El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 May

BUE 9°C

Balances: los bancos se siguen quedando con la mayor parte

18 noviembre de 2016

por Luis Varela

Se está por cumplir un año con Mauricio Macri al frente del Gobierno. Oficialistas y opositores se la pasan discutiendo para dilucidar si seguimos tan mal como antes, si estamos peor o si mejoramos algo. Unos destacan despidos, otros hacen ver las promesas de inversión y los brotes verdes. Pero todos navegamos en una especie de mar de indefiniciones.

Todavía parece pronto como para saber si Cambiemos logra sacar al país de la recesión que sufrimos desde hace casi cuatro años. Pero las 83 empresas que cotizan en Bolsa acaban de presentar sus estados contables trimestrales con cierre al 30 de septiembre último, y allí se puede ver un indicador bastante preciso sobre la foto de este complicado viaje que está realizando Argentina.

Para analizar esta situación debe hacerse una aclaración como punto de partida. Vamos a comparar julio-septiembre de 2015 contra el mismo período de 2016 y los primeros nueve meses de 2015 contra los primeros nueve meses de 2016. Y, como sabemos, hay una enorme diferencia entre los dos períodos. En 2015 había cepo, con el dólar oficial a $ 9,43 y el blue a $ 15,99. Mientras que en 2016 tanto oficial como blue cotizaban a $ 15,53.

Por eso, para dar los resultados de las empresas en particular, tomaremos todos los datos en pesos. Pero para entender la situación general, total y por sectores, tomaremos oficial y blue para 2015 y lo mismo para 2016. No hay que olvidar que la inflación de los doce meses que fueron entre octubre de 2015 y septiembre de 2016 superó el 40% y semejante locura distorsiona la realidad y, si no se descuenta esa enfermedad endémica de Argentina, le hace perder valor al análisis.

A este elemento hay que agregarle otra aclaración: entre los balances presentados apareció el estado contable de YPF, con una pérdida gigante que distorsiona el promedio de todos los resultados, por lo que para el total, tomaremos a YPF por separado. Para empezar digamos que en el tercer trimestre de este año la petrolera argentina perdió $ 30.211 millones, contra los $ 1.850 millones ganados en julio- septiembre del año pasado. Y en nueve meses de 2016 lleva perdidos $ 29.958 millones, contra los $ 6.274 millones ganados en enero- septiembre del año pasado.

Sin YPF, las 82 compañías restantes tuvieron en julio- septiembre de este año una ganancia de $ 9.213 millones de, contra los $ 10.647 millones de enero-septiembre del año pasado. Y nueve meses contra nueve meses, este año las 82 empresas mencionadas ganaron $ 35.661 millones, contra los $ 36.257 millones del año pasado.

Pasando los resultados a dólares, intentando deflactar todos estos números, YPF ganó en nueve meses del año pasado US$ 665 millones a nivel oficial y US$ 392 millones blue, mientras que en nueve meses de este año perdió US$ 1.929 millones oficiales o blue. O sea, casi peor resultado no pudo tener, en una actuación en la que la drástica caída del precio del petróleo fue el motivo principal.

Para las 82 empresas restantes, en los primeros nueve meses del año pasado habían ganado US$ 3.844 millones oficiales o US$ 2.267 millones blue, mientras que en nueve meses de este año ganaron US$ 2.296 millones oficiales o blue. En este caso puede verse que, a contramano de lo que ocurrió con la gigantesca YPF, las restantes compañías tuvieron un mínimo incremento del 1,3% en sus utilidades.

Pero al comparar los resultados por sector económico es donde probablemente se vea con mayor precisión el profundo desequilibrio de oportunidades y ganancias o pérdidas que está ofreciendo la Argentina, esencialmente por tener este destartalado modelo inflacionario.

En nueve meses de este año los bancos lograron ganancias por $ 22.565 millones de pesos, 25,2% más que en nueve meses del año pasado. Debajo de los bancos se ubicaron siderurgia y aluminio con una utilidad de $ 4.433 millones, 99% más que en 2015. Telecomunicaciones logró $ 3.833 millones, 10,6% menos que el año pasado. Servicios obtuvo $ 1.480 millones, 127% más. Comercio $ 1.083 millones, 44% más. Industria US$ 936 millones, 5.155% más. Y abajo de todo, del lado negativo, está el sector de Petróleo y Gas, que perdió $ 29.049 millones en nueve meses de este año, contra una ganancia de $ 8.031 millones el año pasado. Y también perdieron fuerte Gas ($ 985 millones de pesos), Agropecuarias ($ 966 millones), Inmobiliarias ($ 554 millones) y Papeleras ($ 432 millones).

Empresa por empresa, las 10 compañías que más ganaron fueron Banco Macro, Grupo Financiero Galicia, Banco Galicia, Banco Santander Río, BBVA Banco Francés, Siderar, Telecom Argentina, Banco Patagonia, Grupo Clarín y Aluar. Estas empresas lograron utilidades entre $ 1.600 y $ 4.850 millones en los primeros nueve meses de este año. Arriba de todo están los bancos, con el Macro, el Galicia, el Santander Río y el Francés duplicando y triplicando las utilidades de los demás.

Del otro lado, entre las que más perdieron figuran YPF, Edenor, IRSA, Cresud, Metrogas, Transener, Celulosa, Solvay Indupa, Quickfood y Transportadora Gas Norte. Aquí tuvieron quebrantos de entre $ 500 y casi $ 30.000 millones de pesos en nueve meses de este año. La peor de todas, como ya dijimos, es YPF, pero también sobresalen en este grupo Edenor, Metrogas y Transener, todas vinculadas a la energía, nuestro problema estructural, después de la inflación.

Ahora bien, a la hora de analizar cuáles con las empresas que mejor están evolucionando y cuáles son las que están yendo para atrás, debe destacarse lo siguiente: Las diez empresas que más aumentaron su ganancia al comparar el resultado de con igual lapso de este año con nueve meses de 2015 son Casado, Estrada, Mirgor, Petrolera Pampa, Metrovías, Introductora, Mercado de Valores, Concesionario del Oeste, Aluar y Banco Comafi. Mientras que las empresas que más empeoraron fueron Metrogas, Quickfood, Fiplasto, Carboclor, Indupa, TGN y Morixe.

Hay ocho compañías a las que se les puede poner el ojo, ya que pasaron de perder a ganar dinero. Edelap, Tenaris, TGS, Agrometal, Cuyan, Continental Urbana, Insumos Agroquímicos y Rosenbusch.

Y en lo peor de todo el espinel hay 16 empresas que pasaron de ganar a perderl: YPF, Edenor, IRSA, Cresud, Transener, Celulosa, Camuzzi Gas Pampeano, Edesur, Ledesma, Gas Natural Fenosa, TGLT, Comercial del Plata, Papel Prensa, Colorín, Dycasa y Compía Arg Comodoro Rivadavia.

Hay varias compañías que por problemas de presentaciones con fechas irregulares en los balances quedan afuera de este análisis, como Electromac, Juramento, Grafex, Domec, Capex, Boldt y Andes Energía (hay reclamos en los organismos reguladores para que exijan que se igualen al resto, pero por ahora no lo logran). También fueron excluidas de este análisis los balances de compañías extranjeras que cotizan, pero que presentan sus estados contables en sus mercados de origen, como Banco Santander, Repsol y Telefónica, y Petroleo Brasileiro.

Comparando todos estos valores con la evolución que tuvieron los precios de estas empresas en el mercado bursátil, se puede empezar a planear cuál es el portafolio de inversión ideal para estar colocado durante los próximos noventa días. Pero ese es trabajo para otra publicación.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés