El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Escenario

El BCRA se endeuda y pierde reservas y Massa hace otro canje

Massa realizará mañana otro canje. Los dólares libres subieron apenas. Día caótico en commodities.

El Banco Central siguió perdiendo reservas y tomando más deuda.
El Banco Central siguió perdiendo reservas y tomando más deuda. .
Luis Varela Luis Varela 09-11-2022
Compartir

Como si estuviera llegando una especie de "la hora de la verdad" los mercados del mundo y de la Argentina se movieron ayer con notable intensidad, con mucho movimiento de inversores, con los ojos colocados en varios focos decisivos: la elección de EE.UU., la decisión europea a las puertas del invierno, la permanente pérdida de reservas del BCRA, una pax cambiaria que empieza a desperezarse y un ministro Massa que sigue intentando postergar, ganar tiempo, procrastinar, por lo que mañana lanzará un nuevo canje voluntario de deuda corta, ofreciendo bonos duales que vencerán (como ya hizo hace algunas semanas) en junio, julio y septiembre próximos.

El resultado de todos esos movimientos determinó que ayer el dólar global perdiera algo de terreno, los dólares locales estuvieron en general con leves subas, los bonos argentinos mejoraron (con el riesgo país en baja (cedió 56 unidades, hasta 2.487 puntos básicos), Wall Street y casi todas las bolsas subieron, pero Buenos Aires ni se movió, con un día mixto para los ADR. Pero lo más llamativo fue un verdadero caos en las commodities, con una caída del 3,1% para el petróleo (Holanda pidió fin de sanciones a Rusia a las puertas del invierno y con una inflación galopante), con los metales preciosos en aumento, los metales básicos aún en repunte, granos mucho más tranquilos y una jornada frenética para las criptomonedas, con subas y bajas que al cierre del día determinaron que el Bitcoin se hundiera 13%, con caídas que fueron del 4% al 15% en el resto de los valores de ese panel.

Al cierre de esta edición no había números oficiales sobre el resultado electoral en Estados Unidos, aunque las bocas de urnas daban posición favorable para los republicanos. Eso generó cierto optimismo en los inversores especulativos de Wall Street, por lo que las tasas largas estadounidenses cedieron apenas (se pagó 4,8% anual a 1 año, 4,3% a 5 años, 4,1% a 10 años y 4,3% a 30 años) y eso determinó que en el exterior el dólar estuvieron en general sin fuerza: subió 0,5% en México y 0,3% en China, pero bajó 0,3% contra el real y la libra, 0,5% contra el euro, 0,7% contra el yen y cayó 1% en Chile.

A nivel local, mientras tanto, los diálogos que retumbaban en los teléfonos de los consejeros de inversión surgían desde los que vienen haciendo carry trade, jugados a tasa en pesos, con buenas ganancias en los últimos días, preguntando: "¿me bajo?". El gran tema es que muchos apostaron a plazos fijos UVA+1, les faltan algunos días para cerrar el negocio, y retirarse con hurras, y temen que la pax cambiaria termine. De hecho, ayer, a pesar de que el Banco Central volvió a vender una gran cantidad de reservas (US$ 145 millones) y al mismo tiempo chupó de los bancos depósitos por $758.965 millones en Leliq cortas, algunos dólares mostraron algunas subas.

El dólar en Argentina

Mientras la sociedad del conurbano se vio sacudida por un paro de trenes y subtes que duró hasta casi media tarde, la gran ansiedad de los que están en pesos a tasa de interés se basa en una verdad absoluta: solo en noviembre el BCRA pagará en intereses de Leliq unos $500.000 millones, una cantidad similar a lo que el Estado gasta en jubilados y pensionados en un mes, lo cual demuestra que estamos sumergidos en un caos descomunal. Y así ayer -mientras el BCRA se convierte en una caja negra, una alfombra que tiene una cantidad indecible de basura oculta- el dólar blue subió 1 pesos hasta 291 pesos, los dólares oficiales siguen viajando más lento que la inflación (CABA informó que en octubre tuvo un IPC del 7% mensual, del 72,9% este año y del 84% en los últimos doce meses), por lo que (al final del día el BCRA perdió otros US$ 147 millones), y con eso el dólar Qatar subió 92 centavos hasta $333,59, el Senebi bajó $1 hasta $302,40, el MEP saltó $1,82 hasta $292,37 y el contado con liquidación bajó $2,16 hasta $301,24. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 74,5% y la del CCL y el mayorista fue del 88,6%. Pero atención, el peso pierde valor contra otras monedas: ayer el euro oficial subió 1,24 hasta 160,86, la libra subió 80 centavos hasta 184,28 y el real subió 17 centavos hasta 31,06. Todo con tasas de plazos fijos que pagan 75% anual.

Licitación revancha

Todo esto sucede con la Secretaría de Finanzas trabajando a destajo. Ayer realizó la licitación revancha del lunes y, con apenas doce ofertas, el Tesoro tomó deuda por otros $4.345 millones, en una letra del Tesoro en pesos a descuento con vencimiento el 28 de febrero de 2023 (S28F3) con una tasa del 87,15% anual (117% efectiva). Pero la gran novedad del día es que mañana mismo el Tesoro realizará su segundo gran canje de deuda, tratando de postergar grandes vencimientos de corto plazo, para seguir acumulando obligaciones con bonos duales (con ajuste CER o con dólar linked, lo que más rendimiento entregue), llevando más papeles que finalizarán en los meses de junio, julio y setiembre próximos. Y eso se dará con la selección de candidatos de los distintos partidos antes de junio, con las PASO en el medio, ya que se realizarán (fue retirado el proyecto para suspenderlas), todo un mes antes de la elección presidencial de octubre.

Detallándolo de la manera más sencilla posible, para limpiar el corto, el Gobierno ofrece canjear este jueves Ledes, Lecer, bonos dollar linked y Boncer por tres bonos duales, en tres tramos:

  1. Se cambiarán dos letras y un bono del tesoro, por un bono dual a junio 2023. Aquí entran la letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 23 de noviembre de 2022 (te1), la letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 30 de noviembre de 2022 (te2) y el bono del Tesoro nacional vinculado al dólar estadounidense vencimiento 30 de noviembre de 2022 (te3), y a cambio se ofrecerá un bono de la Nación Argentina en moneda dual vencimiento junio 2023.
  2. También se cambiarán tres letras por un bono dual con vencimiento a julio 2023. En este caso entrarán la letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 16 de diciembre de 2022 (te4), la letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 16 de diciembre de 2022 (te5) y la letra del Tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 30 de diciembre de 2022 (te6). Y a cambio se ofrecerá un bono de la Nación Argentina en moneda dual vencimiento julio 2023.
  3. Y en el último tramo se cambiará un bono por otro bono dual con vencimiento en setiembre de 2023. Aquí entrarán los bonos del Tesoro nacional en pesos ajustados por CER 8,5% vto 2022 (te7), y a cambio se ofrecerá un bono de la Nación Argentina en moneda dual vencimiento septiembre 2023.

Veremos qué resultados obtiene la Secretaría de Finanzas. En la licitación que hizo el lunes y martes el resultado no fue bueno. Consiguió más dinero que el que vencía, pero los inversores reales tomaron papeles muy cortos, que vencen en pocos días o en febrero y con tasas efectiva anuales del 117% anual. Y el Gobierno también les ofreció a los bancos colocarles un bonos con vencimiento en 2027 (Bote 27) a cambio de encajes, que rinden cero, y a partir de esta postura comenzarán a pagar una tasa de interés del 43%. Frente a esto los analistas advierten que el sistema financiero argentino está prácticamente estatizado, ya que 8,5 de cada 10 depósitos están convertidos en Leliq, pases, Letras o bonos del Tesoro.

Subas en las bolsas

Después de toda esta cantidad de datos que empachan, medio mundo miraba hacia EE.UU. para ver si efectivamente los republicanos ganaban ambas cámaras y dejaban a Biden como pato rengo, sin posibilidad de aumentar el gasto, y obligando a Jerome Powell a ser el que afloje las rienda si una recesión importante empieza a verse en territorio norteamericano. La posibilidad de que la Fed no lleve a la tasa corta más allá del 5% anual fue música para los inversores altamente especulativos y (a pesar de que los bancos de inversión recomiendan vender con cada suba) ayer hubo un nuevo aumento del1% para el Dow, del 0,6% para el S&P y del 0,5% para el Nasdaq, mientras que la Bolsa de San Pablo subió 0,7% y la de México mejoró 0,2%.

¿Qué pasó en el mercado bursátil local con todo esto? Con $1.365 millones  operados en acciones y $3.610 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió 0,1%. Y los ADR argentinos en Nueva York mostraron una suba del 1% al 4,4% para Pampa E, Cresud y Supervielle; con bajas del 1,5% al 3% para TGS, Central Puerto, YPF, IRSA y Loma Negra. Frente a esto los operadores por primera vez ven que por delante hay una mejor oportunidad para los bonos que están regalados, y sienten cierta inquietud para las acciones, porque entienden que Massa acumula una montaña de vencimientos que será muy compleja de postergar antes de la elección.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés