Por baja del dólar, la inflación mayorista se desaceleró a 3%

Entre enero y octubre acumuló 71,1%, según el Indec

22-11-2018
Compartir

Por Juan Strasnoy Peyre

La inflación mayorista se desaceleró en octubre. Pasó del pico de 16% en septiembre (en línea con la fuerte devaluación del peso), al 3% durante el mes pasado. Con ese dato, publicado ayer por el Indec, el índice de precios internos al por mayor (IPIM) acumula una escalada del 71,1% en lo que va de 2018 y del 76,6% contra octubre de 2017.

La desaceleración estuvo empujada principalmente por el retroceso del 2,9% en los productos importados, a partir de la caída de alrededor de 11% que tuvo el dólar durante el décimo mes. Los productos nacionales, en tanto, treparon 3,6%, con un alza de 2,2% en los productos primarios y 4,1% en los manufacturados. La energía eléctrica subió 3,8%. Entre los productos primarios, los agropecuarios subieron 2,7%; los pesqueros, 4%; los minerales no metalíferos, 3,1%; y petróleo y gas, 1,7%.

Entre los manufacturados, los productos refinados del petróleo se ubicaron a la cabeza de los aumentos (11,7%), seguidos por los productos de minerales no metálicos (6%) y los equipos para medicina e instrumentos de medición (5,9%).

Por otra parte, el Indec informó el índice de precios internos básicos al por mayor (IPIB), un indicador que filtra la carga impositiva de los precios mayoristas, que registró un alza del 2,5% en octubre. Y también publicó el índice de precios básicos del productor (IPP), que excluye los bienes importados además del componente impositivo, que marcó 2,6% el mes pasado.

Mayoristas y minoristas

“El IPIM creció 3% (en línea con inflación esperada para noviembre), con caída de precios importados y fuerte suba de productos manufacturados”, destacó el director de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina.

Si bien la inflación mayorista mete presión sobre el IPC, los analistas esperan que la recesión siga poniendo un freno sobre el traslado a las góndolas producto de la caída de las ventas. Es por eso que en los últimos meses se fue ampliando la brecha entre el aumento de los costos y los precios finales al consumidor. En el tramo enero-octubre el IPIM (71,1%) subió 31,6 puntos más que el IPC (39,5%).

Lorena Giorgio, de Econviews, apuntó que el IPIM de octubre se ubicó “por debajo de la inflación minorista (5,4%), que tuvo algo de traspaso de precios mayoristas de septiembre (16%)” y estimó que el “IPC de noviembre seguramente estará por debajo del 3%”.

De mantenerse un registro cercano al 3% en los últimos dos meses del año, la suba de precios minoristas rondará el 48% en 2018, lo que terminaría de coronar un fuerte retroceso del poder adquisitivo de los salarios y las prestaciones sociales, con su consecuente impacto en las condiciones de vida.

Por su parte, la consultora ACM proyectó que en proyección “el pasaje a precios mayoristas del tipo de cambio ya ha concluido por lo que debería continuar en línea con la inflación. Quizás otro mes con productos importados a la baja podrían quitarle presión debido a la apreciación del peso en la primera quincena de noviembre”. Habrá que ver como evoluciona el dólar en lo que queda del mes.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés