El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 19°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 19°C
Impacto

Por la pandemia, Argentina perdió 25.000 vuelos de cabotaje

Es la cantidad de viajes que se dejaron de hacer en los primeros ocho meses de 2022 en relación a 2019. Qué empresas se fueron y por qué el mercado es mucho más chico que el de los vecinos.

El lado positivo es en vuelos de cabotaje como en internacionales se observa una clara recuperación en relación a los años más duros del Covid.
El lado positivo es en vuelos de cabotaje como en internacionales se observa una clara recuperación en relación a los años más duros del Covid.
19-09-2022
Compartir

Por Mariano Zalazar

La pandemia significó un punto de quiebre para la economía nacional, pero mucho más para el transporte aéreo de pasajeros. Si se analiza cómo era el mercado antes de la llegada del coronavirus y se lo compara con el escenario actual, se encuentran grandes diferencias que demuestran un claro achicamiento del sector.
Según estadísticas publicadas por la Asociación Nacional de Aviación Civil (Anac) en los primeros ocho meses del 2019, último año “normal” antes del Covid-19, hubo 100.009 vuelos dentro del país. Este año, durante el mismo período, se registraron apenas 74.904 vuelos. Eso significa que de punta a punta se dejaron de hacer 25.105 viajes de cabotaje (caída del 25%).

La menor cantidad de despegues se reflejó por supuesto en un menor número de personas volando. De acuerdo a los detalles estadísticos, la cantidad de pasajeros que tomaron vuelos internos se redujo de 10,6 millones a 8,45 millones durante el período analizado (20% de baja).

Las diferencias son aún más significativas en la conectividad internacional. El último informe de Anac señala que entre enero y agosto de este año Argentina fue origen o destino de 33.653 vuelos internacionales y transportó a 4,8 millones de pasajeros desde o hacia el exterior. En 2019, en cambio, se registraron 64.047 vuelos y 9,9 millones de pasajeros.  En resumen, la actividad aérea internacional se redujo a la mitad.

El lado positivo es que tanto en vuelos de cabotaje como en internacionales se observa una clara recuperación en relación a los años más duros del Covid-19. La incógnita es si la tendencia positiva podrá sostenerse el tiempo suficiente para que se pueda recuperar la totalidad del terreno perdido.

cantidad de vuelos (1)
Cantidad de vuelos dentro y fuera del país.

Qué pasa en el mercado

Los números son claros. Se ha dado una mejora lógica desde la salida del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), pero el transporte aéreo está llamativamente lejos de recuperar todo el terreno perdido en este años. 

Para descubrir las causas de las diferencias tan amplias hay que hacer un repaso de lo acontecido durante los últimos años. Por un lado, hay que recordar que la aerolínea chilena, Latam Airlines, abandonó el mercado doméstico argentino en medio de la cuarentena, lo que significó la salida de circulación de una flota de 12 aviones. En la misma época dejaron de operar Avian (ex Avianca), Norwegian y Andes Líneas Aéreas, que tenían participación tanto en el mercado de cabotaje como en los vuelos internacionales.

También cesaron sus operaciones en Argentina empresas de conectividad exclusivamente internacional como Emirates, Qatar Airways, Amaszonas y Air New Zealand, entre otras. 

Todo eso condujo a una disminución drástica de la oferta de vuelos y rutas para los argentinos y para los extranjeros que quieran visitar el país. Mientras tanto, las empresas que siguen operativas están encontrando buenos niveles de demanda, que se traducen en mayores niveles de ocupación dentro de un mercado menos competitivo. 

Voceros de Aerolíneas Argentinas aseguraron que la empresa está actualmente operando a niveles prepandemia en cantidad de pasajeros, dentro del mercado interno. “Hay menos vuelos, pero en cantidad de pasajes vendidos estamos prácticamente recuperados. De hecho, durante el año ha habido algunos picos en los que superamos los niveles prepandemia”, indicaron. 

“Nuestro gran desafío ahora es ampliar la oferta. El mal manejo del área de mantenimiento por parte de la gestión anterior, sumada a la pandemia, llevó a que la flota Embraer no fuera puesta en servicio en su totalidad”, indicaron desde la compañía aérea.

Aerolíneas Argentinas hoy cuenta con una flota de 87 aviones. Lo normal, afirman, es que en forma permanente haya entre 65 y 72 aeronaves operativas (el resto va turnando mantenimiento), pero hoy están algo por debajo de ese valor. “De acá a fin de año vamos a estar en niveles de óptimos de disponibilidad”, prometieron.

En lo que respecta a los vuelos internacionales, los voceros de Aerolíneas explicaron que la empresa ya recuperó la totalidad de las rutas que operaba antes de la pandemia, e incluso incorporó la ruta Buenos Aires - La Habana.  No obstante, reconocieron que los niveles de demanda se mantienen relativamente bajos. “El mercado mundial no ha terminado de recuperarse desde la llegada del Covid-19. Se nota en la cantidad de vuelos que se están haciendo a nivel internacional”, agregaron. 

También compartió su postura Gonzalo Pérez Corral, Gerente General de JetSmart en Argentina. El empresario describió un escenario similar al de Aerolíneas en relación a la demanda y los niveles de ocupación en vuelos de cabotaje, pero también habló sobre el trasfondo del sector aeronáutico, que en cierta forma pone un cepo al crecimiento de la actividad.

De acuerdo con el referente de JetSmart, Argentina registra un vuelo cada tres habitantes al año, un valor que  está muy por debajo de otros mercados. “En Chile y Perú, por ejemplo, hay casi un vuelo por habitante”, indicó.

El problema, para Pérez Corral, es que hay muchas falencias administrativas y estructurales que van en contra de la expansión del mercado. “Hay debilidad en la infraestructura aeropuertaria y un uso ineficiente de los espacios. Además, en el marco regulatorio tenemos un código aeronáutico de más de 40 años y leyes de la época de los militares”, alertó. 

“Lo mismo pasa con el sistema impositivo y con las restricciones a la hora de volar. En otros mercados se pueden operar rutas sin concesión. En Argentina todo es diferente y está sujeto al corto plazo”, agregó el gerente de la empresa low cost. 

A todo eso se suman los conocidos problemas en la administración interna aeropuertaria, principalmente en Aeroparque y Ezeiza. El referente de JetSmart recordó que no cuentan con hangares disponibles y no hay flexibilidad en el uso de mangas. “Tenemos que cruzar aviones de la plataforma industria a la comercial para el primer vuelo de la mañana, cuando hay operadores que están usando una manga para vuelos que salen recién a las  10 am”, reclamó.

Fuera de eso, Gonzalo Pérez Corral comentó que la empresa se encuentra en etapa de expansión y apunta a incrementar su participación en el mercado. Sin ir más lejos, este sábado se incorporará un nuevo avión a la flota de la compañía (serán siete en total) y esperan sumar uno más en octubre.

cantidad de pasajeros
Cantidad de pasajeros.

El impacto en el turismo

La conectividad aérea acorta las distancias y facilita el crecimiento de diferentes actividades económicas, pero sin duda alguna la que más depende de la calidad del transporte aéreo es el turismo. 

En el mercado interno se ha recuperado mucho movimiento gracias a PreViaje, pero en el plano internacional la situación es diferente.

De acuerdo a un informe del Indec, entre enero y julio de este año llegaron el país 837.700 turistas extranjeros por vía aérea. En tanto, en los primeros siete meses del 2019 aterrizaron en Argentina unos 1.790.300 visitantes internacionales con fines turísticos. La diferencia, entonces, es de casi un millón de personas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés