El Economista - 70 años
Versión digital

jue 06 Oct

BUE 16°C
Versión digital

jue 06 Oct

BUE 16°C

El BCRA sube las tasas de la Línea de Financiamiento Productivo para Mipymes

El reciente anuncio del BCRA tendrá también su repercusión en los costos para financiar tanto préstamos personales como inversiones productivas
El reciente anuncio del BCRA tendrá también su repercusión en los costos para financiar tanto préstamos personales como inversiones productivas
25-08-2022
Compartir

El reciente anuncio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) de que aumentará las tasas de referencia de 800 puntos básicos tendrá también su repercusión en los costos para financiar tanto préstamos personales como inversiones productivas. Además, las compras con tarjetas de crédito también sufrirán un aumento.

El BCRA lanzó el Comunicado A7561 en la que dispuso que, a partir del ciclo de facturación correspondiente a este mismo mes de agosto, la tasa nominal anual del límite al interés compensatorio para financiaciones relacionadas con tarjetas de crédito, pasen del 57% al 62%. Esto afectará a quienes eligen cancelar únicamente el pago mínimo y financiar el remanente.  Lo cual implica que, a partir de ahora, todos los gastos con tarjeta de crédito que decidamos diferir en el tiempo tendrán un mayor costo.  

Estos anuncios, van en consonancia con la disparada de la inflación que se viene registrando en nuestro país. Y, sin dudas, no hay que descartar nuevas subas en los próximos meses, si continúa registrándose la tendencia inflacionaria actual.

Inversión productiva más cara

Las compras con tarjeta de crédito y los préstamos personales no serán los únicos afectados por la medida. El BCRA ha establecido también un aumento para las tasas cobradas por la “Línea de Financiamiento Productivo para mipymes”.

Esta opción de financiación es altamente elegida en la actualidad por pequeñas empresas que buscan realizar inversiones con el fin de aumentar su capacidad productiva o mejorar diversos aspectos de su negocio. La reciente subida ha llevado las tasas de interés para financiar capital de trabajo del 42,5% al 50% y para proyectos de inversión del 50% al 58%.

Está claro que esta decisión de la máxima autoridad monetaria del país pone en alerta al ya de por sí golpeado sector de las pequeñas y medianas empresas. La inflación está afectando seriamente los costos de las compañías de todos los tamaños, sin embargo, las Pymes son las más tocadas por su limitada capacidad para soportar períodos largos de mercados bajistas. 

El acceso a tasas subsidiadas ha sido un pilar importante para sostener a los negocios y a sus trabajadores en contextos postpandemia. Por eso, sorprende la decisión de encarecer el acceso a financiación que tenga el objetivo de generar mejoras en las empresas. 

Aun así, si tenemos en cuenta las perspectivas de los expertos, que sitúan la inflación por encima del 70% o 75% para este año, las tasas de interés del 50% y 58% mencionadas anteriormente, acaban por resultar negativas. Es decir que, en términos reales de poder adquisitivo, al finalizar el préstamo se acabará pagando incluso menos que el monto pedido inicialmente. Resultando esto sumamente atractivo para las empresas. 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés