Edenor propuso que quienes tengan mayor capacidad de pago abonen la tarifa completa

14 de julio, 2020

factura-edenor

La distribuidora eléctrica Edenor le presentó al Gobierno una propuesta para la pospandemia, para que los sectores sociales que no requieran subsidios y que puedan pagar el servicio abonen la tarifa real de la compañía. 

“Lo primero es que estamos en un momento muy especial y no es un tema prioritario. Creo que el Gobierno tiene que preocuparse de cosas de coyuntura. Si tenemos que pensar en cómo salimos de esta situación, alguien tiene que estar pensándolo”, señaló hoy el CEO de la compañía, Ricardo Torres.

En declaraciones durante un encuentro virtual con la publicación especializada Econojournal, el directivo se refirió al congelamiento tarifario que existe en el sector en un contexto de inflación  y señaló que “hay muchos que pueden pagar una tarifa completa y muchos que necesitan ayuda, eso hay que diferenciarlo”.

“Nosotros de toda la vida, desde hace 15 años, decimos lo mismo. Lo podemos leer en las memorias de Edenor desde 2005 para acá, que tenemos la tecnología y la capacidad para identificar a quien necesita ayuda y dársela de la manera más efectiva posible. Ese es el concepto para mí”, aseguró el titular de la distribuidora eléctrica que pertenece al grupo Pampa Energía.

En ese sentido, en su exposición Torres recordó que en 2019 los clientes de Edenor recibieron casi US$ 500 millones de subsidios del Estado. “Ahora, en el área de Edenor el 70% de la gente paga cuatro o cinco veces la factura eléctrica en cable y en teléfono, internet. La mitad tiene auto. Un tanque de nafta por mes es cuatro veces la factura de Edenor promedio”, contrarrestó. 

En ese sentido, añadió: “Por lo cual creemos que, repito que no es el momento ni diciéndolo hagámoslo ahora de ninguna manera, así como hay gente que está 18 horas detrás de la salud pública, tenemos que encontrar un grupo de gente que empiece a pensar en esto”.

“En el desorden y el descontrol pasa de todo. Yo creo que ordenar vale la pena, porque permite que el Estado mejore su nivel de control y de exigencia. Lo que hay que sacarse de la cabeza es esa idea de que todo el mundo necesita recibir un subsidio”, remarcó Torres. 

En ese contexto, el funcionario explicó que superada la pandemia, cuando haya una situación de equilibrio, las empresas tienen “la capacidad de ajustar sus precios casi normalmente”. “La electricidad es el 2% de sus costos y reciben un subsidio, mientras que poblaciones más vulnerables, que no tienen red de gas, en invierno reciben $300. A esa gente hay que ayudarla más, mucho más. Y a los otros no hay que ayudarlos”, subrayó. 

“El mismo tipo que vive en Palermo Chico o yo, no necesito un subsidio. Entonces hay que destrabar esa situación y estamos dispuesto a discutirla para ayudar al Estado. Es el Estado el que tiene que salir y no las distribuidoras. Nosotros no ponemos los precios, pero estamos para ayudarlos. Sería un país mejor, aún cuando no se redujeran los subsidios, si los subsidios estuvieran dirigidos todos a quien lo necesita, Argentina sería un país mejor”, manifestó el CEO de Edenor. 

Asimismo, Torres recordó que cuando hicieron revisión de la tarifa integral en 2017, el Estado le puso objetivos. “Nos dio una curva de mejora, que teníamos que ir cumpliendo de acá al 2022, porque era el período para una nueva RTI que se debe dar cada cinco años”, explicó. 

Y sentenció: “Nosotros estamos hoy, en el objetivo 2022. Estamos adelantados dos años, básicamente por un resultado de inversiones gigantesco que empezó en 2014 y terminó en 2018, porque ya a partir del 2019 y 2020, no estamos pudiendo sostener ese nivel de inversiones”. 

Por último, indicó que para medir la cantidad de cortes y la duración se utilizan los indicadores Saifi (frecuencia) y Saidi (duración) y afirmó que “los objetivos que tenemos se cumplen en los dos” y que tienen que mejorar “tanto en disminuir la cantidad, como disminuir la duración”. 

“Esos objetivos no son globales para la empresa, sino que están detallados por municipio y por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Cuando nos vamos de esa curva, porque a veces te puede pasar. Estás en bien en veinte municipios y en uno tuviste un problema, una rotura o un accidente, entonces ahí tenemos penalidades muy fuertes. Esto lo controla el ENRE y es muy riguroso. Nosotros todos los días le tenemos que mandar los cortes que hubo. Estamos super controlados”, concluyó.

 

Dejá un comentario