El Economista - 70 años
Versión digital

lun 24 Jun

BUE 6°C

“El ámbito corporativo presenta muy buenas oportunidades”

27 octubre de 2016

Entrevista a Ezequiel Zambaglione, Head de Estrategia & Research para Wealth Management en Puente

La estrategia de inversión del ahorrista local debe enfocarse en servir como cobertura a los aspectos que más importan en Argentina, como la inflación, la evolución de dólar y el endeudamiento público. En esa línea, Ezequiel Zambaglione, Head de Estrategia & Research para Wealth Management en la firma Puente, compartió con El Economista sus recomendaciones financieras en aras de cumplir con este propósito.

De los instrumentos de renta fija locales, ¿en cuáles se observa más atractivo para la inversión?

En primer lugar pensaría mi inversión en renta fija en dos tramos, los bonos cortos y los bonos con vencimiento de mediano a largo plazos. Entre los bonos cortos, la primer decisión que debe tomar el inversor es la moneda, es decir, qué porción invertir en bonos en pesos y qué porción en bonos en dólares. La estrategia que recomiendo es aprovechar la volatilidad que el tipo de cambio viene mostrando en los últimos meses, incrementando posiciones en moneda local cuando el tipo de cambio se ubique por encima de los $15,5 y, por el contrario, favorecer a los activos dolarizados cuando el tipo de cambio se acerca a los $15,10. Para las opciones en dólares de corto plazo, los bonos dollar-linked ofrecen las mejores posibilidades, con rendimientos superiores al 4%. En el tramo de mediano y largo plazos, los títulos locales en dólares comienzan a mostrar un comportamiento similar a los emergentes en general y de la región en particular. Considerando que no se esperan importantes ganancias de capital hasta tanto se observen mejoras en el frente fiscal o político, donde no habrá novedades en el corto plazo, el mayor rendimiento que ofrecen los bonos más largos no compensa la mayor exposición a los riesgos internacionales. En este sentido, prefiero posiciones en bonos de mediano plazo, con vencimientos entre 2021 y 2024. Los bonos que ajustan por CER también son atractivos, ante la expectativa de que el BCRA mantenga las tasas altas hasta tanto las expectativas de inflación para 2017 se ubiquen por debajo de 17%, lo cual parece poco probable hasta tanto se definan los subsidios y la negociación de paritarias.

¿Ve atractivo en las emisiones de deuda corporativa local?

Actualmente, en Argentina las compañías presentan bajos niveles de endeudamiento luego de un largo período sin acceso al mercado de capitales, favoreciendo la capacidad de pago de las empresas. El ámbito corporativo presenta muy buenas oportunidades de inversión, donde se pueden obtener rendimientos de entre 2 y 3 puntos superiores a los bonos soberanos, que más que compensan el riesgo corporativo. Entre los activos en particular, se destacan las emisiones de YPF, IRSA y Edenor, que ofrecen rendimientos atractivos y con posibilidad de achicar spreads frente a los bonos soberanos, implicando potenciales ganancias de capital, comparativamente con empresas similares de la región. Los bonos con vencimientos entre 2021 y 2024 ofrecen las mejores oportunidades.

¿Las Lebac siguen siendo una alternativa con potencial y cuál sería el plazo más conveniente para invertir en ellas?

Las Lebac siguen siendo un instrumento atractivo. Actualmente el plazo más conveniente es 35 días, de acuerdo a las proyecciones de una inflación que se mantendría más alta de lo esperado, lo que implica una reducción de tasa por parte del BCRA más lenta de lo implícito en la curva, con lo que se pueden obtener mejores rendimientos renovando cada 35 días que invirtiendo directamente en los plazos más largos. Considero que un tipo de cambio por encima $15,5 ofrece un buen punto de entrada para inversiones en pesos en general y de Lebac en particular.

En lo que acciones se refiere, ¿en qué papeles ves oportunidad más allá de los bancos?

Creo que los bancos todavía se ofrecen como buenas alternativas, ya que serían los principales ganadores con la recuperación económica. Una acción interesante y en la que veo mucho potencial de apreciación es IRSA, que también se vería beneficiada por una recuperación económica, sobre todo a partir de su negocio de shoppings, ya que los contratos de alquiler en general incluyen una parte variable atada a las ventas de los locales. Lo interesante de IRSA, y a diferencia de los bancos, es que su negocio de alquiler de oficinas y la parte fija de los ingresos de shopping ofrecen protección en caso de un escenario donde la economía no se recupera de acuerdo a lo esperado.

El sector de petróleo y gas también ofrece buenas perspectivas, por tratarse de un rubro estratégico para el Gobierno, especialmente en la producción de gas, y por lo cual considero que se mantendrán los programas de Plan Gas para luego converger a un precio de mercado que permita que los proyectos continúen siendo rentables. Dentro de este sector se destaca YPF, cuyo negocio está rotando hacia la extracción de gas, lo que va a aportar un gran valor a la compañía, y Pampa Energía, que a través de su subsidiaria Petrolera Pampa y mediante la reciente adquisición de Petrobras Argentina, posee una importante exposición a la extracción de gas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés