El Economista - 70 años
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 20°C
Versión digital

sab 03 Dic

BUE 20°C

Con dólar más débil, continuó la fiesta en acciones y bonos

Los mercados vivieron otra rueda de fiesta y hubo subas de hasta el 2,5%. El riesgo país de Argentina está cada vez más cerca de los 400 puntos básicos. Los operadores, les recomiendan calma a los inversores porque descuentan que a fin de año subirán las tasas de interés.

23-09-2016
Compartir

por Luis Varela

Los mercados de aquí, allá y todas partes profundizaron ayer el jubileo, después de que los Bancos Centrales de EE.UU. y de Japón (Fed y BoJ) decidieran el miércoles que sus políticas monetarias continuarán siendo expansivas.

El dinero que riega todas y cada una de las plazas hizo subir a casi todo: las acciones, los bonos e incluso le llevó alguna bendición a buena parte de las commodities, haciendo que los países productores de materias primas estuvieran entre los más beneficiados.

El derrotero principal de este momento de fiesta lo dio el precio internacional del dólar, que volvió a bajar ayer contra casi todas las monedas. El euro, que hace pocos días cotizaba a 1,10 dólares, alcanzó un valor de 1,12. El dólar rozaba los 104 yenes hace dos semanas, y ahora está a punto de bajar de 100 yenes. Se pagaban 0,984 francos suizos por dólar y ahora se pagan 0,968. En Chile el billete verde bajó de 675 a 658 chilenos. En Brasil bajó de 3,34 a 3,22 reales. E incluso se enfrió en México, donde venía subiendo mucho, al achicar de 19,80 a 19,60 mexicanos.

En Buenos Aires, mientras tanto, siempre a contramano del mundo, el dólar no solo no bajó, sino que subió un par de centavos. El tipo de cambio oficial cerró a $ 15,41 y el blue pasó a $ 15,70, su valor más alto de los últimos seis meses. Pero lo que más subió fue el euro oficial, que superó los $ 17, con el euro blue saltando hasta $ 17,32.

La baja del dólar, mas la casi total seguridad de que la Fed dejará las tasas tal como están (entre 0,25% y 0,50% anual) hasta diciembre (ya que se descuenta que Janet Yellen, la titular de la Reserva Federal, no subirá las tasas días antes de la elección presidencial norteamericana) también provocó un fuerte aumento en los títulos, tanto bonos como acciones.

Los mercados de todas partes estuvieron sufriendo en la primera parte de setiembre una fuerte baja en los bonos, debido a que la Fed estaba por situarse en un escalón de mayor competencia. Pero el retraso en la decisión de subir las tasas empujó a los bonos, y muchos tenedores de este tipo de papeles respiraron aliviados.

Y dentro de todo el espectro de títulos, los bonos argentinos se encontraron entre los más beneficiados: subieron 0,4% el miércoles y ganaron 0,6% ayer, por lo que los títulos públicos nacionales se encuentra nuevamente en una cumbre, con el riesgo país de Argentina cada vez más cerca de los 400 puntos básicos.

Eso si: se volvió a observar una gran concentración de negocios en pocos papeles. El 70% de lo operado en bonos se transó en apenas 4 títulos: el bono AA17 se llevó el 36% de las operaciones, el DICA el 16%, el AY24 el 12% y el AO16 el 5%. Hubo una suba del 1,5 al 3% para los bonos TVPP, PB24D, ERD16, AA26D, PAP0, PBM24 y SA24D, y una baja del 0,3 al 0,5% para los bonos AO20, PMG18 y BDED.

Las Bolsas de todas partes también vivieron su fiesta. En Europa hubo aumentos masivos en todos los recintos, con aumentos del 2,3% en Frankfurt y en París. Wall Street terminó con un avance de entre 0,5 y 0,9%, con alguno de sus índices en un nivel récord. Y en Latinoamérica también hubo clima festivo: México ganó 2,2% y San Pablo trepó 1%.

Por supuesto, la Bolsa de Buenos Aires no fue la excepción. Y con un gran volumen de negocios que llegó a 351 millones de pesos en acciones, el índice Merval logró subir otro 2,15% y alcanzó otro récord histórico de 16.643 puntos.

Probablemente lo mejor de esta rueda de negocios tuvo que ver con la gran dispersión del volumen. El 70% de lo operado en acciones se transó en trece papeles: Pampa se llevó el 9,6% de los negocios, TGS el 9,4% y Petrobras Brasil el 7,4%, en tanto que firmas como Transener, Siderar, Cresud, Minetti, Galicia, YPF, Mirgor, Edenor, Aluar y San Miguel tuvieron participaciones de entre 3 y 6% del total de las operaciones.

En cuanto a precios hubo un salto del 3 al 9% para Introductora, Rosenbusch, Transener, Costanera, Molinos, Cuyana, Celulosa, San Miguel, Santander, Pampa, Mirgor y Grimoldi. Al tiempo que se anotó una baja del 2 al 6,6% para TGLT, Minetti, Gas Natural, Santander Río, Longvie, Agrometal, Morixe y Ferrum.

Y lo más destacable del caso es que los ADRs argentinos que cotizan en Nueva York también estuvieron con una suba notable: con un salto del 2,5 al 3,5% para Pampa, Galicia, Francés, Edenor, Irsa Inv, Cresud y Macro. Sólo hubo bajas del 1% para Ternium y Nortel.

¿Puede continuar la fiesta? Los operadores les recomiendan calma a sus clientes. Descuentan que a fin de año la Fed sacará tarjeta roja, con una suba fuerte en las tasas, y que eso cambiará el mercado, con chances de depuración.

A nivel local, mientras los inversores siguen haciendo consultas por el blanqueo, sin colocar un dólar a disposición de la AFIP, las tasas de los plazos fijos bajaron otro escalón: ya se pagan tasas que van del 19,3% al 20,3% anual. Por lo que en negocio de colocar pesos se sigue achicando.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés