Los programas energéticos de los presidenciables

11 de agosto, 2015

Los programas energéticos de los presidenciables

cipro nerve damage cipro reviews (Columna de Facundo Matos Peychaux)

La cuestión energética será uno de los pilares de la agenda del próximo gobierno si quiere encaminar el país hacia el desarrollo. Por su efecto sobre la balanza de pagos y el potencial que representa, la resolución de los problemas que actualmente se presentan y el desarrollo en el sector serán fundamentales.

En los últimos años, el país ha pasado de ser exportador neto de energía a emplear más de US$ 12.000 M en importación de combustibles, lo que ha llevado a que anualmente se pierdan US$ 6.000 M por el saldo negativo del sector. Pese al esfuerzo de YPF, que ha revertido sus números desde el comienzo de la gestión estatal, el cuadro energético global continúa la tendencia negativa de las últimas décadas: las reservas petroleras caen ininterrumpidamente desde 1998 y las de gas, desde 2004.

En la actualidad, de las cerca de 40 empresas petroleras que operan en el país, solo la dirigida por Miguel Galuccio mejora sus números de producción –además de Pan American Energy (PAE), que se ha especializado en el negocio del petróleo pesado de escalante. Esto demuestra que una sola compañía, por más que concentre más de un tercio de la matriz argentina de generación de gas y petróleo, no es suficiente para revertir el cuadro energético completo.

Frente a este cuadro, las recomendaciones que hacen los expertos del sector son varias: establecer un plan energético consensuado, explícito y con metas a largo plazo, crear un marco -legal y de menores y costos y mayores beneficios- que impulse a los empresarios a realizar las inversiones necesarias, recuperar la solvencia y el funcionamiento pleno de las empresas Cammesa y Enarsa, reducir los subsidios mal focalizados y redirigirlos a quienes verdaderamente los necesiten y explorar las energías renovables para revertir la dependencia de la matriz energética de los hidrocarburos. Algunos de estos puntos y otros más, son los que propone el grupo de ex secretarios de Energía en un reciente documento titulado La energía en la Argentina: Los desafíos políticos, técnicos y económicos 2016-2019 – Propuesta política dirigida a los candidatos a la Presidencia de la Nación” (disponible en la web http://www.exsecretarios.com.ar/).

Los asesores

El referente de Daniel Scioli en estos temas es principalmente Franco La Porta, secretario de Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires y precandidato a intendente de San Miguel en estas PASO. Además, también lo asisten en la materia Sabino Mastrangelo, director de Políticas Regulatorias de la Secretaría de Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, y los equipos de la Fundación DAR, entre los que se encuentra Pedro Miguel Martín, también subsecretario de Desarrollo de los Servicios Públicos de la Provincia.

En el caso de Mauricio Macri, además de los equipos técnicos de la Fundación Pensar, uno de los especialistas al que más escucha es a Emilio Apud, secretario de Energía y Minería de la Nación en 2001. Otro con el que tiene buena relación y al que consulta el líder PRO es a Juan José Aranguren, quien hasta este año se desempeñaba como CEO de Shell y en un eventual gobierno macrista podría ocupar el cargo de secretario de Energía.

Por su parte, en el entorno de Sergio Massa, quien se encarga de estos temas es Ricardo Delgado y, en menor medida, Marco Lavagna. Ambos utilizan a otro de los ex secretarios de Energía, Alberto Enrique Devoto, como consultor.

En gran medida, como sucede en otros ámbitos, los diagnósticos de la situación actual no varían entre los asesores de los distintos postulantes a suceder a Cristina Fernández, especialmente entre los opositores. Consultados por El Economista, los asesores de Macri y Massa fueron más abiertos en explicar qué harían en caso de que su referente acceda a la Presidencia, mientras que en el sciolismo, primó la cautela. Es que, según reconocieron en el entorno de La Porta, el candidato presidencial del FpV lo reuniría este fin de semana junto al resto del equipo energético para conciliar las diferentes visiones. “Estamos en una etapa en la que se está consensuando desde los distintos sectores para tener un diagnóstico del estado de situación  y terminar de planificar cuáles son las medidas a futuro”, asegura Pedro Miguel Martín.

¿Qué piensa cada candidato de la gestión actual de YPF? ¿Cuál es el futuro de su CEO, Miguel Galuccio? ¿Qué harían con las tarifas? ¿Y con la ley de hidrocarburos? ¿Y Vaca Muerta? Veamos.

Inversiones

“El energético es en el único sector de la economía donde tiene que haber un shock, pero de inversiones”, asegura Ricardo Delgado. Según el economista del Frente Renovador, hacen falta US$ 20.000 M. Para crear el marco propicio a esas inversiones, asegura, “hace falta sancionar marcos normativos que promuevan la inversión en toda la cadena energética, con reglas claras de estabilidad tributaria, compromisos firmes de inversión y también la reorganización institucional del Estado”. “Hoy tenés entes estatales que no regulan, empresas en situaciones complejas como Enarsa, que hay que discutir si tiene sentido que exista como compañía, y Cammesa, que está técnicamente quebrada, con un déficit creciente”, observa.

Por su parte, Pedro Miguel Martín reconoce que “ha habido contacto con empresas, no solo chinas y rusas sino también norteamericanas y europeas, que se han mostrado muy dispuestas a invertir en el país”.

En tanto, para Emilio Apud, “hacen falta inversiones del orden de los US$ 10.000-15.000 por año para en un plazo de 8 a 10 años volver al autoabastecimiento”. Camino a ello, para el asesor de Mauricio Macri, es fundamental una reducción de costos. ¿Cómo? “Por la vía impositiva, por la reducción de los costos de capital, eliminando la brecha cambiaria, sin restricciones a la exportación ni importación, con convenios laborales para los trabajadores petroleros más razonables que los actuales, que son demasiado generosos, y captando otra vez a los inversores. Después de los errores que cometimos, viene un período en el que nuestras condiciones de negociación no van a ser las mejores a la hora de discutir el government y el corporate take”, admite, aunque asegura que “esa decisión la tienen que tomar las provincias porque son las dueñas del recurso”.

YPF

Sobre la petrolera bajo gestión estatal, en línea con la visión del propio Macri, Apud considera que la expropiación fue “un procedimiento mal hecho” que no tuvo en cuenta los derechos de la empresa y que “dejó una mala imagen del país en el exterior” por el que además, “se pagó en exceso”. “Nosotros lo hubiéramos hecho diferente –asegura el ex secretario de Energía-. Pero ya está hecho, ahora peor es cambiar y volver a cero”, reconoce.

En ese sentido, propone que la compañía siga siendo mixta en su composición accionaria y que siga estando bajo gestión estatal, aunque advierte que “no tiene que tener ningún favor por ser 51% del Estado como sucede ahora porque eso le resta competitividad al sector”. “Como empresario, -explica- no voy a entrar en un sector donde sé que hay uno que va con el caballo del comisario. YPF tiene que ser competitiva, eficiente, ganar dinero y ser transparente e independiente y no ser utilizada, por ejemplo, para financiar los déficits del Estado a través de la emisión de bonos, como sucede hoy por hoy. La política energética está por encima de cualquier empresa”.

En eso, coincide Alberto Enrique Devoto, el ex secretario que consultan en el Frente Renovador. “YPF tiene que seguir como empresa del Estado pero no como fijadora de políticas. La autoridad en la materia tiene que volver a estar en la política y no en una empresa en la que el 49% es privado”, aconseja. Por eso, revela que en el massismo no descartan crear un ministerio de Energía: “Se justificaría por la jerarquía que debe tener la cuestión energética hoy, tanto por la importancia que tiene como por los problemas que reviste actualmente”.

Por su parte, el funcionario bonaerense Pedro Miguel Marín, defendió la gestión estatal de la petrolera y dejó entrever que no habrá grandes modificaciones. “Los procesos de YPF en torno a los yacimientos de esquisto, Vaca Muerta y Los Molles van a continuar si nosotros como país inteligente vemos cuál es la realidad que está mostrando Estados Unidos”.

Vaca Muerta

Desde el descubrimiento de Vaca Muerta, el Gobierno y una cantidad de especialistas hacen grandes apuestas al desarrollo del sector energético y la recuperación del autoabastecimiento por la vía de los no convencionales. Argentina ocupa el segundo lugar en el mundo en cantidad de recursos en shale gas y cuarto en shale oil, lo que permite soñar con un flujo de inversiones y divisas en el caso de que se logren explotar esos recursos.

Ese es el camino que pareciera haber elegido el Gobierno actual y la conducción de Galuccio en YPF, mirando la experiencia norteamericana como horizonte. Para Marín, aunque queda un camino por recorrer, ya se han hecho avances: “Ya se han bajado bastante los costos de explotación de no convencionales, pero es importante ir adquiriendo y aplicando paso a paso más tecnología y ciencia”. “Estados Unidos empezó a desarrollar los no convencionales y les ha dado un resultado prácticamente impensado”, compara.

Para los asesores de los candidatos opositores, la apuesta por los no convencionales tiene su potencial, pero no está exenta de desafíos ni es la única. “Nuestros recursos petroleros no se agotan en los no convencionales. Al 30% de nuestras cuencas sedimentarias que está en explotación se les podría sacar mayor provecho y hay que explorar el 70% que son áreas vírgenes todavía, incluido el offshore”, apunta. Por otro lado, asegura: “Las empresas grandes están muy entusiasmadas con Vaca Muerta porque la calidad de la formación es muy buena. El problema es que hay que mejorar los costos internos, establecer reglas de juego claras y recuperar la confianza que hemos perdido en el exterior con políticas de Estado avaladas por todo el espectro político, de manera que no haya riesgo de que cambien en el corto plazo”, advierte Apud.

Por su parte, Ricardo Delgado señala que “Vaca Muerta es una gran oportunidad y “sigue estando en el radar de todos pero es una apuesta a largo plazo, con horizontes de 30 a 40 años”. “Además, YPF solo no puede. Tiene $55.000 M de deuda financiera y se está acercando a su máximo endeudamiento”, advierte. A su vez, Devoto plantea al igual que Apud que “no hay que poner el énfasis solo en los no convencionales sino en la recuperación de todos los yacimientos existentes y el 70% de la cuenca sedimentaria que no ha sido explorada todavía, más la exploración offshore”.

Tarifas

Actualmente, lo que paga un usuario medio de la zona metropolitana en concepto de tarifas de servicios públicos es el 10% de lo que cuesta producir un kilovatio-hora. Los subsidios energéticos ya ascienden a $120.000 M, de los cuales $80.000 M son dirigidos al consumo eléctrico. En Capital y el Gran Buenos Aires, las tarifas entre cinco y siete veces más baratas que en Salta, Formosa o cualquier otra provincia. Por eso, si sobre algo existe pleno consenso es sobre que las tarifas de servicios públicos están atrasadas y que la actualización debe ser gradual, para evitar costos sociales, y que los subsidios que se mantengan se deben reorientar hacia los sectores de menores recursos.

“El gobierno de Cristina ese proceso lo empezó, tratando de llevar los subsidios al consumo y eventualmente ir ajustando este tema. Lo hizo en gas, en transporte. Pero las modificaciones tienen que ser muy graduales porque las cosas son muy complejas, entra en juego lo social, lo económico, las divisas; una serie de factores que tienen que ser balanceados para obtener el resultado óptimo”, señala el subsecretario de Desarrollo de los Servicios Públicos de Scioli.

Por su parte, Apud plantea: “Hay que hacer un sinceramiento tarifario para decirle a la gente que se está perjudicando mucho más con la tarifa baja subsidiada que sin ella. Al que no puede, a ese sí se lo debe subsidiar, pero no lo tiene que pagar el sector energético sino el Tesoro u organismos del sector social como Anses por ejemplo, y ser dirigido directamente al usuario, como se está haciendo con el programa de garrafas”, plantea Apud.

Desde el massismo, finalmente, Delgado apunta: “Hay que dar una señal muy clara sobre cómo recomponés precios y tarifas en el sector, que obviamente tiene que ser gradual y redireccionar subsidios a aquellos sectores que son los que realmente lo necesitan”.

 

El futuro de Galuccio

Apud (PRO): “Antes que tomar cualquier decisión sobre Galuccio hay que hacer una auditoría de la gestión del 2012 hasta ahora. Yo creo que las conclusiones darán que no hubo una gestión adecuada”.

Delgado (FR): “No va a seguir porque es un funcionario político. Y si uno mira su performance, ha habido una visión equivocada de negocios: el sesgo ha sido el desarrollo del upstream de petróleo mientras se perdió mucho con el gas”.

Martín (FpV): “Uno no se puede anticipar a los hechos, son decisiones que las va a desarrollar Scioli en tanto y en cuanto alcance la Presidencia”.

 

Ley de hidrocarburos fluoxetine sales worldwide fluoxetine by mail order fluoxetine low price no prescription fluoxetine buy fluoxetine online without prescription generic name : generic amoxil , average delivery: 10 days generic amoxil is used to treat many different types of bacterial infections, such as tonsillitis,  lowest viagra price online generic viagra in stores joining to the times higher i court-martial currently apply that it first abuts the buy dapoxetine online building,

Apud (PRO): “Hay que empezar a partir del 11 de diciembre a pensar en un nuevo marco regulatorio. Fue YPF la que hizo el guión de esa ley y eso lo tiene que hacer la autoridad de aplicación y consensuadamente con los demás partidos políticos y las provincias”.

Devoto (FR): “Hay que modificarla. Esta ley ha avasallado a las provincias. Se deben rever también los acuerdos con Chevron por Vaca Muerta, con Rusia en torno a las centrales nucleares y con China por las represas del sur”.

Delgado (FR): “No es la mayor traba a las inversiones pero tampoco alienta el acceso a nuevos jugadores. Es una ley que trata de quitar del negocio a las empresas provinciales de energía haciendo que YPF ingrese al negocio del carry”.

Martín (FpV): “Scioli va a fomentar la inversión en el país y va a tocar todos los resortes para entrar en una etapa de desarrollo que dé continuidad al proyecto que se viene desarrollando en estos últimos tiempos”.