El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

El BCRA ya le pasó $ 96.500 M a Dujovne

En junio, el giro de Adelantos Transitorios (AT) hacia el Tesoro fue de $ 42.300 millones

06-07-2017
Compartir

La base monetaria totalizó $ 833.000 millones en junio, y eso supuso una suba interanual del 32% (o +8,3% en términos reales), según un informe de Labour, Capital & Growth (LCG), difundido ayer. “El crecimiento estuvo en línea con lo observado en mayo, aunque en términos reales resultó 2,3 puntos superior”, agregó el reporte.

En la comparación intermensual, la base monetaria se expandió en $ 76.000 millones (el monto mensual más alto en el año). “El sector público explicó poco más de la mitad de la emisión del mes ($ 40.300 millones), por giro de Adelantos Transitorios (AT) por $ 42.300 millones”, indica LCG. Así, esos giros ya acumulan $ 96.500 millones en el año, 64% de lo pautado entre Federico Sturzenegger y Nicolás Dujovne para todo 2017.

El sistema financiero fue expansivo por casi $ 35.000 millones. Vía Lebac inyectó $ 40.000 debido a que renovó el 78% de los $ 547.000 millones que vencían en junio (más del 60% de la base). Y por operaciones de pases logró absorber $ 7.000 millones. A su vez, debido al cese de la intervención del BCRA en el mercado cambiario, “no se registró emisión por compra de divisas al sector privado”, indicó LCG. Sólo intervino en una jornada en la que compró US$ 100 millones.

En el primer semestre del 2017, agrega LCG, la base monetaria se expandió a un ritmo promedio del 37% interanual, o 6,2% en términos reales. El sector público demandó emisión por $ 170.00 millones ($ 97.000 millones por AT y $ 77.000 millones por venta de divisas al BCRA). El incremento por compra de divisas al sector privado fue de $ 27.000 millones. Del otro lado, el BCRA logró retirar $ 184.000 millones: $ 134.000 vía Lebac y $ 65.000 millones por operaciones de pases.

En junio el BCRA mantuvo sin cambios la tasa de referencia (TNA 26,25%) en tanto las expectativas de inflación para los próximos meses continúan por encima de su objetivo (1,5% para julio y 1,3% para agosto aunque, aclara LCG, ese cálculo se hizo antes de la suba de las naftas y la disparada del “billete”).

“En la última licitación de Lebac (19 de junio) tampoco realizó modificaciones en las tasas de las letras más cortas (1, 2 y 3 meses), aunque corrigió al alza la tasa de las letras a 5, 7 y 8 meses buscando evitar la concentración de los vencimientos extendiendo los plazos”, indicó LCG.

Asimismo, la disparada del dólar en la última semana profundizó la intervención del BCRA en el mercado secundario convalidando aumentos en la tasa de letra más corta (19 julio), que el miércoles trepó a 26%, 50 puntos básicos superior a lo ofrecido en la última licitación.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés