El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 30°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 30°C

Vidal va a la Corte para descongelar el Fondo del Conurbano

Además pretende cobrar el retroactivo de los últimos cinco años.

02-08-2016
Compartir

Horas antes de que el Gobierno Nacional reciba a los gobernadores de las distintas provincias en Casa Rosada para rediscutir el reparto de recursos coparticipables y cómo lograr el necesario equilibrio fiscal, la provincia más poblada del país presentará hoy formalmente ante la Corte Suprema una demanda contra el Estado Nacional para “descongelar” el Fondo de Reparación Histórica del Conurbano y cobrar, de manera retroactiva, el equivalente de los últimos cinco años. Hecho que, seguramente, tendrá su eco en el encuentro y será parte de las negociaciones posibles.

La vía judical era una de las alternativas evaluadas por la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, para obtener esos recursos. Ante la dificultad para avanzar a través de una ley en el Congreso (existen tres proyectos que buscan la reactualización), dada la resistencia ya mostrada por algunos legisladores (sobre todo, patagónicos), el reclamo a la Corte ganó terreno con fuerza en las últimas semanas.

Según se supo, el gobierno de la provincia de Buenos reclamó el 10% de la recaudación del impuesto a las Ganancias con el que se constituyó originalmente ese fondo (unos $48.000.000.000, según las cifras actuales) y un retroactivo de los recursos que la provincia no recibió en los últimos cinco años (unos $300.000.000.000). En la demanda, la provincia también exigirá que sea incluida en el reparto del Fondo de Infraestructura Social, que se forma con el 4% de la recaudación del impuesto a las Ganancias y se reparte entre las provincias, menos la de Buenos Aires. El Gobierno Nacional estaría dispuesto a abrir la puerta para que el tema se incorpore en la discusión de hoy.

Presentación

El funcionario a cargo de hacer operativa la presentación es el fiscal de Estado bonaerense, Hernán Gómez, en representación del gobierno provincial, que ya había demandado a la Nación para recuperar los fondos de la coparticipación que en los últimos cinco años fueron derivados a la Anses y la AFIP. Pero la decisión de apurar los tiempos se habría tomado ayer, en el depacho de la gobernador Vidal, luego de una reunión de gabinete entre quienes estuvieron Federico Salvai, ministro de Gobierno; Hernán Lacunza, de Economía; Gustavo Ferrari, Justicia; Roberto Gigante, de Coordinación y Control de Gestión; y Julio Conte Grand, el secretario de Legal y Técnica.

El hecho de que hoy sea la reunión del Ejecutivo Nacional con los gobernadores no parece casual para elegir el momento propicio. Saben que, aunque buena parte de los gobernadores considera justificado el planteo de la provincia de Buenos Aires, no le darán vía libre. Entre otras cosas, porque en un contexto de escasez de recursos, los mandatarios temen que pueda ser a costas de recursos para sus provincias que se satisfaga el planteo bonaerense. Es más, el reclamo de los gobernadores justicialistas Sergio Casas y Sergio Uñac, de La Rioja y San Juan, respectivamente, de buena relación con el Gobierno Nacional, solitando un “mejor” reparto de fondos, señalando que el “interior” necesita “de la mano del Estado” y peticionando por un federalismo “más real” habría convencido a los bonaerenses de ir con la iniciativa ya planteada sobre la mesa.

Contexto

El Fondo del Conurbano fue instrumento creado en 1992 para compensar a la provincia de Buenos Aires por los puntos de coparticipación que había perdido con la ley de Coparticipación de 1988. Y, también, el gesto político del entonces presidente Carlos Menem para congraciarse con su vice Eduardo Duhalde, luego de que éste aceptara ser candidato a gobernador del destrito en las elecciones de 1991. Entonces, representaba el 10% de la recaudación del impuesto a las Ganancias, unos $650.000.000 convertibles. La disconformidad del resto de los gobernadores de entonces y el deterioro de la relación entre Menem y Duhalde hizo que el Fondo se “congelara”, en 1996. Mientras que las sucesivas devaluaciones del peso, desde 2002, le quitaron gravitación.

No bien asumió, Vidal tuvo entre sus objetivos actualizar el Fondo. En una de sus primeras entrevistas como gobernadora, ya había dejada en claro el tema. “La provincia de Buenos Aires presenta una difícil situación económica y fiscal, a lo que se agrega una discriminación de fondos que le corresponden desde hace años y que no se perciben”, escribió luego a las autoridades del Congreso Nacional, para que dé lugar a la pretensión.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés