El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 7°C

Río 2016: la gran apuesta

Más de doscientos atletas argentinos buscarán superar la cosecha de Londres 2012.

05 agosto de 2016

Promesas, consolidaciones, sorpresas. La delegación argentina arribó al país vecino con el objetivo de superar el flojo desempeño de Londres 2012, y hay razones para creer que puede ser posible. El regreso de la generación dorada, la revancha de Del Potro, el momento de Braian Toledo, alimentan el sueño argentino de superar las cuatro medallas (una de oro) obtenidas cuatro años atrás.

Ilusión del básquet

Manuel Ginobili, que se reintegra al seleccionado, el abanderado Luis Scola y Andrés Nocioni, tienen la tarea de contagiar a quienes lo siguen detrás e intentar repetir la hazaña del 2004, en la que se colgaron la medalla de oro, contra todas las predicciones. La buena actuación del equipo conocido como “El Alma” en los recientes amistosos, querrá dejar demostrado en Río el buen presente del básquet local, que contará en la próxima temporada de la NBA con cinco representantes. Además de Ginobili, Scola y Pablo Prigioni, Patricio Garino y Nicolás Brussino, los dos con 23 años, harán su debut en la liga más exigente de básquet en el mundo, en los Spurs y en los Mavericks respectivamente.

Consolidar

Todos son casos particulares, pero los buenos resultados obtenidos permiten ilusionarse con un buen desempeño. Tal es el caso de Federico Grabich, que logró el oro en natación 100 metros libres en los Panamericanos de Toronto 2015 y mantuvo regularidad, o las Leonas, que vienen de ganar por séptima vez el Champions Trophy y con equipo renovado buscarán continuar el legado de Lucha Aimar.

Promesas

Con veinticuatro medallas, el boxeo es el deporte en el cual Argentina logró mejores resultados en juegos olímpicos. En esta ocasión el plantel nacional se ilusiona con Yamil Peralta y Alberto Melian, dos púgiles que atrasaron sus ambiciones profesionales y que, a pesar que les costó la clasificación, y la competencia es exigente, les sobra condiciones físicas y técnicas para dar la sorpresa.

Bajo el control del histórico Santiago Lange, que participará con 54 años por sexta vez en un juego olímpico -obtuvo dos medallas de bronce- sus hijos, Klaus y Yago, competirán en clase 49er, yatching, y en su primera experiencia olímpica tendrán un complicado desafío en las turbulentas aguas de la Bahía de Guanabara. Santiago, correrá está vez sin la compañía de Camau Espinola, actual senador nacional.

Expectativa

Durante dos juegos seguidos la selección sub 23 de fútbol demostró ser una garantía al lograr el oro con sólidas actuaciones. La racha se cortó en Londres, cuándo el equipo no obtuvo la clasificación al certamen olímpico. Esta oportunidad está contaminada por la crisis institucional de la AFA, que entre otros elementos derivó en que el técnico del equipo en estos juegos sea quien lideraba la selección femenina, Julio “El vasco” Olarticochea, y la deserción de varios jugadores. A pesar de las complicaciones, el vasco conformó un plantel de juveniles con trayectoria en Europa o buenos rendimientos en el ámbito local. El equipo, que comenzó con un traspié, tras perder 2 a 0 contra Portugal, deberá enfrentar en zona de grupos a Honduras y Argelia. Brasil, favorito por local y contar con Neymar Jr, empató en su debut con Sudáfrica. El fútbol es la única excepción que se desarrolla en todo Brasil y que comenzó antes de la inauguración.

La apuesta

El rugby argentino en plena ebullición mundial, con franquicia en el super rugby cuenta con la influencia de Agustín Pichot, vicepresidente de la IRB y artícife para que el deporte regrese a un juego olímpico. Participará de una competencia que será vedette por lo atractivo que lo convierte su versión en seven y la participación de grandes jugadores en todos los seleccionados. La UARtiene como objetivo dejar una buena impresión para demostrar que el esfuerzo y la apuesta en la profesionalización del deporte pueda continuar cosechando triunfos. Juan Imhoff, una de las estrellas del rugby francés, que por cuestiones burocráticas no puede jugar con Los Pumas, sorteó una barrera de cuestiones reglamentarias para poder integrarse al plantel del seven.

Revancha

Juan Martín del Potro y Paula Pareto arriban a Brasil con ánimos de revertir situaciones diversas. Del tercer puesto de 2012 al presente, hay un mar de realidades vividas por Del Potro. Las lesiones trabaron su carrera e impidieron el crecimiento de una de las apuestas deportivas más importantes del país en los últimos tiempos. Delpo, que este año logró cierta regularidad y buenos resultados, deberá enfrentar en la primera ronda al número uno del mundo, Novak Djokovic. Su compañero, Federico Delbonis, corrió la misma suerte que el tandilense, se enfrentará en el primer partido a Rafael Nadal. Pareto es de las más grandes esperanzas con la que cuenta la delegación argentina. La “Peque” logró el oro en Beijing 2008, y tras un quinto puesto en Londres, salió segunda en el mundial de judo de 2014 y primera en 2015. La mayoría de los pronosticadores coinciden en que Pareto será una de las argentinas en subirse a un podio. 213 atletas conforman la delegación argentina, capitaneados, por Luis Scola, el abanderado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés