Deudas personales: $ 1,7 billones

29 de abril, 2020

El consumo pesos se derrumba protección social

 

En el marco de la parálisis de la actividad por las medidas de aislamiento social, la disminución o la falta de ingresos está afectando significativamente los bolsillos de una gran parte de la población. A pesar de las ayudas estatales, éstas en muchos casos resultan insuficientes, por lo que muchas familias han recurrido a endeudarse para cubrir los gastos y compromisos básicos.

 

Según un estudio del Centro de Economía Regional y Experimental (Cerx), que cruzó los datos del Banco Central con una encuesta propia realizada sobre 5.890 hogares entre el 17 y el 24 de abril, hasta esa fecha la deuda total de las familias alcanzó los $ 1,7 billones, afectando a 11,1 millones de hogares, que equivalen al 80,8% de los hogares del país.

 

De acuerdo con la consultora, en promedio, cada familia adeudaba a esa fecha $ 149.406. No obstante, ese monto no incluye los costos asociados a moras y retrasos, los cuales fueron aumentando con el paso de los días durante la cuarentena y que podrían incrementar en más de 50% ese stock, según indicó Cerx.

 

Siguiendo el análisis, ese stock de deuda tiene dos grandes componentes. Por un lado, la deuda “no bancaria”, que Cerx estima en $ 503.574 millones. Hasta el 24 de abril, unos 10,8 millones de hogares tenían algún tipo de esas deudas, lo que implica el 78,4% de los hogares del país. Por otro lado, la deuda “bancaria”, que según el Banco Central al 22 de abril se aproximó a los $ 1,2 billones. De este monto, casi la mitad ($ 536.000 millones) es deuda con tarjetas de crédito.

Deuda no bancaria

 

Según Cerx, lo más frecuente en abril fueron los atrasos en servicios como luz, gas, agua, teléfono, cable, internet o expensas, que afectó al 70% de los hogares. Con una deuda promedio de $ 10.585 por familia, explicó el 20,3% de la deuda no bancaria (más de $ 102.200 millones). “Claramente, fue una de las primeras cuentas que se dejó de pagar con la crisis”, afirmó la consultora en su informe.

 

Como segundo componente figura el incumplimiento de impuestos, que se ubicó por encima de los $ 100.400 millones. Dentro de este rubro, lo que más se dejó de pagar fue impuesto inmobiliario y las patentes. Este ítem explica el 19,9% de la deuda no bancaria y al 24 de abril habría 6,3 millones de hogares con algún tributo adeudado, ya sea nacional, provincial o municipal, con $ 15.845 en promedio por hogar.

 

El tercer endeudamiento de peso, según Cerx, fue el mantenido con prestamistas y financiera, el cual estima en más de $ 93.800 millones y que representa el 18,6% de la deuda no bancaria. Este ítem afecta a casi 1,5 millones de hogares, con un monto promedio de $ 62.539 cada uno. “Se trata de uno de los pasivos más sucios por los altos costos que conllevan y por las presiones que dependiendo quien sea el prestamista, reciben las familias para cancelarlos”, resaltó.

 

Otros ítems que conforman la deuda no bancaria familiar al proyectar las declaraciones realizadas en la encuesta al total nacional serían: gastos vinculados con el auto (seguro y cuotas), donde los atrasos se hicieron muy frecuentes en el último mes y habrían sumado más de $ 70.900 millones; deudas con familiares y amigos (arriba de $64.700 millones); alquileres impagos, por cerca de $ 42.900 millones; educación (cuota de jardines, colegios y universidades, principalmente), por más de $ 23.300 millones; más deudas directas con comercios.

 

 

Deuda bancaria

 

Según los datos del Banco Central, entre los casi $ 1,2 billones adeudados por las familias al 22 de abril, los principales componentes son, en primero lugar, las tarjetas de crédito y préstamos personales, y en segundo, los créditos hipotecarios y prendarios. De los primeros, el stock adeudado en tarjetas asciende a $535.881 millones, mientras que por préstamos personales a $404.919 millones. En tanto, los segundos suman $ 218.00 millones.

 

“Dejar de pagar compromisos y acumular deudas fue una de las estrategias de las familias para sobrevivir sin ingresos o con recortes de ingresos en marzo y abril”, indicó Cerx. “Para principios de mayo, esa situación se habrá agravado, incluso a pesar de las ayudas del Estado, que hoy se están utilizando mayormente para alimentos y otros gastos corrientes necesarios impostergables”, agregó.

 

La consultora señala que, en el caso de las deudas bancarias, las familias deberán afrontar enormes cargas de intereses si el Gobierno no toma medidas al respecto. “Incluso, la refinanciación automática de tarjetas de crédito que se realizó con las deudas de marzo conlleva una tasa muy alta en el contexto actual”, afirmó.

Dejá un comentario