El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 16°C

¿En qué invertir para obtener retornos inmediatos?

31 mayo de 2016

Apostar por bonos en dólares en el corto y mediano plazos parece ser una alternativa de inversión muy conveniente si se tiene en cuenta el precio actual de la divisa y sus perspectivas.

Cambio de rumbo

Cuando se llevó a cabo la pronunciada suba de las tasas de interés BCRA, los inversores locales se volcaron sin pensarlo a las alternativas de inversión en pesos. Ahora, como éstas lentamente comenzaron a bajar, entonces los ahorristas vuelven a fijar sus ojos en las opciones dolarizadas.

Esa no es la única razón por la que los inversores deben considerar los activos relacionados a la evolución del dólar: según los analistas, son de gran utilidad para mantener un portafolio diversificado y, además, el dólar está barato, lo que propicia la inversión en este tipo de herramientas.

Comprar bonos en dólares en este momento resulta de gran atractivo ya que el tipo de cambio se encuentra a valores muy bajos y que para la mayoría de los economistas no es un tipo de cambio de equilibrio (es decir, está atrasado).

En caso de subir el dólar, estos bonos acompañarían el ascenso del mismo. A esto, hay que sumarle las perspectivas de suba por una caída en el riesgo país que podría continuar hasta llegar a valores más cercanos al resto de los países latinoamericanos.

¿Cuáles bonos elegir?

Si bien la mayoría de los analistas está de acuerdo en que esta se trata de una jugada ganadora, hay diferentes opiniones en torno a los bonos que elegirían.

Nery Persichini, economista de Inversor Global, cree que las mayores oportunidades en renta fija en dólares, tanto en materia de retorno como de revalorización, se encuentran en el tramo medio.

“Los ahorristas pueden extender su horizonte hasta 2020 y 2024. En esos plazos, pueden optar por títulos dolarizados como el Bonar 2020 (AO20) y el Bonar 2024 (AY24). El primero tiene una tasa de cupón de 8% anual y paga el capital a su vencimiento. Por su parte, el AY24 paga una renta de 8,75% anual y empieza a devolver el capital en 2019”, afirma Persichini.

Para inversores con perfil moderado, los papeles AO20 y AY24 tienen una buena relación riesgo-retorno.

Además, su ubicación en el tramo medio de la curva se transforma en una oportunidad para explotar dos fuentes de beneficios: por un lado, estos títulos tienen altas tasas internas de retorno (el AO20 tiene una rentabilidad de 5,4% anual mientras que el AY24 rinde el 6,6% anual en moneda dura) y por el otro, estos bonos son atractivos porque podrían capturar buena parte de una compresión de spreads y, en consecuencia, verían subir sus precios en dólares”.

Matías Daghero, analista financiero y autor del libro “Con los $ que tengo, ¿qué hago?” afirmó que la elección del bono depende el perfil del inversor.

“Para inversores conservadores, el Bonar 2017 (AA17) rinde 3,5% en dólares billete y vence en abril de 2017. También algunos bonos dollar linked como el Bonad 2016 (AO16) que vence en octubre de 2016 y que equivale a comprar dólares a $13,58 o el Bonad 2017 (AF17) que vence en febrero de 2017 y equivale a comprar dólares a $13,32. Para moderados, se puede ir al tramo medio de la curva con bonos como el AO20 que rinde 5,24% o el AY24 que rinde 6,5%”.

Por último, Daghero recomienda para perfiles agresivos el Discount 2033 (DICA) que rinde 7,28% y que subirá 7,45% por cada 100 puntos básicos que caiga el riesgo argentino (por ejemplo, si sube hasta rendir lo mismo que Brasil se podría obtener una ganancia de capital de 15%).

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés