Según analistas

Congelamiento: podría ser efectivo a muy corto plazo, pero generará más inflación futura

Los expertos consultados explicaron que la medida podría ser efectiva en el corto plazo, aunque generaría mayores presiones a futuro

Los precios de más de 1.400 productos estarán congelados hasta el 7 de enero.
Agustín Maza Agustín Maza 21-10-2021
Compartir

El Gobierno oficializó ayer mediante una resolución la decisión de retrotraer al 1° de octubre y congelar hasta el 7 de enero próximo los precios de 1.432 productos de consumo masivo. En ese marco, los economistas consultados por El Economista explicaron que la medida podría ser efectiva en el corto plazo, aunque solo serviría para postergar futuros aumentos. 

La lista que confeccionó la Secretaría de Comercio Interior comprende un universo de artículos que incluye primeras marcas y también productos de pequeñas y medianas empresas. Por otra parte, la resolución garantizó que en las 23 provincias y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la canasta contendrá necesariamente los siguientes rubros: almacén, limpieza e higiene y cuidado personal. 

Sin duda, la variación en el índice de precios minoristas de septiembre (+3,5%) y la derrota electoral en las PASO, hizo que el Gobierno encendiera todas las alarmas y que al recién asumido secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, le tocara comenzar a negociar con las empresas una canasta ampliada de productos para controlar esos precios. 

Caprarulo explicó que el aumento de los alimentos por encima del nivel general de precios ocurre desde 2018 a causa del "tipo de cambio" y el precio de las commodities, que "avanzaron mucho desde la pandemia" 

Eso generó malestar entre las firmas productoras, sobre todo las nucleadas en la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios de Argentina (Copal). La entidad insiste en que “no somos la causa de la inflación, sino la consecuencia” y manifestaron antes de que se conociera la resolución oficial que “no están garantizadas las condiciones para conciliar las posibilidades de los sectores frente al pedido de estabilización de precios”. 

Si bien la aceleración de precios de septiembre obedeció al fuerte aumento del componente estacional, se destacó que el IPC núcleo (no regulados) subió al 3,2%, siendo el doceavo mes consecutivo que supera el 3% mensual.  “Esto refleja que la inflación entró en una nueva fase, partiendo de un piso muy elevado, pese a tener tarifas de servicios públicos congeladas y atrasando el tipo de cambio”, comentó el Estratega en Jefe de Cohen, Martín Polo

La respuesta del Gobierno a este contexto no vino ni del Banco Central ni del Ministerio de Economía, sino de la Secretaría de Comercio. Del congelamiento, al no acompañarse por un plan integral, no esperamos buenos resultados y la inflación seguirá muy elevada”, proyectó el economista 

El director asociado de Eco Go, Sebastián Menescaldi, dijo ante El Economista que la medida tiene como objetivo frenar un poco la dinámica de los precios de los alimentos de acá a la elección de noviembre y “la ventana de efectividad será esa”.  

En los próximos meses, señaló el economista, podríamos ver un efecto “resorte” que dispare todos los valores que quedaron atrasados “mientras que proyectamos una inflación para todo el año de 52,6%”.  

El panorama es menos alentador para 2022, ya que todavía no hubo un acuerdo con el FMI, queda pendiente un ajuste del tipo de cambio y una actualización de tarifas”, apuntó. 

Ni bien asumió, Feletti sostuvo que la preocupación del Gobierno era la correlación del impacto de la canasta básica alimentaria en el salario de un trabajador formal, que en general tienen mejor remuneración que los informales. “Esa relación, cuando inició nuestro Gobierno, era del 9% y hoy es del 11%, es decir, que a pesar de que tuvieron paritarias, ésta no alcanzó a compensar el precio de los alimentos en el poder adquisitivo del salario”, puntualizó. 

Por otro lado, el funcionario remarcó que los relevamientos oficiales mostraron que entre el 1° y el 18 de octubre, la canasta del supermercado aumentó 2,2%, con productos que registraron aumentos de entre 10% al 25%”. 

Por su parte, el director de la consultora Analytica, Claudio Caprarulo, explicó que el aumento de los alimentos por encima del nivel general de precios viene dándose desde 2018 a causa del "tipo de cambio" y el precio de las commodities, que "avanzaron mucho desde la pandemia". 

“Después del congelamiento, o durante, el empresario va a desabastecer o aumentar el resto de los productos que tiene, por lo que la inflación no va a bajar así”, afirmó Menescaldi 

No obstante, Caprarulo consideró que los acuerdos de precios tendrían "más efectividad" si se dan en el marco de un "plan de estabilización que de señales sobre la política monetaria y fiscal", ya que, de lo contrario, las empresas "van a seguir" con los aumentos.  

"Lo que hacen (las empresas) es tomar medidas precautorias para no quedar desfasadas por un aumento en el tipo de cambio", explicó el economista, y agregó que "la inflación es un problema macroeconómico y no sectorial en la Argentina" 

¿Habrá desabastecimiento?

En esa línea fueron los dichos del presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, quien en declaraciones radiales aseguró ayer que por el congelamiento de precios dispuesto “va a haber desabastecimiento sin ninguna duda”.

“Cuando se le termine al que ya tiene fabricado a ese producto, si eso le provoca pérdida no lo va a volver a fabricar porque no hay manera”, sentenció. 

“Si yo soy un productor, si tengo un producto que no puedo tener rentabilidad no lo voy a fabricar porque no lo puedo volver a hacer. ¿Le voy a comprar al proveedor más caro de lo que puedo vender? No existe", agregó el titular de la CAC. 

Más tarde, el secretario de Comercio Interior recogió el guante y salió a contestar a través de su cuenta de Twitter. “Ni amenazas a las argentinas y argentinos ni desabastecimiento”, escribió y agregó que siempre están dispuestos al diálogo, “pero no en esos términos”. 

De todas formas, la CAC intentó bajarle el tono a la polémica con Feletti con un comunicado difundido luego del cruce público. “Las declaraciones efectuadas por el presidente de la entidad, sobre los controles de precios y sus efectos, en modo alguno han pretendido amenazar al Gobierno ni a ningún otro sector del quehacer nacional”, consignó el texto, aunque no cambió su ponderación sobre la inefectividad de los controles.

En el corto plazo se va a recalentar la demanda, dijo Lorenzo, “mientras que la oferta va a tender a caer por la baja de la rentabilidad que le dan los productos con precios atrasados a las empresas” 

Igualmente, los economistas coinciden en que esta dinámica podría generar faltantes en las góndolas. “Después del congelamiento, o durante, el empresario va a desabastecer o aumentar el resto de los productos que tiene, por lo que la inflación no va a bajar así”, afirmó Menescaldi. 

Por su parte, el director de LCG, Guido Lorenzo, dijo ante El Economista que en el corto plazo se va a recalentar la demanda, “mientras que la oferta va a tender a caer por la baja de la rentabilidad que le dan los productos con precios atrasados a las empresas”. “Lejos de ser una solución, estamos generando una inflación futura que es muy peligrosa”, agregó. 

Provincias y municipios 

Otro punto que intentará reforzar el Gobierno serán los controles territoriales. Hasta ahora, los programas de precios sólo funcionaban en los supermercados, mientras que en los comercios barriales de cercanía es mucho más difícil penetrar.  

“La medida va a ser más efectiva en las grandes bocas de expendio, está pensada originalmente para eso”, aseguró Menescaldi. En esa línea, Lorenzo dijo que el control geográfico que se puede tener en los comercios más pequeños es “implementable”. 

"Estamos previendo los mecanismos legales para que gobernaciones e intendencias acompañen el monitoreo del programa, informen y podamos avanzar en el control", dijo Feletti quien ayer por la tarde inició en la ciudad de La Plata la ronda de diálogo con una reunión con el gobernador bonaerense Axel Kicillof e intendentes de la provincia. 
 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés