“Hay un diálogo positivo con los bonistas”, dijo Guzmán a 7 días del 22-M

15 de mayo, 2020

Quedan 7 días para que Argentina acerque posiciones con sus acreedores y evitar un nuevo default, el escenario que todos quieren evitar. Hay expectativa (los bonos volaron sobre el cierre de la rueda) y los canales de diálogo están abiertos. Mientras haya diálogo y tiempo, habrá esperanzas.

 

“Continuaremos trabajando en el frente de la deuda hasta que lleguemos a un resultado”, afirmó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en una videoconferencia que brindó hoy en el influyente Council on Foreign Relations (CFR). “Estamos haciendo todo para alcanzar un proceso de estabilización que haga que Argentina sea un país sólido”, dijo Guzmán en un terreno menos amigable.

 

El Zoom (que vino a reemplaza el clásico road-show) estuvo moderada por el exsecretario del Tesoro de Estados Unidos Robert Rubin (rival histórico de “Joe” Stiglitz, el padrino intelectual de Guzmán). También estuvo Anne Kruguer y representantes de BlackRock, el principal tenedor de bonos. Guzmán no jugó de local. “Es una demostración enorme de voluntad de diálogo, de seguridad en nuestro planteo y de deseos de explicar la razonabilidad de lo que propusimos”, dijeron cerca suyo. “Realmente no es un dato menor que a 10 días de cerrar las negociación,  Guzmán acepte participar de una conferencia abierta con las personalidades que estuvieron”, agregaron.

 

La presentación de Guzmán se dividió en dos partes: el ministro brindó primero un discurso de apertura y mantuvo un diálogo de intercambio con Rubin y, luego, se abrió una ronda de preguntas y respuestas en la que participaron una veintena de periodistas.

 

“Estamos comprometidos con darle una solución sostenible al problema de la deuda y queremos, bajo el liderazgo positivo del presidente Alberto Fernández, tener una relación sana y duradera con nuestros acreedores”, afirmó Guzmán.

 

“El éxito para Argentina significa alcanzar un acuerdo sostenible, con el que podamos comprometernos y cumplir. El éxito es alcanzar un acuerdo que funcione para volver a poner a Argentina de pie”, sostuvo.

 

Asimismo, el ministro repasó los puntos centrales de la oferta presentada a los bonistas, que contempla tres años de gracia, una quita de 5,4% sobre el capital adeudado (US$ 3.600 millones) y una reducción de intereses del 62%, equivalente a US$ 37.900 millones.

 

“Algunos acreedores aceptaron la oferta y otros no”, remarcó Guzmán mientras sostuvo que “hay un diálogo positivo con los bonistas”, que continúa. “Somos flexibles respecto de las distintas combinaciones de parámetros (de la propuesta). Si hay ideas diferentes que sean consistentes y respeten las limitaciones que tenemos, estamos dispuestos a escucharlas”, agregó Guzmán. ¿Llegará esa propuesta? En el Mecon aseguran que a la tarde noche del viernes llegaron 3 contrapropuestas. “El ministro de Economía junto a su equipo y los asesores financieros de la República están analizando las características de estas propuestas y sus implicancias para el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública”, agregaron. ¿Serán “sustentables”, bajo la métrica del FMI y Guzmán? Si no, ¿el Gobierno mandará otra en la semana?

 

“El ministro también hizo hincapié en el apoyo de toda Argentina al proceso de reestructuración de la deuda, y destacó el aval de los 23 gobernadores del país, el Congreso y la sociedad en su conjunto”, dijeron desde el Mecon en un comunicado. “Restaurar la sostenibilidad de la deuda es una política de Estado”, afirmó.

 

Respecto del FMI, el titular del Palacio de Hacienda reiteró que Argentina trabaja para alcanzar un nuevo acuerdo con el organismo multilateral. “Estamos revisando el programa anterior”, dijo, y remarcó que hay una serie de reformas que el país deberá adoptar luego de la pandemia. Argentina adeuda cerca de US$ 45.000 millones al prestamista de última instancia del mundo.

 

Además, Guzmán sostuvo la necesidad de recuperar el mercado de deuda pública del Tesoro en pesos y anunció que el Gobierno enviará un proyecto de ley al Congreso “para determinar las diferentes condiciones para el desarrollo de los mercados financieros de capitales”.

Dejá un comentario