El Banco Nación (principal acreedor de Vicentin) avala el plan para rescatar la cerealera

10 de marzo, 2021

El Banco Nación (principal acreedor de Vicentin) avala el plan para rescatar la cerealera

Los bancos públicos nacionales afectados por el concurso de Vicentin respaldaron la propuesta de un grupo de productores agropecuarios y acreedores de la empresa presentada en febrero para evitar su “desguace” y recuperarla.

“Consideramos muy positiva la iniciativa presentada por los propios productores, cooperativas y acopiadores damnificados”, resumió Eduardo Hecker, presidente del Banco Nación, en un comunicado. El BNA es, por lejos, el banco más afectado.

Para Hecker, la propuesta permitirá recuperar la cerealera santafesina y reducir la millonaria deuda que ese grupo empresario mantiene con las entidades bancarias y el resto de los acreedores.

El directivo destacó que se basa en “el reconocimiento de las deudas para todos los actores involucrados; la separación en la gestión de la empresa de quienes la condujeron al default y la participación, junto a los productores, del Estado provincial y nacional en la búsqueda de una solución sustentable en el tiempo y que permita la recuperación de la producción y los puestos de trabajo”

“Desde ya es sólo un puntapié inicial y hay que trabajar en los puntos específicos de la propuesta”, remarcó Hecker, y anticipó que el Nación estaría dispuesto a financiar a los productores originadores -como lo viene haciendo- si avanza esa iniciativa.

La opinión del BNA es compartida por el Provincia, el Banco Ciudad y el BICE que sostienen como objetivo la recuperación de los créditos y la reactivación de la actividad productiva, aseguró el comunicado del BNA.

La propuesta, avalada por Gear, Granar, Grassi, Bayá Casal, Riboldi, Agroempresa Colón, Compañía de Insumos y Granos, Futuros y Opciones.Com y Tomas Hnos –entre muchas otras–, contempla remover al actual directorio de Vicentin SAIC (cuyos integrantes están vinculados con los responsables del default comercial de la compañía) para establecer una gestión profesional que garantice, además, la provisión de granos, de manera tal que la compañía recuperada pueda volver a trabajar. Entre acopios, productores, cooperativas y corredores suman más de 70 jugadores que buscan e recuperar la defaulteada agroexportadora capitalizando acreencias y tomando el 100% del control accionario. 

El BNA, con una deuda concursal reconocida de casi US$ 300 millones, es uno de los acreedores más importantes y su voz es importante, pero no es el único. En el exterior, le debe a la International Finance Corporation US$ 270 millones; US$ 152 millones a la Netherlands Development Finance Company (FMO) y US$ 73 millones al ING Bank N.V., Tokyo Branch.

“Uno de los principales obstáculos para el avance del plan de capitalización y reactivación de Vicentin por parte de los acreedores concursales es que el actual directorio de la compañía se niega a renunciar al considerar que los herederos de los fundadores de la empresa deben ser parte de la nueva empresa”, señaló el portal especializado Bichos de Campo.