El Economista - 70 años
Versión digital

mar 25 Jun

BUE 6°C

Se mantienen los cruces por Santa Cruz

Nación adelantó que ayudará con créditos que alcanzarían a $850 M

25 abril de 2017

Pese al llamado telefónico entre Rogelio Frigerio, ministro del Interior, y Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, se mantienen las críticas y los cruces entre el Gobierno Nacional y el provincial.

En la disputa sobre quién es el responsable de la crisis que atraviesa la provincia patagónica, Sebastián García de Luca, viceministro del Interior, señaló que “en el 2007, Santa Cruz tenía superávit y, en el 2015, pasó a ser la provincia más deficitaria del país, pese a la enorme ayuda que venía teniendo, con envío de recursos discrecionales por parte de la expresidenta”. Respondió el diputado nacional Máximo Kirchner, al sostener que “la inviabilidad de ciertas provincias es generada desde el poder central” y aseguró que “el Gobierno de Mauricio Macri prometió una situación económica que no existió, cualquier planificación llevada adelante por cualquier gobernador o cualquier persona en su casa, fue errada. Las promesas del Gobierno Nacional no se cumplieron”.

En la jornada de ayer, Alicia Kirchner denunció a los manifetantes de la protesta del pasado viernes por “daños, atentado  contra el orden constitucional y democrático, sedición y violación de domicilio”. Por lo contrario, los directores de las ochenta y dos escuelas de Río Gallegos entregaron en la casa de Gobierno las llaves de los establecimientos, mientras que los gremios nucleados en la CTA realizaron una medida de fuerza por 24 horas.

Sobre ayudas desde la Nación hacía Santa Cruz, García de Luca aseguró que se está esperando que se completen algunos trámites “para ayudarlos con un crédito del Banco Nación, de unos $850 millones  y buscando la manera de ayudarlos con las garantías y otros requisitos para salir al mercado internacional, ya que ellos lo vienen buscando desde el año pasado” y afirmó que este año “ya se le dio a Santa Cruz, en conceptos de adelantos financieros, $1.200 millones, para pagar los sueldos, y el año pasado $2.000 millones, de los cuales la mitad pasaron derecho a deuda porque no podían pagar”

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés