El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 17°C
Panorama

Desde el portazo de Guzmán, la Bolsa subió 300% en pesos

En medio de inestabilidad cambiaria, con rulos a la orden del día, y con una buena rueda para los bonos, la Bolsa de Buenos Aires volvió a dar la nota con otra suba potente, y esta vez con más volumen operado.

Wall Street operó plano, pero con los ADR argentinos subiendo en bloque.
Wall Street operó plano, pero con los ADR argentinos subiendo en bloque.
Luis Varela 06 junio de 2023

Otra vez, en medio de intensas pujas entre políticos y con los operadores advirtiendo que se vienen tres semanas con diapasón electoral en las que nada será cierto del todo, la Bolsa de Buenos Aires volvió a destacarse por encima de todos, al tiempo que los bonos actuaron sostenidos, con los dólares mixtos y el BCRA sumando unas pocas reservas, ya sin en dólar soja en funciones.

La Bolsa sigue

img_7358
 

Con muy buen volumen de negocios, $7.348 millones operados en acciones y $12.663 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió ayer 2,3%, en un día en el que Wall Street estuvo con una leve baja, con San Pablo sin cambios y con la Bolsa de México 0,6% arriba. Pero lo más destacado fue que Nueva York cedió pero las ADRs argentinas tuvieron en ese mercado una suba en bloque del 1 al 8% para Edenor, Telecom, Galicia, Macro, Supervielle, Francés, Central Puerto, Cresud, YPF, IRSA, Pampa E, Mercado Libre y Loma Negra; y solo con una baja: del 2,7% para Despegar.

Esta vibrante suba de las acciones argentinas, que ya hace girar la cabeza a más de un analista internacional, tiene una particularidad: comenzó exactamente el día en el que pegó el portazo de renuncia el ex ministro de Economía Martín Guzmán a principios de julio del año pasado. Allí hubo una participación de veinte días con Silvina Batakis en Economía, pero luego aterrizó Sergio Massa con su emisión de pesos múltiple. Y en base a esa lluvia de moneda local, desde que se fue Guzmán la Bolsa porteña sube 300% en pesos y 100% en dólares.

La tijera utilizada por Massa, que intervino el Banco Central colocando la mesa de operaciones de la entidad en manos de su hombre en Reconquista 266, Lisandro Cleri, dejando a Miguel Angel Pesce como un presidente un poco prosódico, el equipo económico se encargó de regar de pesos toda la economía y, al mismo tiempo, frenar al dólar con todas las herramientas a mano: utilización de reservas o venta masiva de bonos, en manos del Tesoro, del BCRA y últimamente también del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses.

Así, a poco más de diez meses con Massa como presidente virtual de Argentina, puede decirse que hizo subir el precio de las empresas que cotizan en la Bolsa porteña hasta el cielo, les duplicó el valor en dólares, y al mismo tiempo mejoró 8% el valor de los bonos, pero al mismo tiempo quemó US$ 10.000 millones en reservas del BCRA, sin contar con que en el medio la autoridad monetaria recibió tres veces DEG del FMI, por lo que el pasivo de Reconquista 266 está en niveles insólitos, con una deuda en Leliq que nadie sabe de qué manera se va a resolver.

En las últimas horas, además, el secretario de Finanzas Guillermo Setti trabajó a gran velocidad para armar un menú para realizar un canje de bonos a través del cual Massa planea pasarle al Gobierno que viene una deuda por entre $7 y $10 billones. En los próximos noventa días el Tesoro tiene vencimientos por $ 7,7 billones, de los cuales $ 1,2 billones vencen en junio, $4,3 billones en julio y $2,3 billones en agosto. Según el cronograma conocido hasta ahora, este mes habrá dos licitaciones, con sus respectivas revanchas de un día después, los días 14 y 28 de junio, por lo que con gran apuro la secretaría de Finanzas lanzó su propuesta de canje anoche mismo

Los bonos mejor

Mercados.
 

A pesar de semejante desafío de vencimientos, ayer los bonos argentinos anotaron una leve suba, con alta intervención oficial ya que el volumen operado fue muy superior a lo normal, por lo que el riesgo país tuvo una baja de 43 unidades, hasta 2.518 puntos básicos. Y eso ocurrió en una rueda en la que los dólares financieros libres estuvieron marcadamente para arriba, con el blue hacia abajo, con los operadores advirtiendo que el rulo entrando y saliendo por uno y otro canal está a la orden del día, por lo que todas las cotizaciones se están acercando, mientras el dólar turista ya viaja en las alturas, a casi $508.

Esta vibrante situación local se concretó con un mercado internacional en el que hubo muchos condimentos. Destacando lo que ocurrió según volúmenes operados, lo más consistente tuvo que ver con una reacción mixta global del dólar. El viernes pasado EE.UU. registró la creación de una fuerte cantidad de empleos, eso convenció a los operadores de que el miércoles de la semana próxima la Fed puede llegar a subir su tasa de interés base en otros 25 puntos básicos, de 5,25% a 5,50% anual (y posiblemente otro tanto en julio, dependiendo de lo que pase con los datos de empleo e inflación que vayan apareciendo).

Esperando a la Fed

dolar
 

Ayer, por lo pronto, por la expectativa de suba de tasas de la Fed, se aplanaron las tasas largas de EE.UU.: se pagó 5,2% anual a 1 año de plazo, 3,9% a 5 años, 3,7% a 10 años y 3,9% a 30 años. Y con ese premio en el exterior el dólar subió 0,3% en China, 0,2% contra la libra, no cambió contra el euro y el chileno, bajó 0,2% en Japón, 0,4% en México y 0,7% en Brasil.

A nivel local, mientras tanto, como dijimos, entre el rulo de los inversores especulativos y el desahorro de los consumidores sin fondos, los dólares se movieron a dos puntas. En un día en el que ya no hubo dólar soja, el BCRA pudo comprar en el mercado apenas US$ 6 millones y al final del día la autoridad monetaria sumó US$ 15 millones a las reservas. Y con eso el dólar blue cayó $4 hasta $486, el dólar Qatar saltó $3,68 hasta $507,66, el Senebi subió $2,85 hasta $491,05, el MEP saltó $5,60 hasta $474,69 (hasta un récord histórico) y el contado con liquidación subió $2,04  hasta $493,01, aunque en el poscierre se llegó a operar a casi $ 497. Por lo que en definitiva la brecha entre oficial y blue bajó al 92% y la del CCL y mayorista subió al 104%.

Novedades en commodities

Crisis Rusia-Ucrania desata fuerte impacto en los precios del petróleo
 

Debajo de toda esa marea cambiaria, hubo importante novedades en cuanto a los commodities. La de mayor importancia tuvo que ver con el petróleo, ya que el domingo se reunieron en Viena los miembros de la Opep+ (Organización Petrolera en la que tienen mayor influencia árabes y rusos) y resolvieron que realizarán un fuerte recorte de oferta de barriles para evitar que el crudo siga bajando. Esto tuvo de entrada un importante pulso alcista para la cotización del oro negro, pero con el correr de las horas, para sorpresa de los miembros del cartel, el petróleo fue achicando su valor hasta quedar prácticamente en los precios del viernes pasado por lo que la promesa de recorte de producción no le hizo ni cosquillas al precio.

Debajo del "ida y vuelta" del petróleo, los metales preciosos y básicos y los granos tuvieron un día mixto (tanto en Chicago como en Rosario). Pero el elemento más distintivo de la jornada tuvo que ver con una demanda realizada por el gobierno de EE.UU. contra la exchange de criptomonedas Binance, por lo que todos los valores del panel cripto sufrieron: el Bitcoin cayó 5,9% pero hubo descensos de hasta el 8% en el resto de los activos de ese cuadrante, con un derrumbe de más del 10% en la Bolsa de Nueva York para Binance y con una estocada del 9% para Coinbase.

En la Bolsa de Nueva York, además de la expectativa de esperar más suba de tasas en la Fed, empiezan a aparecer analistas que afirman que las empresas vinculadas a la inteligencia artificial ya subieron demasiado. Por ejemplo, las acciones del papel de moda Nvidia, pasó de cotizar a US$ 120 en agosto del año pasado hasta US$ 392 ayer, con un salto del 225% en dólares en apenas diez meses, una enormidad.

Por esa razón, la Bolsa se apagó levemente ayer: el industrial Dow Jones cedió 0,6%, con el S&P y el Nasdaq apenas abajo. Pero, como dijimos al comienzo de esta columna, lo mejor de lo mejor estuvo en los papeles argentinos, con precios sobresalientes, frente a los que los analistas afirman: "quedan diez semanas para las PASO, de acuerdo al resultado que se obtenga las acciones se van a mantener o a seguir, y los bonos se van a motorizar, aunque estamos en medio de un trade electoral en el que si aparece algo inesperado todo el movimiento actual bien podrá ser catalogado como una burbuja temporal".

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés