El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 14°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 14°C

El petróleo le devolvió la sonrisa a las acciones

22-11-2016
Compartir

por Luis Varela

A dos semanas de la casi segura suba de tasas de la Reserva Federal de EE.UU. y a un mes de la entrada de Donald Trump a la Casa Blanca, los mercados del mundo vivieron ayer un día pletórico de sonrisas.

El foco de la onda verde tuvo que ver con una firme recuperación del precio del petróleo. El barril había bajado de US$ 52 de comienzos de octubre (cuando la OPEP no logró convencer a sus socios para cerrar grifos) hasta US$ 44 (cuando el muntimillonario le ganó la Presidencia a Hillary Clinton), pero desde que Trump dijo que beneficiará a la industria petrolera el crudo no para de subir.

Y ayer, con la OPEP preparando una nueva reunión para el miércoles de la semana próxima en Viena, con Irán más partidario a ajustar un poco la oferta, el barril volvió a fortalecerse, hasta llegar a US$ 48,30, con muchos expertos augurando que pronto se llegará otra vez a la cota de US$ 50 y que a lo largo de 2017 se verá un precio de US$ 60.

La firmeza del crudo más la ausencia de noticias concretas de parte del riñón de Trump, en cuanto a conformación de gabinete o noticias sobre primeras medidas, hicieron que las Bolsas volvieran a mirar para arriba, con Wall Street anotando subas del 0,4% al 1,1%, con algunos índices anotando récords históricos, con muchos operadores eufóricos porque “llega un Presidente amigable con el mercado, que terminará de regalarle dinero a todo el mundo y beneficiará a las empresas bajando impuestos”.

El impulso del crudo y el buen clima en Nueva York contagió a casi todas las Bolsas del mundo. Y el buen humor llegó incluso a la Bolsa de Buenos Aires, que logró el mayor aumento de todo el espinel. El índice Merval de papeles líderes subió 2,8%, con más negocios operados: $ 313 millones en acciones.

Para entender la suba porteña debe mirarse estrictamente el precio del petróleo. Sucede que el 70% de lo operado en acciones se transó en nueve papeles: YPF se llevó nada menos que el 18% de los negocios totales, Pampa Energía el 14%, Petrobras Brasil 12%, Galicia 10%, Macro 4%, Cresud 4%, Siderar 3%, Edenor 3% y Comercial del Plata 3%.

Con esa estructura de negocios hubo saltos del 3% al 9% en los precios de Caputo, Comercial del Plata, Aluar, Costanera, Petrobras Brasil, Garovaglio, Casado, YPF, Pampa Energía, Siderar, TGS, Galicia, Autopista del Sol, Tenaris y Metrogas. Al tiempo que se registraron bajas del 1% al 5,3% para Andes,, TGLT, Quickfood, Petrolera del Conosur, Rosenbusch, TGN, Fiplasto, Dycasa, Ferrum y Petrobras Argentina.

En Nueva York, mientras tanto, los ADR argentinos tuvieron subas del 1% al 4,5% para YPF, Ternium, Pampa, Tenaris, Galicia, Francés, Telecom, Nortel, Macro, Cresud y TGS, mientas que se anotaron bajas del 1,7% al 2,1% para IRSA Prop. y Globant.

En el mercado de bonos hubo una inquietud. La venezolana PDVSA se está retrasando en el pago de los interesas de uno de sus títulos por US$ 404 millones, y el tema tiene bastante intranquilos a muchos operadores. Los bonos argentinos estuvieron firmes, en parte muy atados a la marcha del blanqueo, que ayer cerró para los que tienen que exteriorizar dólares desde del colchón.

De ese modo, los bonos argentinos tuvieron una mejora del 0,4% luego de varios días con fuertes caídas. Pero las distorsiones siguen: el 70% de lo operado en bonos se transó en apenas tres títulos (DICA 32%, AA17 22% y AY24 17%). Hubo una suba del 1 al 7,3% para los bonos FORM3, PBM24, BD3C0, BDC20 y L2DE7. Y una caída del 1 al 9,2% para los bonos PAY0D, BPLDC, PUM21, BDC18, BP28, BPLD, AS17, PARA y TVPP. El bono más largo de Argentina, el AA46 sigue retrocediendo. La pérdida que están sufriendo los que tienen este papel ya es mayor al pago de la multa del blanqueo.

El cierre de esta etapa del blanqueo (restan otras dos), determinó que el dólar vuelva a estar ofrecido. El oficial bajó siete centavos (hasta $ 15,63) y el blue tres centavos (hasta $ 15,82). La entrada de dólares vía blanqueo continuará por lo menos hasta fines de marzo.

En el exterior, con todo el mundo esperando que Trump empiece a dar señales, el dólar estuvo más tranquilo en Europa y América Latina, pero siguió firme en Asia, donde continúa en aumento es en China y Japón.

Con los mercados del mundo esperando que la política de Trump gane espacio también en las elecciones de Europa por lo que la expectativa es que haya menos política monetaria y más facilidades fiscales.

Un poco amparados por esa corriente, los metales preciosos tuvieron ayer un leve incremento, pero los que se vieron más favorecidos fueron los metales básicos, sobre todo el estaño, el cobre y el cinc. Si Estados Unidos llega a poner en marcha la obra pública que prometió Trump, ese tipo de materiales tendrá asegurada una alta demanda en las próximas temporadas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés