El Economista - 73 años
Versión digital

mar 16 Jul

BUE 14°C
Desafíos

El ecosistema cripto, un paso adicional en la desaparición de los controles de cambio

El ecosistema cripto representa un paso adicional en la desaparición de los controles de cambio que describe Levy Yeyati

El ecosistema cripto, un paso adicional en la desaparición de los controles de cambio

¿Cuántas veces fuiste a la cueva en los últimos 12 meses? Esa es una pregunta que seguramente pocos puedan responder. ¿Cuántas veces lo hiciste en el último mes? Esa es más simple. ¿Y en la última semana? Probablemente no más de una pero, tal vez, ya te estás preguntando si no deberías aumentar la regularidad de tus visitas.

A medida que se acelera la inflación, se hace más rentable la molestia de ir a la cueva porque los pesos que tenes en tus manos se evaporan más rápido. Más de uno habrá pensado que sería ideal si existiera una billetera virtual donde tener dólares y que estos se vendan (al paralelo) en el momento de la compra. Incluso el vendedor podría recibir esos pesos en su propia wallet y que estos compren dólares instantáneamente (nuevamente al paralelo, claro). De esa manera la demanda a pesos se iría a cero, literalmente.

Demanda de pesos a cero, ¿e hiperinflación? El avance de la tecnología pone un desafío cada vez más importante al Gobierno 

¿Existe una alternativa en el mundo tradicional que permite esa flexibilidad? Entiendo que no. La forma de vender dólares al paralelo de manera digital son obviamente el MEP y el Contado Con Liqui, procesos con algún grado de burocracia y complejidad que impiden aquella posibilidad.

Sin embargo, como explica Eduardo Levi Yeyati, "los economistas no abandonamos los controles de cambio, los controles de cambio nos abandonaron a nosotros".

Se está refiriendo a que, gracias a la tecnología, es cada vez más simple sortear las restricciones cambiarias. 

Pues bien, el último paso en esa historia pueden ser las criptos. 

Como venimos insistiendo hace rato, el uso financiero más importante de las blockchain descentralizadas serán los mercados secundarios de tokens y es ahí donde podría operarse la compra venta digital de pesos por dólares. Esas redes dan acceso a un archivo "en Internet" sin que nadie lo controle y que, por lo tanto, permite que cualquiera "deposite" un token representativo de un activo real y que el "mercado" lo tradee libremente.

Es por ejemplo el caso de la aplicación de Bitso, un exchange argentino, donde uno puede tener criptodólares  y usarlos para comprar, por ejemplo un alfajor, en cualquier local que acepte QR interoperable. Esa casa de cambio hace la venta de los USDT por criptopesos a un tipo de cambio muy similar al blue, al menos en los últimos días cuando la probamos. 

Como los lectores saben, existe el criptopeso hace rato. Ese mismo que reclamamos desde este espacio allá por noviembre de 2019. Su nombre es NuARS y su emisor es el que se encarga de transferir los pesos "reales" al vendedor del alfajor. Listo, aquel que hizo esta compra sólo tuvo pesos en sus manos (en su wallet en realidad) durante unos pocos segundos. Su demanda de pesos se fue prácticamente a cero. Sumenlé a eso que el vendedor del alfajor podría hacer el proceso inverso y la demanda del mercado agregada se podría ir a cero también.

¿Cómo se logra la magia? Simple. Las blockchains descentralizadas permiten la creación de mercados secundarios de cualquier token. Ese es, en mi visión, el potencial más destacado de esta nueva tecnología. Solo resta generar los incentivos para que haya "market makers" que llenen una pool con criptopesos y criptodólares y listo, el mercado ha sido creado. Obviamente, aquellos reciben un fee por cada transacción que se hace y de ahí su voluntad para inmovilizar el capital de trabajo.

Pero queda pendiente un tema relevante a contestar. ¿Qué puede ocurrir con los precios si la demanda de pesos tendiera efectivamente a cero? ¿Acaso podría sobrevenir una hiper?

Aquí nos estamos metiendo en terreno de la teoría y, por lo tanto, las respuestas van a diferir. En mi opinión, incluso si la demanda para stockear pesos tendiera cero, el valor de la moneda no desaparecería ni entraría en una espiral hiperinflacionaria sin freno. La razón es simple. 

Siempre habrá en la fila un "tonto" dispuesto a demandar pesos a un precio que él mismo define. Ese "tonto" es el Gobierno Nacional, que demanda pesos para el pago de impuestos.

La pregunta que surge es a qué precio demanda esos pesos y aquí, tal vez, la respuesta reviste cierta complejidad. El precio al que demanda es el mismo que la sociedad tiene que pagar (en términos de bienes y servicios) para recuperar los pesos que pierde cuando paga impuestos. Recordemos que el gobierno nacional es el emisor monopólico de los pesos que se pueden usar para pagar impuestos y, por tanto, define el precio del mismo, incluso aunque no lo sepa. Cada vez que gasta (o presta pesos) el Gobierno está definiendo el precio del peso. Es cierto: algunos precios puede buscarlos en el "mercado", pero al menos un precio debe definirlo él debido a que es el origen monopólico de los mismos.

Ese precio definido será el mínimo que podría llegar el peso, dado que nadie va a entregar esa moneda a cambio de un bien o servicio que fuera más caro que el esfuerzo que tuvo que hacer para conseguirla en primer lugar. Como se ve, incluso aunque la demanda de pesos para stock se fuera a cero, el valor del mismo "en el flujo" sería aquel que defina el Gobierno. 

Es cierto, podría haber un cimbronazo de precios en el mercado "secundario" si la demanda para stock bajara repentinamente pero, eventualmente, la sociedad necesitaría recibir nuevos pesos del gobierno para poder pagar los impuestos. 

Es cierto también que no redefinir para abajo el valor del peso (subir los precios que paga) podría no ser políticamente posible pero eso no quita que siempre será una decisión en poder del gobierno nacional.

El avance de la tecnología pone un desafío cada vez más importante al Gobierno Nacional. El ecosistema cripto representa un paso adicional en la desaparición de los controles de cambio que describe Levy Yeyati. Sin embargo, es fundamental entender de dónde surge eso que denominamos "nivel de precios" y es fundamental entender que el valor del peso siempre estará en poder del Gobierno Nacional.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés