El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 7°C

Bolsas para abajo y con altos volúmenes negociados

Ayer hubo muchos operadores concentrados en el debut del Banco Supervielle. Mientras tanto el dólar sigue firme en el mundo y hay una llamativa debilidad de las monedas de México y Colombia. En Argentina entran capitales y el dólar baja. El mayorista registró su menor valor desde enero.

20 mayo de 2016

por Luis Varela

“Pudo haber sido peor”, dijo un operador al mirar a última hora de ayer el final de un día de negocios en los que casi todas las Bolsas del mundo terminaron en rojo, y en general con altos volúmenes negociados, lo cual anticipa que el derrape puede seguir.

Las inversiones de riesgo vienen con heridas desde la tercera semana de abril, cuando varios miembros de la Reserva Federal de EE.UU. ratificaron que muy pronto subirá la tasa de interés testigo, y que puede haber dos o incluso tres aumentos hasta fin de año. Este miércoles dos representantes de ese organismo dijeron que el primer aumento puede ser en junio, dentro de tres semanas, y con eso la ola de ventas se precipitó.

Para peor, a primera hora de ayer se supo que los pedidos de seguros por desempleo de EE.UU. retomaron la baja y detrás de esa noticia las Bolsas llegaron a perder hasta 3%, en lo que parecía un jueves negro. Pero minutos después, probablemente asustados por la corriente vendedora, miembros de la Fed dijeron que la suba de tasas puede llegar en julio, y los precios mejoraron algo, pero quedaron más de 1% abajo.

Los papeles argentinos sufrieron bastante. En la Bolsa de Buenos Aires, con un aumento de volumen en un día bajista (una muy mala señal), el índice MerVal mostró un derrape del 1,6%, que se estira a casi 4% de baja esta semana y 8% de pérdida en lo que va de mayo.

Este bajón se dio a pesar de debutó ayer el primer papel desde que Globant salió al mercado en 2014: el Grupo Supervielle, dueño del banco del mismo nombre, embolsó cerca de 280 millones de dólares por la venta de una parte de su paquete accionario. La operación fue comandada por los bancos Morgan Stanley y Bank of America Merril Lynch a nivel global y la firma Raymond James quedó a cargo de la colocación de acciones en Buenos Aires.

Con los ojos en el debut del Supervielle, ayer no todo fue para abajo en la Bolsa porteña: hubo una suba del 1,5% al 3,4% para Caputo y Gas Natural entre otras empresas pero también hubo caídas del de 2% al 6,5% para algunos papeles como Celulosa, Petrobras Brasil, Pampa Energía, Banco Patagonia y Consultatio.

Las ADR argentinas que cotizan en Nueva York también sintieron el empuje de las ventas: sobresalió una suba del 1,5% para Ternium y Nortel, pero se registraron bajas del 1 al 3,4% para Telecom, Edenor, Pampa, Francés, Galicia, TGS, YPF, Macro e Irsa Inv.

Otros factores

El mercado argentino también fue influido por la puja política. La decisión de Diputados de aprobar la ley antidespidos, el costo que tendrá el presidente Macri al vetarla y el riesgo que se avecina con el sindicalismo, que advierte que se viene un paro nacional si se avanza con el veto, terminaron afectando a los títulos públicos.

De hecho, los bonos sufrieron ayer la peor rueda desde que se firmó el acuerdo con los buitres. Los títulos del Estado declinaron más del 0,5% promedio y, con eso, el riesgo país volvió a crecer, hasta 547 puntos.

Donde todo sigue en la misma dirección es en el mercado cambiario. Continúan entrando dólares por el cobro de la cosecha y dinero golondrina que viene a buscar tasa de interés, y el precio del dólar sigue bajando en Argentina. Con el tipo de cambio oficial a $14,40 y el blue a $14,69, el peso argentino no sube únicamente contra el dólar, sino que también avanza contra el euro, el real y otras monedas de la región.

De hecho, el dólar mayorista sigue derritiéndose: bajó a 14,12 pesos, su menor nivel desde enero, a pesar de que los bancos oficiales compraron US$ 70 millones, procurando que el billete encuentre algún piso, ya que Argentina sufre alta inflación en pesos, pero todavía más alta medida en divisas, situación que complica por demás a las compañías que viven de la exportación.

Esta baja local del dólar se contrapone contra un momento alcista en el mundo. La inminente suba de tasas de la Fed está generando una demanda de billetes estadounidenses, y con eso el dólar sigue firme en Europa, y se está ubicando con subas más que llamativas particularmente en América Latina, con bajas sensibles para monedas como el peso mexicano o el peso colombiano.

La suba internacional del dólar está poniendo algún tipo de freno al avance que registraron en las últimas semanas casi todos las commodities. Ayer el petróleo se mantuvo quieto en US$ 48 por barril. Hubo bajas leves para los metales, tanto básicos como preciosos. Y, malo para Argentina, se observó un derrape para los granos en Chicago, con mermas del hasta el 2,4% en trigo y maíz.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés