El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 17°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 17°C
Acuerdo con el FMI

Stiglitz y Guzmán juegan de memoria

En tándem, pidieron modificar los sobrecargos que cobra el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Stiglitz y Guzmán juegan de memoria
07-10-2021
Compartir

El economista Joseph Stiglitz (premio Nobel de Economía) apoyó ayer nuevamente el reclamo del ministro de Economía, Martín Guzmán, para modificar los sobrecargos que cobra el Fondo Monetario Internacional (FMI), y pidió la instrumentación de una ayuda anual de DEG para países emergentes y en desarrollo, así como más financiamiento para la lucha contra el cambio climático.

Stiglitz remarcó que "hubo lentitud para establecer facilidades para la redistribución, y se necesita más para el futuro, como una emisión anual para mercados emergentes y países en desarrollo, más financiamiento para el cambio climático".

El economista apoyó la postura del ministro Guzmán en su reclamo por los sobrecargos que cobra el FMI, y señaló que "existe la necesidad de un mejor marco para hacer frente a los sobrecargos y mejores análisis de sostenibilidad de deuda".

"El tema de la deuda fue muy bien cubierto por el ministro Guzmán ", enfatizó Stiglitz, que participó de una mesa redonda en la XV Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), en la que también estaba Guzmán.

Unos minutos antes, Guzmán había planteado lo mismo. “El FMI impone sobrecargos cuando los países toman prestado por encima de cierto umbral, por encima de su cuota, esto significa que existe una contradicción entre la condición de acreedor preferente del FMI, que se supone que presta sin riesgo de incumplimiento, y la estructura de las tasas de interés del FMI. Esto es algo que se está discutiendo”, dijo y también coincidió con la necesidad de crear “una nueva facilidad en el FMI” que permita “los países endeudarse a plazos más largos y tasas más bajas para implementar reformas en las estructuras productivas a fin de enfrentar los problemas de cambio climático y también los problemas de la pandemia”.

Sin embargo, por estas horas, la mayor preocupación, tanto de Stiglitz como de Guzmán, es Kristalina Georgieva, que está siendo investigada por acusaciones serias sobre manipulación de datos y su permanencia en el FMI no está asegurada. Guzmán ha entablado una relación positiva y una posible salida de Georgieva podría complicar todo, justo cuando Argentina debe firmar el acuerdo. Si bien Guzmán no se refirió a la situación de la búlgara, Stiglitz fue claro sobre lo que está pasando con ella: “Es un intento de golpe". 
 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés