Kulfas recorrió Unilever: la compañía ratificó su plan de inversiones en el país

28 de julio, 2020

Unilever, compañía líder de consumo masivo, anunció hoy la continuidad de su plan de inversiones en el país. Concretamente, se invertirán $110 millones destinados a tres grandes proyectos: una nueva línea de sanitizantes Rexona, y la nacionalización de la producción de jabones Dove y jabones para lavar la ropa Ala y Skip con nueva tecnología diluible.

Además, se continuará con el plan de nacionalización de materiales e insumos con el fin de sustituir y reducir a la mitad sus importaciones.

El anuncio formal de los planes de acompañamiento al país se hizo hoy en el marco de una visita a las instalaciones de la planta de Malvinas Argentinas del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y el secretario de Industria, Ariel Schale.

“Estamos convencidos que la reactivación del consumo interno y las inversiones son dos de los pilares fundamentales para la Argentina post-pandemia. Por eso, que las grandes empresas apuesten a continuar invirtiendo en el país, y que lo hagan trabajando de la mano de sus PyMEs, nos empuja a seguir trabajando para sostener el empleo y las estructuras productivas en una coyuntura muy desafiante como la que estamos viviendo”, sostuvo Kulfas.

Uno de los proyectos que conforman las inversiones ya fue iniciado en mayo y se trata de la nueva línea para la producción de Sanitizantes Rexona, que implicó invertir $23 millones, y generó 6 nuevos puestos de trabajo más la colaboración de 2 PyMEs proveedoras.

De la producción total se espera que el 80% se destine al mercado interno, y el resto (más de 80 toneladas mensuales) se exporte a países del Mercosur como Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Por otra parte, la fabricación local de jabones Dove implicará una inversión de $44 millones y generará 22 nuevos puestos de trabajo. Con este proyecto se espera producir más de 1500 toneladas en la planta de Villa Gobernador Gálvez y reemplazar el total de las importaciones de este producto desde Brasil.

Por último, Unilever destinará otros $44 millones para la producción local de jabón líquido para diluir en agua. Se trata de una tecnología innovadora, recientemente lanzada en Argentina, exclusiva de la compañía, que además de ser sustentable y con menor impacto ambiental, se vende 20% más barata que un producto tradicional. En 2021, cuando finalice el proceso de nacionalización y deje de importarse desde Brasil, permitirá exportar hacia otros países del Mercosur como Chile y Uruguay.

“Durante la pandemia, el rol social y económico de Unilever fue imprescindible. En un contexto de tanta incertidumbre, decidimos priorizar la salud de nuestros colaboradores y establecimos protocolos de prevención con altos estándares para proteger a nuestros empleados y, al mismo tiempo, nos encontramos con la responsabilidad de sostener al máximo nuestra capacidad productiva, garantizar a los argentinos el abastecimiento de productos esenciales y acompañar a las 2.000 PyMEs de nuestra cadena de valor”, expresó Laura Barnator, Gerente General de Unilever para los mercados de Argentina y Uruguay.

“Trabajamos rápidamente para migrar la producción de categorías que disminuyeron sus ventas, como las de cosmética, a productos de mayor demanda asociada al Covid-19, adaptamos nuestras líneas de producción para fabricar jabones antibacteriales, e instalamos capacidad para producir diferentes formatos de alcohol sanitizante. Seguimos apostando a la industria nacional y acompañando la reactivación de la economía argentina”, agregó.

La planta de Unilever en Malvinas Argentinas, que es la segunda más grande de Unilever en Latinoamérica, cuenta con 24 líneas que producen shampoo y acondicionadores para el cabello, desodorantes, detergentes líquidos, suavizantes para la ropa y todo tipo de limpiadores líquidos para el hogar, dando empleo a más de 480 personas de forma directa.

Dejá un comentario