Claudio Moroni y la CGT avanzan en un alza generalizada para los asalariados

22 de noviembre, 2019

Moroni Daer cgt

La posibilidad de que el presidente electo, Alberto Fernández, inicie su mandato con un incremento generalizado de salarios y jubilaciones va ganando fuerza. Esta se planteó en una reunión entre Claudio Moroni, candidato principal a asumir como ministro de Trabajo, y referentes de la conducción de la CGT.

 

“Se conversó hacer un aumento en los ingresos absolutamente de todos, no es solamente para los sueldos más bajos, aunque tiene mayor impacto porcentual en los sueldos más bajos porque, seguramente, será una suma fija”, confirmó a El Economista una fuente que participó de la reunión con Moroni. “Esa suma fija después, al discutir la paritaria, cada sector verá cómo la incorpora a los básicos de convenio”, agregó la fuente consultada por este diario.

 

El líder del gremio de los taxistas, Omar Viviani, ayer blanqueó la posibilidad en declaraciones radiales, al comentar el diálogo que referentes de la CGT mantuvieron hace días con Moroni. “Desde el gobierno de Alberto Fernández se estudia un aumento generalizado de salarios para diciembre”, aseguró ayer Viviani, secretario general del Sindicato de Peones de Taxi, en declaraciones a El Destape. Adelantó, además, que varios líderes de la CGT se reunirán con Moroni el próximo martes “para ver cómo se van a desarrollar las políticas en el sector”.

 

Los referentes de la central obrera se reunieron con Moroni hace tres días, en la sede del gremio de la Sanidad, que conduce Héctor Daer, uno de los dos líderes de la CGT, según informó el diario Ámbito Financiero. En esa reunión se planteó la necesidad de que esos aumentos salariales no terminen trasladándose a precios y generando una escalada inflacionaria. Daer y el otro secretario general de la CGT, Carlos Acuña, recibieron a Moroni junto con otros referentes cegetistas como el metalúrgico Antonio Caló; José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias; Sergio Romero, de la Unión de Docentes Argentinos (UDA); Víctor Santamaría, del Suterh; Sergio Sasia, de la Unión Ferroviaria, y el líder de la UTA, Roberto Fernández.

 

“Se conversó hacer un aumento en los ingresos absolutamente de todos”, confirmó a El Economista una fuente gremial

 

Moroni es un nombre bien recibido por los dirigentes gremiales para hacerse cargo de la cartera de Trabajo. Daer lo elogió y también Hugo Moyano. El principal candidato para asumir la cartera laboral ya empezó a ejercer su función, con la reunión que mantuvo con los líderes cegetistas en la que se habló del posible aumento.

 

El taxista Viviani planteó, en sus declaraciones radiales en las que habló del plan esbozado en la reunión, que “este gobierno nos deja un país devastado”, que “está trabajando al 50% de su capacidad productiva porque no hay consumo interno”.

 

Está en estudio bajo qué modalidad se implementarían esos aumentos. La vía del decreto, o la del acuerdo social son alternativas para esta medida sobre la que, por ahora, no se expresaron formalmente Fernández ni sus hombres de confianza.

 

Los empresarios son el otro sector clave para una medida de aumento salarial como la que se evalúa en la nueva administración. Los encuentros, por el momento, fueron más fuertes con el sector gremial que con el de los hombres de negocios.

 

En materia de planes sociales, otro ámbito en el que recaerían los aumentos, los interlocutores de Alberto Fernández son los movimientos sociales que integran el denominado “Triunvirato de San Cayetano”. No trascendieron datos sobre reuniones con estos grupos para dialogar sobre los posibles incrementos.

 

***

Presión de los camioneros

 

El sindicato de camioneros, que conduce Hugo Moyano, ejerció presión ayer para que las empresas de su sector abonen un bono de fin de año de $20.000 a sus afiliados, como pidió el segundo del gremio, Pablo Moyano. Con una manifestación frente a la sede de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), el sindicato reclamó que los empresarios del sector acepten el pago de la suma extra. El escenario es complejo, porque la Fadeeac respondió al pedido del bono con un duro comunicado, el martes, en el que insistió sobre el pedido al Gobierno para que declare al sector “en emergencia” por el aumento de costos para el transporte de mercaderías.

Dejá un comentario