El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 12°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 12°C
Entró en vigencia

El Gobierno reabrió el registro de exportaciones de harina y aceite de soja

El 13 de marzo el ministerio de Agricultura había cerrado el registro de ventas al exterior de esos productos

La reapertura entra en vigencia a partir del 21 de marzo de 2022.
La reapertura entra en vigencia a partir del 21 de marzo de 2022.
21-03-2022
Compartir

El ministerio de Agricultura reabrió este lunes el registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) correspondientes a harina y aceite de soja, que había sido cerrado el domingo pasado. La medida se tomó luego de que este sábado dejara sin efecto la rebaja de dos puntos porcentuales en la alícuota de derechos de exportación. 

La medida fue informada en un comunicado de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios y lleva la firma de su titular, Javier Preciado Patiño. "Habiendo recibido las correspondientes instrucciones del señor Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca; esta Subsecretaría de Mercados Agropecuarios pone en conocimiento del Sector Exportador que a partir de las 00:00 hs. del día 21 de marzo de 2022 se procede a la apertura del registro de las Declaraciones Juradas de Venta al Exterior, correspondientes a harina y aceite de soja", dice elcomunicado que publicó la cartera conducida por Julián Domínguez.

La vigencia de la reapertura es "a partir de las 00:00 hora del 21 de marzo de 2022", indicó el comunicado oficial.

La reapertura del registro se da a conocer luego de la publicación del Decreto 131/2022, que modificó el esquema de retenciones de los productos derivados de la soja, como lo son el aceite y la harina, a partir de la quita del diferencial entre los productos industrializados y los sin procesar dentro del complejo sojero. De esta manera, estos subproductos pasaron de tributar 31% al 33% en concepto de derechos de exportación, lo que implican dos puntos adicionales en la alícuota, hasta, por lo menos, el 31 de diciembre de este año.

Según la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM) los productos alcanzados son "aceite de soja y sus fracciones, incluso refinado, pero sin modificar químicamente" (NCM 1507-10-00 y 1507-90-19) y "tortas y demás residuos sólidos de la extracción del aceite de soja, incluso molidos o en pellets" (NCM 2304-00-10 y 2304-00-90).

El cierre del registro de exportación para esos dos subproductos de la soja rigió durante una semana, ya que tuvo vigencia entre el 13 y el 20 de marzo. 

Desde el sector agroindustrial, se evaluó que ese cierre temporal obedecía al propósito oficial de modificar el esquema de retenciones y que la reapertura se dispondría una vez que entrasen en vigencia las nuevas alícuotas, tal como sucedió.

En una conferencia de prensa, Domínguez había señalado que los productores no se verían afectados por la suba de los dos puntos porcentuales, porque ya estaban tributando el 33% por el producto sin procesar. Al respecto, precisó que "esta medida alcanza a once empresas exportadoras de su producto de la soja, de las cuales ocho representan el 95% del total de las exportaciones".

En el mismo sentido, en los considerandos del decreto por el que se vuelve a aplicar la alícuota del 33% a la harina y aceite de soja se precisó que "la rentabilidad de los derivados de la cadena de esta oleaginosa no se ve comprometida a causa de la implementación de la presente medida, toda vez que no afecta la competitividad de la cadena agroexportadora argentina".

Asimismo, se remarcó que "la administración de los derechos de exportación e importación constituye un instrumento esencial de la política económica nacional y, particularmente, contribuye a la estabilización de los precios internos". 

Las liquidaciones de divisas por exportaciones de cereales y oleaginosas y sus derivados alcanzaron tanto en febrero último como en el acumulado de los primeros dos meses del año registros máximos históricos para el sector, de acuerdo con los números de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

En ese sentido, las empresas del sector agroexportador liquidaron el mes pasado US$ 2.500,4 millones, que significaron el mejor febrero de los registros de los últimos 20 años. Así, el ingreso de divisas acumulado de la agroexportación en el primer bimestre del año alcanzó los US$ 4.942,04 millones.

Lo liquidado en febrero significó un incremento de 38,13% respecto del mismo mes del año anterior, y un aumento de 3,4% en relación con enero último.

Asimismo, el ingreso de divisas del primer bimestre representó un crecimiento de 25,1% respecto del mismo período del año pasado, y récord absoluto para el mismo período desde comienzos de este siglo.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés