Mejoraron las cuentas públicas

23 de diciembre, 2016

Mejoraron las cuentas públicas

 

El resultado fiscal del sector público no financiero de noviembre mostró una mejora importante respecto a lo que había dado en octubre, de la mano de los ingresos extraordinarios originados por el blanqueo y por un importante ajuste en el gasto de inversión pública.

 

En números, en noviembre los ingresos crecieron 49,4% en la comparación con el mismo mes del 2015 y los gastos lo hicieron en 33%, lo que llevó a una reducción del déficit de 37% en comparación con el mismo mes del año pasado (había sido de $ 22.542 M en noviembre de 2015 y fue de $ 14.060 M el mes pasado).

 

El gasto

 

En ese sentido, mientras octubre había mostrado un incremento importante del gasto de capital, que hacía pensar en el arranque de una obra pública que empezó el año con un drástico parate, noviembre volvió a registrar una caída interanual. De hecho, el crecimiento del gasto de capital llegó a ser de 80,4% (saltó de $ 12.825 M a $23.139 M) en octubre, mientras que en noviembre se vio una merma de 13%, siempre en la comparación con el mismo mes del año pasado (pasó de $ $12.622 M a $10.978 M).

 

Como contrapartida, las transferencias corrientes crecieron 44,5% en noviembre respecto al año pasado. Es decir que efectivamente el grueso del ajuste del gasto se dio principalmente en la cuenta de gasto de capital.

 

Al respecto, el economista jefe de Analytica, Martín Polo, sostuvo: “En 2017 se tendría que revertir eso, con más gasto de capital y menos transferencias corrientes. A los subsidios los tienen que ir eliminando. La terapia sigue siendo de gradualismo”. Para el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, en lo fiscal se pasó “de un gradualismo a poco y nada”. Y dijo, respecto a las posibilidades de que la inflación afloje definitivamente: “Espero que en 2017 aceleren porque si no al presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, se le va a complicar”.

 

Ingresos extraordinarios

 

Por el lado de los ingresos, para Caamaño Gómez la explicación se encuentra en los ingresos extraordinarios por el blanqueo. Sin ir muy lejos, en noviembre aceleraron de forma verdaderamente extraordinaria, hasta llegar a un incremento de 49,4%, cuando en octubre apenas había habido una suba de los ingresos de 23%. El punto negativo sería que en el futuro semejantes ingresos no estarían ahí para colaborar a achicar el déficit. Es decir, pone en duda la sustentabilidad de esta mejora registrada en noviembre.

 

El déficit 2016 Esos ingresos extraordinarios permitieron que la cuenta acumulada para lo que va del año mejore en el último mes. Así como en octubre se podía decir que durante todo el 2016 los ingresos habían crecido apenas 25,9% contra el 32,2% al que habían crecido los gastos, en noviembre ese acumulado mejoró. Ahora se puede ver que en los primeros once meses del año los ingresos crecieron 28% y los gastos primarios lo hicieron en 32,3%.

 

Con todo, el déficit primario en lo que va del año creció respecto al mismo período de 2015 en 56,5%, llegando a $ 300.083 M (había sido $ 191.728 M a esta altura del año pasado). De esa forma ya se redondeó 4,2% de déficit fiscal, para lo que va del 2016, respecto al PIB. El año pasado esa relación era de 3,6%.

 

Aun así, para Polo la meta fiscal para el 2016 todavía es fácilmente cumplible. De hecho, sostuvo: “Con el resultado de noviembre, el Tesoro tiene margen para cumplir la meta. Con ingresos al 25% y gasto al 35%, la cumple”.

 

Una curiosidad a subrayar es que, contrario a lo que sucedió en meses anteriores, cuando el Ministerio de Hacienda publicó el resultado en horarios insólitos como un viernes a última hora, esta vez, con la mejora, lo hizo durante la tarde del jueves.