El Economista - 70 años
Versión digital

mar 05 Jul

BUE 10°C
Versión digital

mar 05 Jul

BUE 10°C
Ante empresarios

Martín Guzmán remarcó la necesidad de reducir déficit fiscal y emisión monetaria para bajar la inflación

El ministro de Economía también defendió el proyectos para gravar la renta inesperada en el encuentro anual de la AEA

Martín Guzmán en el encuentro anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).
Martín Guzmán en el encuentro anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA). Agencia Telám.
Telam 07-06-2022
Compartir

El ministro de Economía, Martín Guzmán, destacó hoy la importancia de reducir el déficit fiscal y la emisión monetaria para darle batalla a la inflación al hablar ante empresarios en el marco del encuentro anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA). En tal sentido, el funcionario se refirió a los subsidios, a la presión tributaria, al cepo cambiario y a las versiones que impulsan una dolarización.

Durante su presentación, el funcionario sostuvo que “para que el Estado tenga fuerza lo primero es tener mayor sostenibilidad desde el punto de vista externo”, por lo que concluyó que se “necesita acumular reservas” y aseguró que “Argentina no puede abandonar el camino de construcción de una moneda más fuerte”.

"Queremos que se siga avanzando en el sendero de reducir el déficit fiscal, como así también la emisión monetaria", admitió el jefe de la cartera de Hacienda al referirse a la evolución de los precios.

En este sentido, dejó en claro que la cuestión macroeconómica "ocupa un espacio central en la dinámica de precios y se requiere atacar desequilibrios de la economía argentina, comenzando por los propios desequilibrios productivos, generando divisas para poder crecer".

El ministro, en otro pasaje de su participación, rechazó la propuestas de dolarización lanzadas por algunos dirigentes de la oposición . "Abandonar la moneda es reconocer una derrota como Estado-Nación, lo que dañaría fuertemente a la República", indicó Guzmán.

Por otro lado, en su exposición ante los principales empresarios del país, Guzmán subrayó el valor "estratégico" del gasoducto Néstor Kirchner y señaló que esa obra se encuadra "en las necesidades que enfrenta la Argentina".

Además, sostuvo que el Gobierno nacional avanzará "impulsando licitaciones técnicas que se adecuan a las necesidades del país". "Avanzaremos con la obra estratégica del gasoducto Néstor Kirchner, impulsando licitaciones técnicas que se adecuan a las necesidades del país", sostuvo el titular del Palacio de Hacienda al hablar en el encuentro anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) en el Hotel Sheraton del barrio porteño de Retiro.

Guzmán destinó gran parte de su exposición a los proyectos energéticos para lograr el ansiado autoabastecimiento, particularmente a partir de la construcción del gasoducto que unirá las localidades de Tratayén, en Neuquén, con Salliqueló, en el centro-oeste de la provincia de Buenos Aires.

Otro de los puntos que resaltó Guzmán fue el proyecto de ley sobre la renta inesperada: “No es un nuevo impuesto, sino una sobre alícuota por un año en un contexto de guerra, no es un nuevo impuesto. Hay otros países que ya lo adoptaron como Italia y Gran Bretaña y otros que lo están analizando”, recalcó el ministro.

“No hay progreso si no es compartido. Cuando pasa algo tan extraordinario como la guerra, nuestra responsabilidad es actuar para que la Argentina progrese sobre las bases de la equidad”, añadió Guzmán ante los empresarios que rechazan la iniciativa.

Respecto a la presión fiscal, Guzmán salió a diferenciarse y remarcó que a nivel nacional solo existen 28 impuestos. “La presión tributaria de Argentina es más baja que el promedio de la OSDE, pero el problema es la informalidad”, justificó.

En este marco, el funcionario rechazó la existencia de 165 impuestos. “¿Hay alguien que paga en Argentina 165 impuestos? Nadie paga eso. Y si no veamos cuántos impuestos hay en los Estados Unidos, sumando todos los niveles de gobierno. A nivel nacional hay 28 impuestos, de los cuales 12 recaudan el 94,5% del total. Y en las provincias habrá que ir eliminando gradualmente los más distorsivos”, enfatizó.

Al ser consultado sobre el cepo al dólar, Guzmán expresó: “Tenemos restricciones cambiarias que quisiéramos no tener, pero hay una realidad”, consideró respecto a la falta de divisas. Y dijo que solo cuando la economía esté normalizada se podrán desactivar las trabas.

Guzmán habló entonces de implementar “regulaciones macroprudenciales”, un esquema de regulaciones que desalienten la posibilidad de movimientos especulativos de corto plazo, que generar inestabilidad cambiaria, pero que faciliten la inversión en la economía real. “El punto de regulaciones de acceso a las divisas es fundamental; por eso, días atrás hemos dado un paso en esa dirección”, añadió en referencia a la flexibilización de las normas cambiarias para los exportadores de servicios.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés