El Economista - 70 años
Versión digital

vie 15 Oct

BUE 19°C

Versión digital

vie 15 Oct

BUE 19°C

Las importaciones volaron 24% y el déficit fue récord

Las exportaciones apenas subieron 0,8% y el rojo comercial ya acumula US$ 1.863 M en el 2017

23-06-2017
Compartir

Las importaciones crecieron nada menos que 24% en mayo (el registro más alto desde abril de 2013), las exportaciones  apenas avanzaron un testimonial 0,8% y el déficit comercial ascendió a nada menos que US$ 642 millones, el número más alto desde?1991. Así, el desequilibrio comercial suma nada menos que US$ 1.863 millones, una diferencia notable con respecto a 2016: en igual periodo del año pasado, el saldo era favorable en US$ 515 millones. Se perfila, así, para un 2017 con un rojo de entre US$ 2.000 y US$ 3.000 millones.

La floja dinámica de las exportaciones preocupa porque, si éstas no repuntan, se consolidará el rojo comercial y eso presionará la cuenta corriente y, en última instancia, la moneda.

En los primeros cinco meses de 2016, Argentina exportó apenas US$ 22.914 millones (1,6% más que en 2016). Peor aún: esa alza, aun siendo módica, es puro “efecto precios”. En rigor, las cantidades vendidas retroceden 4,1% en 2017.

Algunos analistas lo atribuyen a la tardanza en levantar la cosecha por el impiadoso clima en la zona central del país, otros a la escasa demanda proveniente de Brasil (aunque las ventas hacia allí subieron 17,4% interanual) y la mayoría a la cuestión cambiaria. “Con el dólar en $16 y la inflación arriba de 20%, es difícil competir”, explica un economista en off the record.

El dato positivo fue el desempeño de las Manufacturas de Origen Industrial (MOI), que avanzaron 23,2% en mayo (+8,4% precios y +13,6% cantidades). “A pesar de la cosecha récord, las manufacturas de origen industrial lideran el crecimiento de las exportaciones”, destacaron desde Abeceb. La venta de automóviles avanzando 30,3% fue clave en esa performance.

Las importaciones habilitan una lectura dual. Por un lado, una negativa: en un mercado casi estancado, que las importaciones vuelen 24% (1,7% desestacionalizado respecto del mes anterior)  implica que la producción nacional está siendo desplazada por la extranjera.

La lectura positiva es que el principal driver de las importaciones son los bienes de capital, es decir, los “fierros”, que volaron 22,6%. Las compras de automóviles (+53%) y bienes de consumo (+14%) mantuvieron la dinámica previa y combustibles sumó el segundo mes de alto crecimiento (+67%), explicando 25% del aumento de las importaciones. “Aun habiendo ajustado a la baja, el déficit de la balanza comercial de combustibles explica US$ 2 de cada US$ 3 del desequilibrio total”, explican desde LCG.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés