El Economista - 70 años
Versión digital

vie 14 Jun

BUE 19°C

Argentina está de moda con deuda barata y títulos firmes

14 octubre de 2016

por Luis Varela

Mientras el mundo financiero se sorprendía al enterarse de que la Argentina lograba tomar deuda por $ 76.400 millones al 16% a 7 años y al 15,5% a 10 años, los inversores de todas partes se asombraban del resultado de la plaza local, que sigue subiendo, a contra mano de todo, con un escenario mundial con casi todos los valores a la baja.

La rueda de negocios del planeta se inició ayer con noticias ciertamente malas de China, que volvió a dar datos decepcionantes de su economía, con un panorama bastante enrarecido para su comercio exterior, tanto en exportaciones como en importaciones, dejando entrever que, de las tasas chinas del 12% de crecimiento anual que había hace un par de temporadas y tasas del 6% que había hasta el año pasado, ahora hay riesgo de que el Gigante asiático entre en zona de recesión.

Con semejante reconocimiento, las Bolsas asiáticas primero y europeas después se pusieron casi sin ninguna excepción a la baja, con descensos de hasta el 2% y con muchas caras de preocupación entre los inversores.

La corrida vendedora llegó incluso a la Bolsa de Nueva York, donde los índices de Wall Street acusaron una merma del 0,2 al 0,5%. E, inclusive, con los ADR argentinos que cotizan en esa Bolsa orientadas en su mayoría a la baja. Se registró una suba del 1,4% para Irsa Inversiones, pero se anotaron bajas del 1 al 13% para Irsa Propiedades, Francés, Petrobras Argentina, Edenor, Globant, Galicia e YPF.

Esas bajas bursátiles se desarrollaron con un ambiente cambiario mundial bastante tenso. Con recuperaciones en las monedas europeas y el yen, pero con una nueva baja del yuan contra el dólar: en las últimas semanas, en su adaptación a la canasta de monedas del FMI el dólar subió en China de 6,63 a 6,73 yuanes.

Mientras sobresale la salida de capitales y la suba del dólar en esas regiones del mundo, el Cono Sur experimenta algo completamente diferente. Hay ingreso de dólares y, en consecuencia, el dólar está orientado a la baja.

Ayer el billete verde achicó en Brasil hasta 3,1975 reales y empieza a orientarse hacia la zona piso de muchos meses. Y en Buenos Aires, con muchos dólares desde afuera para participar en la licitación de otros dos bonos en pesos con tasa fija, el billete verde achicó otros dos centavos hasta $ 15,38 pesos, con el blue prácticamente quieto en $ 15,55.

A ese resultado cambiario se sumó otra noticia positiva que trajo gran alivio: ayer los granos experimentaron un fuerte aumento en la Bolsa de Chicago, con un salto del 5% para el trigo, del 3,8% para el maíz y del 1% para la soja.

Con ese marco, los títulos públicos argentinos volvieron a subir tras varias ruedas en baja. Ganaron 0,2% promedio, con suba del 1 al 6% para los bonos TVPE, PMD18, PARAD, PARA Y PARY, y bajas del 1 al 2,8% para los bonos PMO18, DIP0, PR13, CUAP Y PBM24.

Semejante escenario derivó en otro día con sonrisas en la Bolsa de Buenos Aires. Tal como sucedió en los días anteriores, a media rueda parecía que todo se iba para abajo, pero las tomas de ganancias fueron otra vez asimiladas y el índice Merval terminó con una nueva suba del 0,16% en un récord histórico tanto medido en pesos como en dólares.

Mientras la mayoría de los papeles argentinos bajaban en Nueva York, el resultado de fondo de la Bolsa porteña fue mixto, con suba del 1 al 5,1% para Patagonia, Costanera, Cuyana, Capex, Petrobras Brasil, Celulosa, Quickfood, Gas Natural, TGS, Caputo y Domec. Y bajas del 1 al 5,3% para Camuzzi, Colorín, Morixe, Introductora, Santander Río, Semino, YPF, Metrogas, Edenor, Minetti, Longvie, Ferrum, Ledesma y Telefónica.

Por supuesto, debe destacarse que el avance que está mostrando el mercado local es mínimo últimamente, peldaño por peldaño, venciendo todas las fuerzas opuestas. Y hay muchos elementos para mantener la cautela. Ayer se conoció, por ejemplo, que el Indec midió una inflación de 1,1% para septiembre y analistas esperan un rebote hasta el 2,5% para octubre. Y en el Coloquio de IDEA empresarios manifiestan que si se llega a impulsar el consumo la inflación va a trepar rápidamente de nuevo.

Debe hacerse notar que desde que se normalizó el Indec, hace cinco meses, la inflación acumula una diferencia consistente, del 11% según el Indec, del 10,5% según el índice Congreso y del 11,3% según la medición de la Ciudad de Buenos Aires, con economistas como Luis Secco advirtiendo que será complicado lograr una inflación del 17% en 2017, y poder cumplir mínimamente con el Presupuesto.

Otro de los temas que trae preocupación es el tema blanqueo. Según datos del sector financiero se abrieron 30.000 cuentas para sincerar pero todavía no entró ni un solo dólar. Y la gran contradicción: la provincia de Buenos Aires recién adhirió ayer, por lo que los bonaerenses fueron impedidos de participar en el pago de la multa con el bono a 3 años.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés