El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Un mapa mucho más amigable para Vidal en la PBA

Ganó en 118 municipios y se impuso en el Gran Buenos Aires: así, alcanzó la mayoría en el Senado y quedó a dos bancas en Diputados

24-10-2017
Compartir

Cambiemos ganó en 118 sobre 135 municipios de la provincia de Buenos Aires. Sumó poco más de diez en comparación al desempeño de las PASO del último agosto y más de cincuenta si se compara con los comicios de 2015.

Con estos resultados, el oficialismo provincial logró alcanzar la mayoría en el Senado y quedó cerca de ese número en Diputados. También hizo una buena elección en el Gran Buenos Aires (GBA), pese a que allí es donde más demora la mejora en la economía. Con el 99% de las mesas escrutadas, el candidato a senador por Cambiemos, Esteban Bullrich, le sacó más de 380.000 votos de ventaja a Cristina Kirchner, la candidata de Unidad Ciudadana. En agosto, la ventaja fue de 20.000 sufragios en favor de la expresidenta. Cambiemos mejoró en la mayoría de los distritos. En los que ya había hecho una buena elección, y en los que perdió. Amplió ventajas y achicó diferencias. Se impuso en siete de las ocho secciones electorales. En las seis que representan a la capital de la provincia y al interior bonaerense, ya las había coronado en las primarias. Esta vez revirtió en la primera sección, por tres puntos. Mientras que en la tercera, la única que tuvo como ganadora a CFK, la ventaja en favor de Unidad Ciudadana fue de ocho puntos. En las PASO había sido de once puntos.

Entre los 24 distritos que componen al GBA, en trece ganó la boleta de Cambiemos y en ocho la de Unidad Ciudadana. En las primarias había sido en favor del kirchnerismo en quince municipios, ocho para el Gobierno y la restante para 1País de Sergio Massa. El oficialismo se recuperó, por ejemplo, en Lanús, municipio propio en el que había asimilado una derrota en las elecciones primarias.

El escenario es positivo, además, si se piensa en 2019 y las carreras para las intendencias. Por ejemplo, lo sucedido en Hurlingham y San Martín, ambos de la primera sección electoral. Cambiemos se impuso en estos distritos tanto a nivel de cargos nacionales como en categoría de concejales, beneficiados por la mala elección que hizo el espacio Cumplir, de Florencio Randazzo, fila a la que respondían ambos jefes comunales, con la salvedad de Juan Zabaleta, que tras las PASO se fue a Unidad Ciudadana. También a nivel nacional y local ganó en Tigre, donde habita Massa. Y sólo a nivel nacional en San Fernando.

A costa del massismo, Cambiemos mejoró considerablemente su situación en ambas cámaras de la legislatura bonaerense. En el Senado, el oficialismo contará con quórum propio al alcanzar los veintinueve escaños. Quince estarán representados por el peronismo y los dos restantes por el Frente Renovador, que perdió siete bancas en juego. En Diputados, el Gobierno queda a dos bancas del quórum propio. Se consolidará como la primer minoría con 42 integrantes, seguido por el peronismo con 34. El massismo perdió cinco escaños y estará representado por 13, mientras que el Frente de Izquierda y los Trabajadores pudo renovar su única banca.

El escenario parlamentario en la provincia cambiará radicalmente. Durante 2016, un acuerdo con el Frente Renovador le permitió al Gobierno la aprobación de las leyes más importantes. El sector peronista dialoguista también participó de las negociaciones. Ambos están hoy con fuerzas disminuidas, mientras que el peronismo kirchnerista salió fortalecido de esta elección, en lo que refiere a la representación en la legislatura. La composición actual le permitirá a Vidal manejarse con más libertad y poder controlar los tiempos legislativos. Por caso, la aprobación de un Presupuesto sin la incorporación del Fondo de Infraestructura Municipal, exigido por la oposición. También buscará avanzar con la adhesión a la ley de ART que aprobó este año el Congreso de la Nación.

La gobernadora salió ayer a festejar el triunfo en las legislativas con un recorrido en una obra que afecta a la ciudad de Buenos Aires y a la provincia. Se trata de un puente que unirá a Soldati y al partido de Lanús y compartió la foto con los principales candidatos electos, con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y también con Néstor Grindetti, intendente de Lanús.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés