El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

Stolbizer fue invitada especial en la cumbre Massa- De la Sota

Luego de reunirse con el presidente Macri en Olivos, la dirigente del GEN participó del encuentro de UNA en Parque Norte.

01-09-2016
Compartir

Fue la invitada especial del encuentro. Pero no fue sorpresa. La diputada nacional Margarita Stolbizer hace unos meses que estableció una cordial relación política (parlamentaria, sobre todo) con el referente del Frente Renovador, Sergio Massa. Y el Congreso Nacional de Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) fue la ocasión para mostrar ese entendimiento y los contornos más amplio del espacio que tiene al exgobernador cordobés, José Manuel De la Sota, como socio principal y al exministro de Economía, Roberto Lavagna, como figura relevante. Un día después de la reunión de la diputada nacional del GEN con el presidente Mauricio Macri, en la Quinta de Olivo.

En el predio de Parque Norte, los dirigentes de UNA-FR trazaron una hoja de ruta para emprender juntos el camino a las elecciones legislativas del año próximo, se diferenciaron del Frente para la Victoria y se ofrecieron como alternativa ante el Gobierno Nacional. “Sabemos que hay una minoría que construye desde el miedo; acá lo hacemos desde las propuestas”, señaló Massa a la dirigencia reunida en una de las elípticas referencias al kirchnerismo. Y, en su discurso de apertura, repasó la agenda legislativa, destacó la necesidad de apoyar a las pymes y advirtió a sus seguidores que “no es tiempo de las roscas berretas de la política” ya que “es el tiempo de la gente y no de los políticos”.

Voces

En el congreso expusieron, entre otros, los economistas Martín Redrado y Aldo Pignanelli y el dirigente sindical y diputado Facundo Moyano. Además de los referentes del espacio. De la Sota eligió ser uno de los más duros con el kirchnerismo. Lo calificó como una “secta” y advirtió que el Frente UNA está preparándose para la “toma del poder dentro de pocos años”. “Hoy estamos colaborando con la Argentina desde la oposición de una manera responsable, pero también nos preparamos para la toma del poder dentro de pocos años, y eso significa generar un esquema de organización, ideas claras y liderazgos en cada provincia”, señaló el exgobernador cordobés, luego, en declaraciones a la prensa, antes de ingresar al evento. Pero remarcó la “preocupación” por “la caída de la compra, que es enorme” y le recomendó al Gobierno “tener un programa económico que nos saque de la inflación pero que no genere esta recesión que estamos viviendo”.

Massa, a su turno, abrió el juego a otras fuerzas. Dijo que “corre por nuestras venas sangre peronista”, pero subrayó que “es época de sumar” a otras fuerzas políticas, y pidió a los miembros de su espacio que “no pierdan el tiempo en roscas políticas o cuestiones de candidaturas”. La mención a Stolbizer parecía explícita. “Tenemos que construir una Argentina hacia adelante y no mirando el pasado”, dijo la diputada a su turno. “Esto no es un pase casual, vengo convencida que éste es el lugar donde tengo que estar”, enfatizó la dirigente, quien además elogió la “visión de amplitud y de convocatoria” de Massa. “Sería un error muy grande que intentáramos sostener nuestros pensamientos para mostrarnos iguales ya que más eficaz es construir con lo dverso que desde un pensamiento único”, concluyó.

Temas

Massa ponderó en su discurso la ley que aprobó en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, propuesta por su espacio, que limita las reelecciones de cargos electivos. “Hay que hacer una reforma política, basta de las colas y las montañas de papeles para votar”, señaló Massa y pidió terminar con las reelecciones indefinidas de legisladores nacionales.

Por su parte, el exministro Lavagna analizó el cuadro económico. Reconoció que “si no había un cambio de rumbo íbamos a estar peor”, pero advirtió sobre el “aumento del desempleo y la pobreza”. “En materia institucional estamos mejor pero en materia económica social estamos peor que en el momento inicial”, precisó el economista y agregó: “Hay más diálogo, un Congreso que no tiene mayoría pero en materia económica hay un impacto muy fuerte en el interior del país con una inflación anual del 40 % y aumento del desempleo y la pobreza”, dijo. Y subrayó que la Argentina lleva “cuatro años de estanflación y una sociedad que está dividida”.

Que sucederá en la relación con el Gobierno es una de las cuestiones por definir. La relación con el peronismo será la otra. La “avenida del medio”, tal como le gusta decir a Massa, en definitiva, será más o menos ancha de acuerdo a éstas.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés