Alivio para la industria metalúrgica: Trump no subirá los aranceles al acero y aluminio

27 de enero, 2020

El gobierno de Estados Unidos decidió no incluir a las importaciones de acero y aluminio provenientes de Argentina dentro de la nómina de productos que para ingresar a ese país deben tributar un arancel de 25% y 10%, respectivamente. Así lo confirmó ayer el Canciller argentino, Felipe Solá.

 

“Ha salido la lista de los países que serían sancionados y no está Argentina. Es una excelente noticia que sigan las cosas como están y que a las exportaciones argentinas no se las sancione con el 25% de arancel de ingreso”, afirmó Solá en declaraciones radiales.

 

El viernes, el gobierno estadounidense anunció formalmente la decisión de ampliar los aranceles que deben tributar las importaciones de acero y aluminio de marca registrada, que abarca clavos, grapas, cables eléctricos y algunas partes importadas que van en automóviles y tractores, entre otros productos.

 

Según consignó la agencia de noticias Bloomberg, Argentina, Australia, Canadá y México quedaron exentos de los aranceles adicionales de aluminio; mientras que para las tarifas de acero, se permitieron exenciones para Argentina, Brasil, Canadá, Australia, México y Corea del Sur.

 

El 2 de diciembre del año pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo desde su cuenta de Twitter que el país que gobierna iba a restablecer aranceles a las importaciones de acero y alumnio procedente de Argentina y Brasil, en base a que ambos países “han estado presidiendo una devaluación masiva de sus monedas”, lo cual, según Trump, afecta a los productores estadounidenses. Sin embargo, no hubo una comunicación formal al respecto.

 

El jueves pasado, antes de que se conociera esta novedad, la Cámara Argentina del Acero volvió a explicitar su “preocupación por el estado latente de la intención” de Trump respecto a la instauración de aranceles a la importación de acero y aluminio provenientes de Argentina y Brasil, “modificando de esta forma las condiciones actuales del comercio en el marco de la Resolución 232”.

 

De acuerdo con la entidad, 2019 cerró con una contracción en todas las líneas de producción en comparación con el desempeño del año anterior: el acero crudo registró un descenso de 10%; los laminados en caliente presentaron una baja de 10,5%; y los laminados en frío retrocedieron 8,5%.

 

Costos en 2019

 

Según el Índice de Costos Metalúrgicos (ICM) que elabora cada trimestre la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), durante 2019 los costos metalúrgicos registraron un aumento de 51,1%.

 

“El Indice de Costos Metalúrgicos refleja el aumento que tuvo la energía eléctrica en el transcurso de los últimos cuatro años y la necesidad de contar con regímenes específicos para aquellas empresas pyme que son usuarias intensivas de la energía eléctrica”, dijo Orlando Castellani, presidente de Adimra.

 

“La agenda en materia energética debe garantizar que ninguna empresa tenga que apagar sus máquinas porque no puede hacer frente a los incrementos que se realizaron en los últimos años, pero también deben impulsarse programas para que las empresas utilicen la energía de una manera cada vez más eficiente”, agregó el ejecutivo.

 

De acuerdo con los datos de la entidad, durante el año pasado el mayor incremento se dio en el rubro de “insumos básicos ferrosos”, que registró una suba interanual de 59,2%, seguido por el de “insumos básicos no ferrosos”, que mostraron un incremento de 54,4% respecto al nivel observado durante el año anterior.

 

Asimismo, los rubros de “carrocerías y remolques” y “maquinaria agrícola” registraron durante 2019 aumentos interanuales por encima del promedio: 54,7% y 54,2%, respectivamente. En tanto, el resto de los rubros presentaron incrementos en sus costos de entre 41% y 47%.

 

Dejá un comentario