El Economista - 70 años
Versión digital

vie 24 May

BUE 11°C

El crudo sigue marcando la pauta en los mercados

El precio del crudo alcanzó su máximo de las últimas cinco semanas y con ello, los principales índices bursátiles de Wall Street, Europa y Asia también alzaron vuelo.

16 agosto de 2016

por Dolores Ugarte

La primera jornada de la semana mostró dos caras. En el frente interno no hubo novedades debido al feriado, pero en el externo las novedades no faltaron en todos los segmentos gracias al nuevo impulso tomado por el petróleo.

El precio del crudo avanzó 2,8% para ubicarse en US$ 45,74 por barril, siendo esta su valoración máxima en cinco semanas. Se trata de la tercera jornada en alza consecutiva para la commodity, que acumula un incremento sostenido de 9%, gracias a las especulaciones sobre las medidas que podrían tomar los países productores para frenar la sobreoferta.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, manifestó su postura a favor de que las naciones que producen petróleo tomen medidas de estabilización de precios. De esa manera, a fines de la sesión, los contratos futuros del WTI para entregar en septiembre subieron US$ 1,25.

El crudo también se benefició del debilitamiento del dólar frente al euro y el yen, a partir de la publicación de un dato de manufactura en Estados Unidos que decepcionó al mercado. El WSJ Dollar Index, un índice que mide el comportamiento de la divisa estadounidense frente a una cesta de otras monedas de gran importancia en el globo, mostró un retroceso de 0,2% en la primera jornada de la semana.

Entre los grandes ganadores de la escena financiera a partir de la apreciación del barril del petróleo, figuraron los conglomerados accionarios en Wall Street. El Dow Jones de Industriales subió 0,3% para situarse en niveles récord, al igual que el S&P 500, mientras el índice compuesto tecnológico Nasdaq avanzó 0,6%.

El ascenso del petróleo inyectó entusiasmo entre los inversores que dispararon la compra de acciones en la plaza neoyorquina. Por otro lado, los precios de los bonos del Tesoro estadounidense cedieron, provocando un avance en las tasas de rendimiento frente a las presiones que genera la suba del petróleo y los contratos de futuros sobre este tipo de activos. Así, la tasa de retornos de los bonos del Tesoro a diez años avanzó 3,9 puntos básicos, lo que equivale a 1,55%.

Por su parte, las principales Bolsas europeas cerraron el lunes con una leve tendencia alcista, en un mercado tranquilo y con pocas iniciativas coincidiendo con el día feriado en varios países. En esa línea, en la plaza de Londres el índice FTSE 100 avanzó 0,4%, en Fráncfort el Dax subió 0,2% y en Madrid el Ibex 35 ganó 0,05%, pero en París el CAC 40 cedió 0,05%.

En tanto, las Bolsas de Asia operaron cerca de máximos en un año, luego de que un repunte de las acciones chinas contrarrestó la noticia de que el crecimiento económico japonés se estancó en el segundo trimestre de 2016.

En ese sentido, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghai y Shenzhen saltó 3,3% a un máximo en siete meses, en medio de la especulación de más estímulos.

La necesidad de nuevas medidas monetarias en Japón, más su débil crecimiento en el segundo trimestre, llevaron a una caída de 0,3% del índice Nikkei de la Bolsa de Tokio.

En el caso del vecino Brasil, el Bovespa ganó 1,6% y superó las 59.000 unidades por primera vez en casi dos años, gracias al favorable escenario externo a partir del avance en los precios del petróleo, lo que sustentó el repunte de las acciones de Petrobras.

Con respecto a otras variaciones del mercado que afectan directamente a la economía Argentina, el precio de la soja subió más de 2% para ubicarse en US$ 374 por tonelada. Las cotizaciones de los granos en general siguieron esta tendencia positiva, ya que en el mercado de Chicago el trigo se apuntó 1%, hasta los US$156,81 por tonelada y el maíz ganó 1,70%, hasta los US$ 129,03 por tonelada.

Si bien en el mercado local no hubo movimiento por el feriado, se conoció un informe de Economía & Regiones, en el que se advierte del abaratamiento que seguirá teniendo el dólar en la Argentina, durante lo que queda de 2016 y en 2017.

En el reporte se hace referencia a que el Gobierno apuesta con fuerza por el tipo de cambio flotante, lo cual implica que la cotización del dólar estará determinada por las fuerzas de mercado y las expectativas de los agentes económicos. No obstante, lo que realmente tiene importancia y trascendencia no es el dólar nominal, sino el dólar real, es decir, la cotización luego de computar los efectos de la inflación. En ese sentido, la moneda medida en términos reales tiene una inexorable tendencia apreciadora de largo plazo.

El informe también hizo mención a que el país tiene actualmente el dólar más caro de la región, porque se encuentra 16% más caro que a la salida de la convertibilidad, mientras que en todos los otros países de la región el dólar está más barato que a fines de 2001.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés