inversores lejos del dólar (más tranquilos desde ayer porque la AFIP confirmó que estos papeles no pagarán ni ganancias ni bienes personales).Según fuentes de la autoridad monetaria fue decisivo que la tasa se mantuviera en niveles tan elevados porque ayer mismo se liberaron 2.800 millones de dólares de las reservas (que bajaron a 31.511 millones de dólares), que son los fondos que venían trabados por el juez Griesa por los pagos de cupones de los bonos reestructurados de los canjes de 2005 y 2010.

Esa importante cantidad de dinero entrará hoy en las cuentas de los inversores y ahorristas, y para que ese dinero se mantenga en manos del Estado, sin consumir y sin generar inflación, era vital seguir con el esquema de tasas calientes, y con la recolocación de papeles estatales, más deuda, hasta que el furor de la herencia recibida empiece a ser asimilado.

De hecho, con la expectativa de absorber todo el pago pos Griesa, el Gobierno licitará hoy dos Letras del Tesoro en dólares y una serie de Bonos de la Nación Argentina (BONAC) en pesos pero atadas al tipo de cambio en busca de unos U$S 3.000 millones necesarios para cubrir el programa financiero de este año.

De ese modo, los negocios que se realicen hoy serán los que muestren el mayor volumen de las últimas semanas y podrán servir para marcar cuál es la tendencia que viene. El foco de atención de operadores y analistas está puesto en la inflación y en la gran dispersión que muestran los precios en los distintos sectores económicos.

Con ese marco, y con el dinero que se libera hoy como foco de atención, tanto los bonos como las acciones de la Argentina evolucionaron con leves subas, en medio de un mundo financiero que es un tembladeral, con precios bajando en casi todos los mercados.

Los bonos argentinos volvieron a tener una rueda con alto volumen negociado y lo particular del caso es que por primera vez el papel más negociado fue el bono a016 (BONAD 2016), un papel en pesos que evoluciona con tipo de cambio y con tasa fija, que vence en octubre próximo y tiene buena tasa a vencimiento.

En el panel de acciones siguió un clima muy selectivo, con papeles marcados hacia arriba o hacia abajo, y con Solvay Indupa sobresaliendo, con una suba cercana al 14% luego del cambio de manos de la empresa (Solvay le vendió Indupa por US$ 200 millones a la brasileña Unipar Carbocloro).

Tanto los bonos como las acciones de la Argentina evolucionaron con leves subas, en medio de un mundo financiero que es un tembladeral, con precios bajando en casi todos los mercados.

Más allá de eso, la tendencia global de los precios de los papeles privados sigue hacia abajo. Las Bolsas de Europa y EE.UU. volvieron a perder otro escalón. Y con esa tendencia, las ADRs argentinas que cotizan en Nueva York también estuvieron con bajas: hubo achique del 1 al 4% en dólares para Petrobras Argentina, Macro, Edenor y las dos IRSA.

El mínimo repunte del dólar movió algo el precio de las commodities. El petróleo terminó sin cambios, pero hubo bajas para el oro, la plata y los metales básicos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés