Semana de reuniones

El Gobierno buscará reforzar los controles de precios, con especial foco en la carne

Roberto Feletti seguirá trabajando en el stockeo de +Precios Cuidados y, además, en el monitoreo del precio de la carne vacuna

El Gobierno buscará reforzar los controles de precios, con especial foco en la c
23-11-2021
Compartir

De cara a las fiestas, el Gobierno busca que no haya un sobresalto en los precios que afecte el leve repunte en el consumo actual y, en consecuencia, el humor social. 

Con esa misión en mente, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, llevará adelante esta semana reuniones con los sectores de consumo masivo, con el objetivo de seguir trabajando en el acuerdo "+Precios Cuidados" y monitorear el precio de la carne vacuna.

En ese marco, Feletti se volverá a reunir hoy en la mesa de alimentos con mayoristas, distribuidores, minoristas, kioscos y alimenticias para analizar un esquema que permita que los 1.432 productos a precios congelados lleguen a los pequeños comercios de barrios. 

En cuanto a la carne, la suba en el precio de la hacienda en las primeras semanas de noviembre encendió las alertas en los despachos oficiales y se acordó con supermercados congelar el precio de todos los cortes durante el fin de semana largo. Ahora se buscarán nuevos mecanismos para que no haya traslado a minoristas.

Mejorar el cumplimento

Respecto a los productos de consumo masivo, hace quince días hubo un encuentro en el que se plantearon las dificultades de los pequeños comercios para sostener los precios congelados y tener un margen de ganancia, por lo que se les pidió a cada sector que elaboren una propuesta para llevar a la reunión de esta tarde.

El objetivo, según deslizó la Secretaría de Comercio Interior, es lograr un mecanismo específico con márgenes de ganancia "sensatos" para los comercios minoristas que permitan que los precios estén en el orden que establece la Resolución oficial, sin que eso implique pérdida de rentabilidad para los sectores más chicos.

En tanto, la Secretaría de Comercio Interior relevó que la canasta de 1.432 productos se cumple en un 85% en supermercados, contra 75% en mayoristas, en donde las cadenas Makro, Vital y Maxiconsumo mostraron menor compromiso. Felett  buscará llegar a las causas de esa dinámica y ya había anticipado que con los grandes actores será “inflexible” por lo que no se descarta aplicar la Ley de Abastecimiento en caso de “rebeldía”.

Alerta por la carne

Por otra parte, mañana habrá un encuentro con los actores del mercado interno de la carne para conocer el estado de situación y monitorear de cerca la evolución de los precios, en el marco de la preocupación por el impacto de los valores internacionales en el mercado interno

El jueves pasado hubo una reunión en el Palacio de Hacienda el ministro de Economía, Martín Guzmán, con sus pares de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez y el secretario Feletti destinada a "asegurar la estabilidad de los precios de las carnes".

La luz de alerta se prendió a mediados de la semana pasada tras el salto registrado en los precios de la hacienda en pie en el Mercado de Liniers. Entre ambas jornadas, los precios de las principales categorías de consumo tuvieron un salto de entre 10% y 15%.

El Gobierno desplegó a lo largo del último año y medio una serie de herramientas para intentar contener el precio de la carne, con diversos resultados. La más controversial fue la prohibición total de exportaciones que luego se fue flexibilizando con el correr de los meses, aunque todavía genera críticas por parte de los referentes de la cadena que piden una “liberación total”.

Desde el sector cárnico responsabilizan las últimas subas en hacienda a una cuestión estacional, ya que cerca de fin de año suele haber incrementos debido a una mayor demanda. Otro punto que se destaca es la una mayor cantidad de emisión monetaria por las elecciones y una caída en la faena por las restricciones vigentes a las exportaciones externas.

Si bien la intervención del mercado generó un proceso de bajas de los cortes de carne en el mercado local durante los últimos meses (-3% entre julio y octubre), en el último año los incrementos fueron significativos. La comparación de octubre de 2020 contra el mismo mes de este 2021 registra un aumento promedio de la carne vacuna del 70%, según el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva).

De acuerdo con datos de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), el consumo de carne vacuna per cápita se ubicó en 47 kilos por habitante/año durante octubre, lo que significó una caída del 5,8% contra igual período de 2020.

Además, el Gobierno está trabajando con exportadores, frigoríficos y comercializadores para incrementar la oferta de programa oficial que contempla la venta de cortes a “precios populares''. El acuerdo actual implica 6.000 toneladas mensuales a precios accesibles en más de 1.000 bocas de expendio todos los días de la semana. 

En concreto, los precios vigentes hasta el momento son: asado de tira a $359 el kilo; vacío a $499; matambre a $549; falda a $229; tapa de asado a $429; cuadrada/bola de lomo a $515; roast beef/aguja a $409; carnaza/cogote a $379; y paleta a $485 el kilo.

La principal misión de Feletti desde que asumió fue operar sobre los aumentos en los productos de mayor consumo masivo de la población en busca de que esas subas no impacten de forma negativa sobre la incipiente recuperación del consumo. El último tramo del año suele venir acompañado de mayor inflación, y se buscará generar acuerdos para contener lo más que se pueda esa dinámica. La gran pregunta, dada la experiencia reciente, es qué pasará si no hay acuerdos.

Domínguez también juega

Un nuevo elemento en la tensión en ciernes es Julián Domínguez, quien sucedió a Luis Basterra en el cargo, precisamente, para suturar las tensiones que dejó el cepo exportador. Su credibilidad con el sector podría verse comprometida si el Gobierno recurre a herramientas, como cuotificaciones o suba de retenciones. Previendo ese escenario, o intentando evitarlo, Domínguez sentó su posición el fin de semana. 

“El productor es una forma de ver la vida y esto es lo que muchas veces cuesta entender a dirigentes de toda la Argentina que tienen una visión muy económica. El productor no es formador de precios, el productor es formador de trabajo. Y hasta que no se entienda eso, el productor termina siendo la parte más débil de toda la cadena y al que siempre joroban”, señaló el titular de Agricultura desde una exposición rural en El Calafate.

"El productor no es formador de precios, el productor es formador de trabajo", dijo Domínguez

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés