El Economista - 70 años
Versión digital

vie 02 Dic

BUE 21°C
Versión digital

vie 02 Dic

BUE 21°C

Triaca defendió el proyecto de Primer Empleo en Diputados

08-09-2016
Compartir

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se presentó ayer en la Cámara Baja del Congreso para explicar los lineamientos del proyecto de Primer Empleo, enviado por el Gobierno hace más de cuatro meses y, tal como se esperaba, se topó con las críticas de la oposición. Legisladores de extracción sindical asociaron la iniciativa ?que propone beneficios y exenciones impositivas para los empleadores que contraten trabajadores de entre 18 y 24 años? a la “flexibilización” de los años noventa y consideraron que no atiende a los problemas centrales del escenario laboral actual. Triaca, por su parte, admitió la pérdida de 120.000 empleos en lo que va del año, pero prometió que, de aprobarse el proyecto y reactivarse la economía, podrían crearse 240.000 nuevos puestos.

Durante su exposición ante las comisiones de Legislación del Trabajo, Presupuesto y Hacienda y Economías y Desarrollo Regional, Triaca sostuvo que en el país hay “967.000 jóvenes que hoy no estudian, no trabajan ni buscan empleo”, a los que identificó como los “ni-ni”, que representan el 24% de la población económicamente activa. En este marco, estimó que la iniciativa del Gobierno “es la llave de ingreso para mejorar la tasa de entrada de los trabajadores” y confió que con la reactivación económica que se espera en los próximos meses creará 240.000 “oportunidades” de trabajo, la mitad en el NOA y el NEA (donde la iniciativa no tiene límite de edad) y otro tanto en el resto del país. De todos modos, fuentes jerárquicas del Ministerio de Trabajo precisaron a este diario que más que generar empleo, las expectativas del proyecto están puestas en conseguir una mayor formalización.

El ministro de Trabajo, reconoció que en los últimos meses se perdieron 120.000 empleos, especialmente en el sector de la construcción, pero dijo que, como contrapartida, se han creado “35.000 puestos de trabajo”. Por otra parte, trató sin éxito de llevar tranquilidad a los diputados de extracción gremial, al asegurar que la iniciativa “no afecta los derechos de los trabajadores”.

Abel Furlán, diputado del Frente para la Victoria y dirigente de la UOM, fue el primero en manifestarle al ministro que la CGT rechaza la propuesta “porque claramente precariza a los trabajadores”. Furlán dijo que la central obrera entiende que la iniciativa retorna a las prácticas de flexibilización laboral de la década del '90 “porque le da la posibilidad a las grandes empresas de deshacerse de un trabajador activo con más de 30 años en la empresa, para cambiarlo por un trabajador nuevo”.

A esa posición se sumó el kirchnerista Edgardo Depetri, quien al igual que Furlán sostuvo que la iniciativa para fomentar el primer empleo “no es prioridad” para el sector obrero como lo son la inflación, las tarifas, el aumento de las importaciones y otras medidas económicas que entienden que afectan a los sectores populares.

El presidente de la comisión de Legislación del Trabajo, Alberto Roberti, diputado del Bloque Justicialista y dirigente del gremio de petroleros privados, avisó que el proyecto está aún lejos de tener dictamen y que la intención de ese cuerpo es convocar, en las próximas semanas, a las centrales obreras para que expongan su opinión del proyecto.

“Si esta redacción no satisface a los legisladores, busquemos una redacción que sí lo haga”, respondió el ministro Triaca frente al rechazo de los legisladores. El ministro aseguró que la propuesta de primer empleo respeta la ley de contrato de trabajo y destacó que “para evitar suspicacias” los beneficios que se otorgarán solamente “a aquellos que contratan (trabajadores) por encima de la dotación vigente hasta diciembre de 2015”.

Facundo Moyano, del Frente Renovador, resaltó que “la única verdad es la realidad y la realidad muestra que esto nunca sirvió de nada porque es la macroeconomía la que está destruyendo el empleo”, por lo que exhortó a “dejar de jugar para la tribuna y tratar los problemas reales”.

El jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot, intervino para equilibrar las críticas y reclamó que la reunión funcionara como “un espacio de autoayuda” para barajar “propuestas constructivas” y no “destructivas”. Además, el diputado macrista lamentó que “con la misma vehemencia”, en alusión al kirchnerismo y al sector sindical, no se hubiera hecho un diagnóstico realista de la situación del empleo, especialmente en el sector informal.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés