“El campo creó 12.000 nuevos puestos de trabajo”

El ministro Sarquís destacó el repunte del sector agropecuario en los primeros cinco meses de Gobierno.

23-05-2016
Compartir

El cambio de gobierno trajo cambios en el escenario económico nacional, en el cual el campo asumió un papel destacado y casi esencial en relación a la entrada de divisas que se destinan a las reservas del Banco Central. Al menos así lo entiende el ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, que aseguró que “en los últimos cinco meses, el campo creó 12.000 nuevos puestos de trabajo”.

En el marco de la inauguración de la Expo Daireaux ? a la que concurrió el fin de semana como una “demostración de apoyo al sector”?, el ministro señaló que “el sector agroindustrial es protagonista del cambio” y expresó que “con la gobernadora María Eugenia Vidal trabajamos para que el Estado aporte todas las herramientas necesarias para que en la provincia de Buenos Aires se produzca más y mejor”.“Si trabajamos en equipo, lo que viene va a ser puro futuro, verdad y eficiencia”, sostuvo Sarquís en consonancia con el lema de la gestión macrista, que subraya la importancia de “avanzar juntos”.

Fuerte apuesta al trigo

En otro orden, el par bonaerense de Ricardo Buryaile también se refirió a la siembra de trigo, que acaba de iniciarse y que cuenta con excelentes perspectivas. “El país va a tener una excelente campaña triguera y la provincia tiene el 60% de la producción, y al no haber tenido el impacto que han tenido las inundaciones en otras provincias, las condiciones son muy buenas para la siembra del cereal”, explicó, al tiempo que afirmó que, gracias a que “no hay retenciones ni ROEs”, se podrá “crecer un 20% respecto de la campaña pasada”. “El productor va a tener un 20% más de precio pleno, los fertilizantes del trigo están casi US$ 155 menos que en el ciclo anterior, Brasil va a sembrar el 20% menos, con lo cual las posibilidades de venta serán muy buenas”, repasó entusiasmado.

En tanto, Sarquís no dejó a un lado el tema del precio del pan, que en la última semana tomó relevancia a partir de los aumentos que anunció el sector por la suba en las tarifas de agua, gas y electricidad. “Cuando se mira el impacto del trigo grano en el valor del pan, es mínimo; lo que hay que modificar ahí son las cuestiones respecto de los servicios”, indicó. “De todos modos, estamos en una campaña con grandes posibilidades”, reiteró el ministro.

Empresarios optimistas

En esa misma línea, durante la segunda Cumbre Financiera Argentina empresarios agroindustriales se mostraron a favor de las medidas que aplicó el Gobierno Nacional para el sector y sostuvieron que “este proceso de cambio que comienza en la Argentina sirve para proyectarnos hacia adelante con mucha más fuerza: hay que recuperar lo perdido, lo que significa producir un 50% más de granos, integrarnos al mundo e incorporar nuevas tecnologías”. Con esas palabras, Gustavo Grobocopatel, titular del Grupo Los Grobo y también apodado el “rey de la soja”, dejó entrever el optimismo del empresariado a partir de las políticas de la gestión actual.

Por su parte, el CEO de Adecoagro, Mariano Bosch, puso el foco en los problemas de infraestructura que afectan a las economías regionales del interior del país. “Nosotros en cinco o diez años podemos ser el mayor exportador de carne vacuna del mundo, pero necesitamos que llegue la electricidad y el gas a los emprendimientos, y una política exterior que negocie la comercialización de los productos con valor agregado”.

Para Carlos Blousson, gerente general de Cresud en Argentina y Bolivia, “se están dando las condiciones para crecer un 20% o 30% en producción. Podemos dar un salto rápido, pero hay que hacerlo ordenado, aunque para lograrlo hay que generar energía en el país y, sobre todo, barata”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés