Pizzerías de CABA: “las ayudas recibidas siguen siendo insuficientes”

26 de mayo, 2021

Pizzerías de CABA: “las ayudas recibidas siguen siendo insuficientes”

Las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno para reducir los contagios de Covid-19 prevén que los comercios no esenciales, como restaurantes, puedan funcionar con envíos a domicilio o retiro en el local. Además, está restringida la circulación nocturna que representa el mayor porcentaje de la facturación de los locales gastronómicos.

Para la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (Appyce) estas nuevas medidas “agravaría la situación crítica y de cierres”. “Existen razones sanitarias, jurídicas y económicas que llevan a impugnar toda normativa que impida trabajar libremente al sector”, expuso la entidad en un comunicado.

Además, Appyce destacó el cierre del 20% de las pizzerías y casas de empanadas en la Ciudad de Buenos Aires desde que inició la pandemia. “Seguiremos extendiendo los planteos contra toda nueva decisión, sin que ello implique desconocer la gravedad en la propagación del virus Covid-19. Sostuvimos y seguimos manteniendo que las medidas no resultan aceptables en tanto no se propongan acciones eficientes para el sostenimiento de la actividad económica gravemente afectada, como nuestra industria”, remarcaron.

En cuanto a la asistencia del Gobierno, argumentaron que el Repro II para asistir a las empresas a pagar parte de los salarios de los trabajadores “no resulta una solución de fácil acceso, otorgamiento, ni tampoco los montos asignados un alivio para el sostenimiento de los empleados de nuestro sector”. Por eso, las nuevas restricciones vigentes hasta el 31 de mayo (en principio) podrían “profundizar el endeudamiento del sector, que se vio obligado a invertir en infraestructura para poder cumplir con los protocolos sanitarios”.

“Las ayudas recibidas siguen siendo insuficientes para empresas en crisis. Esta nueva restricción horaria y de circulación afecta directamente al sector ya que el 70% de la facturación de una pizzería corresponde al horario nocturno y fines de semana”, afirmó Appyce . Para la entidad gastronómica, “con aforo reducido y protocolos ha quedado demostrado que la gastronomía no es un foco de contagio”.

“Las pérdidas de las fuentes laborales lejos están de reinsertarse nuevamente en el mercado laboral”, alertaron. Y añadieron que a pesar del dinámico diálogo con las autoridades, las decisiones adoptadas y los paliativos otorgados no resultan adecuados.

“Hoy estamos facturando el 15% respecto a los períodos anteriores a la pandemia. No nos asignaron la ayuda económica prometida (Repro II), sumado a la deuda impagable acumulada en el 2020, y ya ni siquiera contamos con el dinero suficiente para el pago completo de los sueldos a nuestros empleados, quienes han sido parte de nuestra familia hace más de 30 años”, expresaron desde la conocida pizzería de la Avenida Corrientes, Los Inmortales. “Sin la ayuda del Estado, tanto nacional como del Gobierno de la Ciudad en forma urgente frente a esta crisis, lamentablemente quedaremos muchas familias sin nuestras fuentes de trabajo”, lamentaron.

Otro caso es el de Héctor Yepes, titular de un local de empanadas norteñas en Palermo. El gastronómico comentó: “Estoy muy complicado, me encuentro con la necesidad de cerrar mi negocio, que ya cumplió 58 años, fuimos una marca destacada en varios eventos, fechas conmemorativas. Hoy me encuentro en esta tremenda situación. Es imposible renegociar el alquiler de mi local, los montos que nos solicitan son inaccesibles. Todo se suma, sin ayuda del Estado, estamos sin miras a poder subsistir”.