El Economista - 70 años
Versión digital

sab 15 Jun

BUE 19°C

Bajan los bonos de países de Europa y sube la tasa larga

28 octubre de 2016

por Luis Varela

Los mercados de todas partes emitieron ayer claras señales que indican que la situación general no es sencilla y que los precios actuales entran en una zona de discusión y desequilibrio.

Mientras en Argentina los blanqueadores discutían en sus sucursales bancarias para lograr hacer los trámites de exteriorización de capitales, el gran tema del mundo de las finanzas fue el achique de volúmenes operados y la baja de valores que tienen un sostén por lo menos puesto en duda.

El elemento más llamativo fue un fuerte descenso en los precios contado de los títulos estatales de varias naciones, entre ellas Grecia, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Portugal, Canadá y Holanda. Hay una salida de los inversores de esas posiciones y las tasas a vencimiento empiezan a subir, mostrando un tablero muy diferente al que reinó en los últimos meses.

De hecho, debido a los precios contado de varios bonos, la tasa a diez años de países como Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda, Italia y España dio un salto de entre el 30% y el 70% en cuatro semanas de octubre.

En promedio la tasa larga pasó del 2,2% al 2,6% anual, pero el derrape inglés muestra el mayor cambio de posición: antes de que la población inglesa votara el Brexit, la tasa inglesa a diez años era del 0,68% anual y ahora ya se paga 1,25%.

El movimiento también tiene que ver con la inminente elección presidencial de EE.UU. y las manos libres que le quedarán a la Fed para decidir si sube o no las tasas de interés en diciembre.

Por el momento no hay nada definido, el mercado está mitad y mitad, con operadores esperando una suba y otros creyendo que los fed funds seguirán sin cambios.

A pesar de esa paridad en las opiniones, el dólar volvió a mostrar una rueda firme, con otro avance importante contra la libra esterlina y, sobre todo, contra el yen. Y con una novedad: el billete verde vuelve a subir contra el yuan y contra el real (pero no lo hace contra el peso chileno).

En Buenos Aires el dólar estuvo completamente tranquilo: el oficial bajo un centavo (hasta $ 15,42) y el blue retrocedió ocho centavos (hasta $ 15,50), con la brecha cambiaria otra vez por debajo del 1%.

En Argentina los bonos y las acciones también estuvieron a la baja, con menores montos negociados, sin compradores y con algunos vendedores inquietos porque están intentando vender y los compradores no aparecen.

El 73% de lo operado en bonos se transó en 4 títulos: AA17 30%, AY24 18%, DICP 13% y DICA 12%. Los papeles estatales cedieron otro 0,3%, pero en los extremos hubo suba del 1 al 5,5% para los bonos PMD18, AA46C, BDC18 y AA21 y baja del 1 al 3,8% para los bonos CO17, BDEDD, BDED y AA46D.

En la Bolsa se dio la segunda rueda en baja, tras once subas consecutivas. Y lo llamativo es que lo más operado ayer fue en Cresud (9% del total operado) y Pampa Energía (8%). De ese modo, con menos negocios ($ 310 millones), la Bolsa de Buenos Aires perdió otro 0,67%.

En los extremos se vieron subas del 1% al 5,5% para San Miguel (beneficiada por un acuerdo para exportar limones a EE.UU.), Juramento, Gas Natural, Edenor, Tenaris, Indupa, Clarín y Ledesma. Al tiempo que hubo bajas del 2% al 7,4% para Andes, Casado, TGN, Cuyana, Carboclor, Costanera, Domec, Boldt, Transener, Agrometal, Morixe, Mirgor, IRSA y Garovaglio.

En Nueva York los ADR argentinos estuvieron mixtos, con subas del 1% al 3% para Nortel, Edenor y Tenaris; y bajas del 1% al 3,2% para Globant, Cresud, YPF (perdió un negocio: Enarsa le saca la importación de gas), Ternium, Francés y TGS.

Esta baja de la Bolsa argentina se concretó con los mercados externos mixtos. Hubo una caída del 0,1 al 0,7% en los índices de la Bolsa de Nueva York, por los malos balances presentados: se conocieron rojos importantes en Alphabet (matriz de Google), Comcast y Ford; y también tuvo impacto el hundimiento de las ganancias del grupo alemán Volkswagen. Los rojos de esas empresas compensaron algunas buenas nuevas desde las empresas de finanzas, con buenos datos de Barclays y con la novedad del que el Deutsche Bank acordó vender sus activos en México. Detrás es esas bajas en Wall Street, hubo subas en las bolsas de San Pablo y de México.

Hoy se inicia la reunión de la OPEP en Viena: los países petroleros están dispuestos a recortar producción crudo en un 4%. Veremos. Ayer el petróleo repuntó apenas. Hubo suba en los metales básicos (el cobre tocó máximo de dos semanas por esperanzas de mayor demanda de China) y mejoras para los granos en Chicago.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés