El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 20°C

El dólar sube en el mundo y se atrasa en la Argentina

17-11-2016
Compartir

por Luis Varela

El mercado argentino siguió confirmando ayer que la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos está cambiando por completo el tablero que le presenta el mundo a la complicada economía nacional.

La menor abundancia de financiamiento para posiciones riesgosas le está cerrando la puerta a los bonos de países con problemas fiscales. En consecuencia, ayer se vio de qué modo los títulos públicos de naciones como Argentina, Portugal, España o Italia siguieron retrocediendo y sus tasas a diez años empezaron a levantar temperatura.

La tasa larga que paga Argentina, que en junio había bajando hasta 6,4% anual (desde el 10% que había cuando Macri venció a Scioli), ahora retomó la senda alcista, marcando ayer un valor del 6,8% (el más alto de los últimos meses).

Por ahora hay una gran certeza: si Prat - Gay salía a colocar bonos conseguía una ola de financistas interesados en prestar plata a tasas con tendencia descendente. Pero desde la llegada de Trump esa dirección parece haber cambiado.

Por eso, no sorprendió ayer que el Gobierno, en pleno ingreso de dólares por el blanqueo, decidiera seguir vendiendo joyas de la abuela: desprenderse de un terreno de 91.000 metros cuadrados en la zona de Catalinas Norte y Puerto Madero. “Enfrentarán el temporal despojándose de ese valor en vez de sumar más deuda por semana, como vienen haciendo de manera preocupante”, reiteraron en la city.

Lo particular de todo este momento es que este vendaval de necesidad de dinero de parte del Gobierno argentino se da con un “escenario Trump” en el que el dólar sigue ganando valor en el mundo, salvo en Argentina, donde se sigue retrasando semana tras semana.

Ayer el billete verde cedió otros dos centavos: el mayorista se negoció a $ 15,52, el oficial a $ 15,73 y el blue a $ 15,80. O sea, continúa en los mismos valores que viene registrando desde enero de este año, cuando la inflación acumulada en los últimos nueve meses llega nada menos que al 33%.

Este particular congelamiento del dólar, que es favorecido por un hecho completamente temporal como es el blanqueo, está provocando en el mercado interno un notable aumento en dólares de los valores que exporta Argentina. Los bancos siguen registrando fuertes entradas de dólares. El lunes próximo vence el plazo para que la gente deposite los dólares del colchón, en una colocación obligatoria que se extenderá hasta abril del año que viene. Pero desde ahora y hasta fin de año se tramita el blanqueo del dinero externo pagando 5% de multa y entre enero y marzo pagando 10%.

Por eso, según opinan los analistas, desde ahora hasta al menos abril el dólar continuaría sin demasiada fuerza, ya que la entrada por la exteriorización de capitales ocultos equilibraría la balanza de una compra mensual de ahorristas que siguen en los US$ 1.000 millones por mes y un saldo comercial que se achica por el aumento de los precios argentinos medidos en dólares .

Paradójicamente, mientras el dólar sigue quieto en la Argentina, ayer siguió avanzando de manera sostenida en Europa y Asia. El euro, que cotizaba a 1,15 dólares en mayo, se desplomó hasta 1,07 dólares ayer, su menor valor de los últimos 12 meses. Y el yuan chino cayó ayer a su menor valor de los últimos ocho años: a principios de 2014 se pagaban 6,05 yuanes por dólar y ayer se llegó a una paridad de 6,89, con gran aceleración en los últimos días.

Con ese cuadro de retraso cambiario y rojo fiscal, los inversores se siguieron desprendiendo de bonos argentinos. Con alto volumen negociado, hubo un fuerte cambio de posiciones y en los extremos hubo suba del 1 al 4,5% para los bonos I08F7, AD16D, PUM21, PARP, TO21, DICYD, CUAP, TO26 y PR15, y baja del 1 al 3,5% para los bonos DICYC, TVPE, CO26D y TUCS1.

El clima de las bolsas siguió siendo en general pesimista, con bajas en las bolsas europeas y cierre mixto en la Bolsa de Nueva York. En América Latina México bajó apenas y San Pablo subió 1,8% porque venia del feriado del martes. La Bolsa porteña terminó empatada subió 0,26% pero con una particularidad: operó el menor volumen de las últimas semanas, apenas $ 249 millones, y el 28% de ese monto se hizo en Petrobras Brasil.

Mirando en detalle, siguió la gran dispersión. Se registraron saltos del 4% al 11,4% para Esmeralda, Patagonia, Oeste, Autopista del Sol, Longvie, Consultatio, Caputo, Transener, Costanera, San Miguel y Rigollau. Y leve baja del 1 al 2,5% para Tenaris, Petrobras Brasil, YPF, Francés, Havanna, Telecom, Grimoldi, Petrobras Argentina, Telefónica y Clarín.

Entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York, hubo subas de 1% al 4,5% para Irsa Prop, Pampa y Cresud; y bajas del 1% al 3,8% para Ternium, Petrobras Argentina, Globant, Tenaris, YPF, Francés, Nortel, Galicia y Macro.

Siguieron entrando balances con cierre al tercer trimestre: entre los más destacados Tenaris ganó $ 232,9 millones y el banco HSBC perdió $ 1.339,7 millones.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés