El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

En octubre cambió todo y ahora los balances mandan

31-10-2016
Compartir

por Luis Varela

Los mercados del mundo acaban de atravesar un octubre completamente partido en dos. Durante la primera quincena se vio tranquilidad, con firmeza de los bonos a nivel internacional y tasas a vencimiento en niveles mínimos. Pero en la segunda quincena, especialmente en los últimos días, apareció un principio de inquietud que puede marcar un nuevo momento.

Con problemas importantes en varios bancos europeos y con la Eurozona aprobando un nuevo rescate a Grecia por 2.800 millones de euros, se acaba de observas a nivel global una fuerte venta de bonos estatales mundiales, en algo que por ahora no puede ser calificado como corrida, pero que bien puede convertirse en una ola.

Por caída de los precios contado de los títulos públicos de muchos países centrales, la tasa a vencimiento de esos bonos está subiendo de manera acelerada. La tasa promedio mundial a diez años estaba en el 2,3% anual hace un par de semanas y ahora acaba de saltar al 2,62%.

Y en ese movimiento hay algunas subas notables. Los bonos de Gran Bretaña ?sumergida en el Brexit? pagaban una tasa a una década del 0,72% anual hace muy poco y ahora paga 1,26%. La tasa de Australia saltó de 1,85 a 2,37%. La de Italia pasó de 1,16 a 1,58%. E incluso de la EE.UU. se corrió de 1,45 a 1,85%.

Lo curioso del caso es que, mientras los bonos estatales de casi todo el planeta están a la baja, Suiza recibe un aluvión de dinero, a pesar de tener tasas negativas. Esto supone que el franco suizo es un refugio contra el euro, la libra, el yuan e incluso el dólar.

Y junto con eso, en las últimas tres ruedas de lo que va de octubre, se acaba de producir una increíble inundación de dinero a las cajas de ahorro de los bancos argentinos, en parte como directa reacción al movimiento que están haciendo los tenedores de dinero oscuro.

Según los últimos datos, se abrieron 90.000 cuentas especiales para el blanqueo y ya habría ingresados unos 4.500 millones de dólares, y ya dicen que en esta etapa de exteriorización de dinero del colchón entrarán unos 8.000 millones de dólares.

En las últimas ruedas el stock total de depósitos que hay en los bancos argentinos creció casi 12%, con una suba de $ 195.200 millones. Ese incremento se repartió en dos tipos de suba: los depósitos en cajas de ahorro en dólares subieron en US$ 11.300 millones (lo que al tipo de cambio actual significan unos $ 174.200 millones) y luego hubo un incremento de unos $ 21.000 millones de pesos en cuentas corrientes y plazos fijos en pesos.

gSemejante entrada de dinero al sistema financiero distanció todavía más la tasa de los plazos fijos de lo que pagan las Lebac. Según la licitación del martes pasado, la Lebac corta (a 35 días) se mantiene en una renta del 26,75% anual desde hace un mes, pero la Lebac larga (a nueve meses) ahora está subiendo levemente, ya paga 23,93%. Mientras que los plazos fijos pagan apenas 18,5 al 19% anual (no se pagaban tasas tan bajas desde diciembre de 2013).

Frente a todos esos movimientos, los bonos argentinos fueron sostenidos por el blanqueo y no sufrieron tanto. Por el actual auge de endeudamiento y por el crecimiento de déficit fiscal el riesgo de Argentina está subiendo de nuevo y por eso los precios contado de los bonos argentinos bajaron en octubre 2,5% promedio. La tasa a 10 años, que había bajado de 6,48 a 6,38% y ahora está otra vez en 6,52%.

Eso sí, en las cotizaciones de los títulos públicos hubo diferencias notables, con gran respuesta de los bonos en pesos. El PARP subió 5,4%, el PR15 avanzó 2,8% y el CUAP creció 2,2%. Pero hubo drásticas caídas en algunos papeles fundamentalmente los dolarizados. El bono AD16 cayó 34,2%, el PUO19 perdió 10,2%, el PM018 bajó 9,9%, el NDG21 9,4% y el CO17 8,8%, con bajas del 3 al 7% en una chorrera de papeles (TVPE, AA46, AO17, PARY, PARA, BPLD, AO20, TVPA, AA17, TVPY, PAA0, BDED, PAY0 y DIA0), con el riesgo país nuevamente colocado en los 450 puntos.

Sin lugar a dudas, lo mejor del mes fue otra vez la Bolsa de Buenos Aires, con una sucesión increíble de records y un salto en el volumen negociado. En octubre el índice Merval sube 7,5% tanto en pesos como en dólares, aunque en las últimas ruedas esa suba se viene depurando.

Con todo, la fiesta de octubre ha permitido que se anotara una suba del 20 al 40% en Petrolera Pampa, Juramento, Edenor, Camuzzi, TGN, Petrobras Brasil, Andes, Transener y Agrometal. Aunque no todas fueron sonrisas: se registró un derrumbe en Mirgor, Petrolera del Conosur y Holcim, todas con caídas superiores al 15%. Y también hubo bajas del 3 al 7% para Nortel, Central Puerto, Colorín, Molinos Río, Banco Patagonia, Clarín, Semino, Grupo Oeste, Consultatio, Morixe y Caputo. Este resultado en las acciones tiene que ver con dos cosas: inflación y balances. Pero atención: el volumen -que había saltado- ha desaparecido y ya empezamos a ver los balances, que son los que marcarán el nuevo rumbo selectivo de los inversores.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés