Caputo presentó el IPOM con una autoentrevista

20 de julio, 2018

Caputo presentó el IPOM con una autoentrevista

 

El presidente del BCRA, Luis Caputo, decidió que ya no habrá conferencias de prensa trimestrales de presentación del Informe de Política Monetaria (IPOM) para rendir cuentas, responder preguntas y explicar a los periodistas las herramientas para intentar lograr las hasta ahoraesquivas metas de inflación. En cambio, ayer la autoridad monetaria publicó una autoentrevista a Caputo. “Es un informe al que lamentablemente le toca relatar las razones de una nueva aceleración inflacionaria”, afirmó ahí.

 

Pero sostuvo que esta vez las perspectivas a futuro son buenas y de desinflación: “Al mismo tiempo el informe describe una progresiva mejora en la perspectiva de precios para los próximos meses, reforzando no sólo el compromiso del BCRA en bajar la tasa de inflación, sino, más importante aún, explicando el conjunto de herramientas que se están utilizando para lograr ese objetivo”.

 

Gestión Caputo

 

La gestión de Caputo viene mostrando varias novedades. Algunas de carácter institucional y que responden a la transparencia y pluralidad con la que se toman las decisiones de política monetaria y cambiaria y otras más estratégicas respecto a la política en sí. Respecto a lo último, se destaca el abandono del uso de la tasa como única herramienta.

 

Sobre lo otro, hay señales mixtas. Por un lado, en el último comunicado de política monetaria el BCRA avisó que en adelante se iba a transparentar qué voto cada integrante del Consejo de Política Monetaria en cada decisión. Pero lo cierto es que todavía no se informó quienes formarán parte del Consejo. “Se va a informar cuando lo apruebe el directorio”, afirmaron desde el Central. Tendrán tiempo hasta el nuevo comunicado, que será en la primera semana de agosto. Y ahora la nueva decisión de cancelar las conferencias de prensa y cambiarlas por la autoentrevista también generó sus polémicas.

 

Antiinflación

 

Caputo mostró interés en remarcar que el salto a un régimen que intentará poner un ojo sobre la tasa y otro sobre los agregados no implica que la tasa pierda protagonismo sino que en situaciones de crisis habrá que mirar ambas. “El marco de metas de inflación descansa mayormente en el rol de la tasa de interés como disciplinador de las expectativas inflacionarias. Pero en situaciones con altas tasas de inflación y volatilidad financiera, es tal vez demasiado exigirle a las tasas que por sí solas cumplan ese rol”, afirmó.

 

El IPOM presentado ayer reconoció responsabilidad oficial en la corrida y dejó entrever que la inflación peleará hasta último momento con las metas de inflación techo de 32% que fija el acuerdo con el FMI: “La inflación se aceleró en el segundo trimestre, por la devaluación, que se produjo en el marco de un retiro de capitales de los países emergentes, profundizado en nuestro país por una situación de vulnerabilidad fundada en los déficit de cuenta corriente y fiscal existentes, y por una fuerte sequía. El BCRA considera que la inflación comienza a moderarse y el tercer trimestre arroja un valor cercano al 2% mensual promedio”.